Páginas

viernes, 10 de febrero de 2012

Sobre la jeva enamorada que siempre habla de su novio.

Ahora que diariamente tengo reuniones con mis "socias", estoy comenzando a notar un fenómeno un tanto... ¿molesto? No sé si catalogarlo como "molesto" pero me estoy dando cuenta que para todo saco anécdotas, lecciones, reflexiones con mi novio. De un momento a otro yo sólo digo "cuando él y yo", "él dijo una vez que..." o "nosotros solemos pensar que". Cariño, ¿qué ocurre?, me pregunto silenciosamente luego cuando estoy totalmente sola. Y me he vuelto muy consciente de eso porque yo solía aburrirme de las tipas que al hablar, siempre, y nótese que siempre, el nombre de su novio salía a flote en todos los temas. Quizás sea porque los temas que se tocan son "relaciones sentimentales", pero antes yo sacaba mis conclusiones tomando referencias de experiencias de terceros mezcladas con las mías, ahora la cosa me parece diferente.

Aunque no termina de hacerse totalmente molesto para mí porque de verdad mi propósito no es alardear, es comentar sobre el tema y qué coño, mi única referencia es él y mi ex -tampoco es que he tenido muchos hombres- pero ya me comienzo a ver como la típica mujer que para todo mete al novio. Repito, no lo hago por alardear (quien mucho alardea peca de sospechoso), tampoco es que estoy pintando un universo de rosas y gomitas de ositos en el que vivimos (y muéranse de la envidia, perras). No. Incluso para ejemplos de infantilidades mías puedo nombrar "al novio". Pero basta, basta por un momento. No sé qué pensarán mis amigas que se deben calar mi verborrea, pero a veces me desconozco tanto que me sorprendo. Al final del día opté por callar un poco o responder con cosas propias, y ya luego la conversa cayó en un terreno en el que si sacaba el nombre de mi novio, sería estúpido, pues eran anécdotas de la infancia y por favor, qué pinta meter al chico ahí.

Creo que haré un ejercicio de monje zen y me dedicaré a escuchar más, hablar menos. Es raro, me fascina estar enamorada y admirar a alguien como él, pero por cosas como éstas me siento tan babosa que me asusto. 

-Ele. 

No hay comentarios. :

Publicar un comentario