Páginas

viernes, 29 de abril de 2011

Penúltimo viernes universitario.

La desgarbada mujercita con cachetes inflamados y verdosos -por una reciente operación de las cordales- que entró en una concurrida "aula 20" ya no tenía las manos frías ni la mirada sigilosa, analítica. Ya no tenía por qué temerle a aquella cuestión legendaria llamada "universidad", ya ese mito urbano estaba a punto de caducar en tan sólo siete días. Si esto fuese una carrera, en tan sólo unos breves sudorosos kilómetros estaría a punto de romper la cinta de la meta.

El bullicio y la ansiedad adolescente de esos días ahora se convierte en la quietud y planificación. De la desesperación por ver el amanecer y atardecer en la universidad, hasta pasear por ella como un extranjero a punto de partir.

Soy el muchacho de tiananmen presenciando, allí, lo que viene.

Me causa gracia que todo esto llamado universidad concluya en un papel que te dé una licencia para comunicar -en mi caso-. Pero lo intangible, las ideas, es realmente lo que una se lleva de allá. Es mentira que la universidad no te afecta, sí lo hace, sólo que afecta de manera diferente a cada quien. Es un tratamiento personalizado incluso si eres un apellido más en una larga lista.

Siempre me pareció fascinante cómo esta dinámica de la universidad hace que la gente cambie sus grupos, estilos, gustos, manera de hablar y pensar.

Estudio o estudié en una universidad con prácticas algo diferentes: desde el primer hasta el último año, tus compañeros de clases son los mismos -a menos que se vayan, los boten, etc-. Además, es una universidad que no permite arrastrar más de dos materias, por lo que es algo seguro que te gradúes en exactamente cinco años. Creo que esto último es un plus que no sabía al comienzo. Aparte, jamás cuadras tu horario, ya todo viene hecho -aunque es probable que vayas a la facultad a armar la respectiva queja por quedar inconforme-.

Entonces, de alguna manera, esto es como la extensión del colegio, sólo que con más responsabilidades, experiencias, "amistades", debates, dudas, etc.

Aún siento que esta danzante burburja está más cercana al colegio que al suelo del siguiente mito en la lista: "el -jodido- mundo real". Pero ese mito merece su post individual.

Me gustaba quedarme unos cuantos minutos viendo a la gente en mi salón y en los pasillos mientras me imaginaba el día final; creo que tengo esa manía de imaginarme cómo será el "último día" en mi "primer día" -asumo que me atraen los finales-.

La cuestión es que ya no hay distancia entre mis alucinaciones adolescentes y lo que en breves meses ocurrirá: una tarima, jueces, títulos y jóvenes reunidos esperando por ellos. Ya no hay una gigantesca barrera de tiempo para que las calificaciones se conviertan en billetes marrones, verdes, rosados, amarillos -son curiosos los colores de nuestra moneda-. Donde la "independencia" pasa de ser el cómodo ideal de un rebelde sin causa, a una necesidad intravenosa.

Ya el nido comienza a apretarnos.

Nos pedirán que extendamos la mano y nos podrán el sellito de "recién graduado". Seremos "nuevones" en la "realidad". Aunque me parece subestimarse un poco ridículamente, mas en algo estoy de acuerdo: hay cosas importantes que durante la universidad o la juventud de las que, simplemente, no estás consciente y que luego cachetean tus mejillas.

Pues bien, digamos que estoy en mi transbordo al "mundo real", figurando qué hacer cuando llegue, planeando, imaginando y con las conocidas expectativas... pero ya sin los cachetes verdes ni el nerviosismo pueril.

En sólo siete días aquella estación que fue el "aula 20" comenzará a mancharse de sepia y a alejarse aceleradamente, como es usual, en este complejo viaje.

graduación - julio 2006 -
abril 2011
-Ele.

jueves, 28 de abril de 2011

Stand Vid Comedy - Bloopers 2d temporada - parte 1

Para quienes tienen aquella curiosidad de ver cómo se hacen o qué sucede tras cámara de nuestro "show" pues acá les van los bloopers -que también son hechos para recordarnos de los errores y hasta accidentes (el de la cámara casi me mata) que hemos "sufrido" hasta ahora-.

Así que disfruten y vean qué ocurre detrás de aquellas situaciones y diálogos (improvisados), creo que les agradarán tanto como a nosotros.



Nota: si te ha gustado el video, la mejor forma de darnos las gracias es que lo compartas con tus amigos y conocidos; ya sea por Facebook, Twitter, Tumblr o Msn. ¡Gracias!

-Ele.

domingo, 24 de abril de 2011

Nueva plataforma de comentarios - Cómo instalar "intense debate" en Blogger


Me harté de la pobre plataforma de blogger para comentar. No es que mi blog sea el foro romano, pero me estresaba bastante no poder responderle adecuadamente a cada persona que viniese a comentar -y me cansé de escribir "@fulanito de tal"-.

En otras páginas había visto que Intense Debate funcionaba bien para mantener las conversaciones y he visto que Disqus es una sencilla plataforma que también es mejor que Blogger en este tema. Esta vez me decidí y probé la primera opción (y si no funciona corro a la segunda).

Es sencillo instalar Intense Debate en Blogger si lo haces desde su propia página (intensedebate.com) -antes de instalarlo busqué tutoriales pero al ver tantos códigos html sentí que no podría hacerlo y me frustraba un poco (además que ya mi plantilla sufrió ese desbarajuste que tiene al final)-.

