Páginas

jueves, 29 de noviembre de 2012

Mi último día con 23.


Jamás había tenido un año tan movido en mi vida, ni siquiera cuando cumplí 17 y entré a la universidad. Mis 23 años fueron decisivos, aún no sé cuál será el desenlace pero no cabe duda que hubo un punto bien marcado a esta edad. Haré un recuento breve, prometo expandirme en otros post ya que ahora sí tengo más tiempo.

Este año:


- Traté de hacer una productora audiovisual con mis amigas. La cuestión duró

viernes, 9 de noviembre de 2012

Daños colaterales...


Es sabido que hacer diligencias legales en este país es lanzarse al hueco espartano de la muerte. Es algo así como ser un japonés decidido a montarse en su avión en pleno años 40, listo para su labor kamikaze. La  enemiga conocida es la burocracia, esa maldita hija de puta millonaria que resulta en sellos y estampillas. Pero luego de