Imagen del día.

Imagen del día.
(:

Aniversario -retrasado- de este blog + videíto para la ocasión

El 8 de abril del 2009 estaba muy fastidiada en las vacaciones de Semana Santa, esa madrugada tomé la decisión de hacer un blog para continuar archivando nimiedades de mi vida y así darme un banquete cuando fuese una vieja con tardes aburridas. Esa es la misión de todo lo que guardo en videos o escritos, ya que cuando uno es viejo se alimenta de sus recuerdos, pues qué divertido será poder verlos sin que mi memoria los modifique (tanto). Desde pequeña he recopilado cosas, desde el 98 me ando grabando hablando tonterías, también tuve varios diarios pero siempre los llenaba hasta mayo porque me fastidiaba luego, etc.

Sin embargo, el blog comenzó como un proyecto que cubría varios flancos: archivaría recuerdos, atenuaría la soledad -de esa que sientes incluso teniendo un novio-; y llamaría la atención de un chico que admiraba de aquella, quien también tenía un blog con videos (y no, no era Gabriel). Las tres metas se cumplieron al inicio, aunque con el chico solo llegue a varias conversas por Gchat -además él se fue a España a vivir y yo tenía novio (cero interés en tener otro adicional)-.

Después, sirvió como el papiro en el que escribiría esas letanías de la crisis de mi viejo noviazgo hasta llegar a la ruptura, por ahí hay muchos post hiper-dramáticos del 2009-2010. Vaya que fue una excelente terapia escribir, lo malo fueron las ojeras que tengo desde esa época de madrugonazos.

Tener un blog hizo que me topara con otros que también escribían sus cotidianidades, relatos, etc. Eso además de entretenerme, dio pie a conocer a personas muy chéveres y divertirme con sus historias. También tuve esa época en la que colocaba aquí todos los videos que grababa con la iMac en una suerte de narcisismo 2.0, "párenme bolas, señores" se leía entre líneas.

Mi blog es temperamental: toma la temática de turno que tenga en mi cabeza, por lo tanto el primer año y medio hay mucho de cine, audiovisuales, recomendaciones de videos, etc; luego, la cosa toma otro rumbo y aparecen los "Stand Vid Comedy", la tesis, la graduación y todos esos dramillas postuniversitarios. El blog es mi cara pública y personal, y para quienes acusen esto como una pérdida de la intimidad -como ciertos profesores en mi carrera- hay que decir que uno escribe lo que considera que puede sostener ante otros, de lo que puede hablar cómodamente y si algo no supera esa barrera, se queda en borradores, y vaya que yo tengo muchos escritos en ese espacio, como un blog paralelo.

Cerrando el recuento, pienso que este sitio ha tenido un logro incluso mayor al de su meta inicial (el de archivar todo). El logro mayor fue crear una identidad lo suficientemente explícita de mí misma en un sistema tan convulsionado como el Internet, lo cual tuvo un estupendo efecto secundario cuando cierto chico, en un acto de curiosidad, se le ocurrió visitar este espacio -siguiendo un comentario que le dejé en su blog-.

Sin duda alguna, el logro que más disfruto de toda la experiencia fue haber conocido a mi adorado compañero, Gabriel. Sin blog no hubiese existido ese link detrás de mi nombre en aquella cajita de comentarios; sin blog no hubiese existido aquella inquietud por conocer a otros que también escribían y así llegar hasta el suyo; sin blog no hubiese sitio perfecto en el que poner las cosas que pienso o las que hago. Todo eso fue indirectamente una tarjeta de presentación que llamó la atención de este chico, así como a mí me llamó la atención aquel sitio titulado "conidayvuelta" (que de aquella era bastante diferente). Bien por mi blog y esa pequeña cuota de responsabilidad que tiene en las mañanas de los domingos cuando me despierto entre risas y cosquillas.

Confieso que he pensando en cerrarlo muchas veces porque ya no lo actualizo como antes, lo veo moribundo, famélico y demasiado descuidado, pero luego pienso "en dónde voy a escribir cuando esté en la PC y quiera desahogarme, mostrar algo o dejar algún recuerdito" así que lo mantengo y eventualmente le doy su mérito. Por eso hoy hice algo para conmemorarlo esta vez y no pasaran tan debajo de la mesa estos tres años, feliz aniversario a mí:



Por ahora, las vacaciones continúan...

-Ele.


Blog Widget by LinkWithin