Así que lo que hice fue:

1. Ir a http://intensedebate.com/
2. Acceder a mi cuenta (si no tienes, debes crear una)
3. Ir a "Manage blogs/sites" (y presionar "add a site/blog") -recuerden que la página está en inglés-.
4. Introducir el url del sitio que tendrá la plataforma de comentarios. En mi caso fue "http//www.elenaenvacaciones.com".
5. Aparecerán unos pasos en la propia página que uno deberá seguir; pero se reducen a bajar tu plantilla desde blogger, subirla a Intense Debate, esperar que él haga todo el proceso y copiar el resultado final (el código html) en nuestra plantilla.

Sin embargo, detalladamente, la cosa fue es así:

5.1 Ir al escritorio de blogger, luego a la pestaña de "diseño" y ahí a la subpestaña "edición de html".

5.2 Descargar la actual plantilla - esta la opción la verás dentro de la propia pestaña de "diseño"-. Colócala en el escritorio de tu computadora.

5.3 Luego en Intense Debate le das al botón "upload" y él te pedirá que introduzcas la plantilla que acabas de bajar -la cual está en tu escritorio-.

5.4 Intense Debate agrega el código html automáticamente a esta plantilla que subiste y te coloca en un cuadrito tu nuevo código html, selecciona todo que está en ese cuadro y cópialo.

5.5 Selecciona todo tu viejo código html dentro de la pestaña "Diseño/edición html" y bórralo -da miedo, lo sé, pero créeme, no pasará nada malo porque Intense Debate guardó tu plantilla y le añadió la sección de comentarios en ella, todo esto lo tienes en el portapapeles en ese momento-.

5.6 Ahora que tienes el editor html vacío, pega el código que te dio Intense Debate. Deberás ver que todo ha vuelto a la normalidad: tienes el editor con la configuración de tu plantilla más lo agregado por Intense Debate. Puedes darle "vista previa" -verás que aparece "Comments (0)" debajo de cada post-.

5.7 Click a "Guardar cambios"

6. Listo. Ya está instalada la plataforma. Luego podrás jugar en la misma web de Intense Debate y modificar los colores y demás apariencia de la caja de comentarios (eso lo haces en la sección de "Site" o dentro del "Dashboard").

7. Probar y disfrutar.

Feliz "Debate".

Notas: Yo elegí sólo utilizar Intense Debate en los posts que no hayan tenido comentarios y en los nuevos posts; por lo tanto las publicaciones que ya hayan tenido comentarios seguirán con la plataforma de Blogger. Igual en la página hay una opción para que todas las entradas tengan a Intense Debate como su plataforma.

Espero que me haya explicado aunque sea un poco. De igual forma creo que hasta instintivamente (y conociendo un poco el inglés) se llega al asunto. Lo importante es que siempre se tenga un respaldo de la plantilla actual en caso que algo malo suceda se vuelve a subir y nada ha pasado.

¿Dudas?

-Ele.

sábado, 23 de abril de 2011

Flyer - Stand Vid Comedy - "Bloopers" Parte1 - 2°temp.


Señores, señoras y señorines. Gabriel y yo estuvimos revisando los archivos infinitos de "tras cámaras" y decidimos que para evitar concluir la temporada con un mega episodio de 30 minutos de bloopers, era mejor dividirlos en dos partes: una la semana que viene y otra para el final de la 2da temporada.

Este miércoles verán la primera parte de todos esos errores cometidos, jodedera y hasta "discusiones" entre nosotros. Se podrán deleitar con el behind the scenes de episodios como "Niños adultos", "Soy una estrella", "Decir no", "Gracias", "Promesas" y pare usted de contar. Esperamos que su voyeurismo sea complacido y así hacemos un espacio entre crítica y crítica.

Así que pendientes este miércoles. He aquí el flyer.


Si quieren saber más, únanse a nuestra página de Facebook: http://www.facebook.com/coolcollabs

"Gracias"

-Ele.

viernes, 22 de abril de 2011

Mi novio es un rockstar


Esto suena a frase expulsada por la boca rojiza y brillante de una eufórica colegiala mientras impone su ego entre sus amiguillas.

O por el contrario, es la lapidaria frase de una mujer solitaria que observa cómo el aire húmedo le enfría la cena que hizo en tres horas.

Quizás es la frase solemne que suspira una mujer mientras él, desde la tarima, le dedica una canción compuesta para ella; un libro, un cuadro, un invento, un reino, etc.

Si le agregamos el adjetivo "maldito" antes de rockstar, será la sentencia final de una mujer enfurecida por los celos que, siguiendo con el patrón del culebrón miamero, lanzará cuanto portarretrato, floreros y vasos encuentre.

Como sea, tener un novio cuya personalidad, profesión o pasión lo "destaca" del resto puede ser algo entre divertido, excitante, tedioso hasta doloroso... me imagino.

Mi experiencia en ese ámbito es "pauperrísima" pero hoy he estado divagando en la idea y es por eso me aventuraré a escribir sobre el tema -además hay cierta amiga cuyo novio sí es un rockstar, de esos que fueron a los Grammys (latinos, me refiero) y aunque de ellos no hablaré (de ella me acordé al escribir la palabra rockstar en mi título) me sirvió para comprobar o rechazar ciertas cosas-.

Que tu novio sea una persona reconocida puede traerte beneficios instantáneos: acceso a lugares o personas "de élite"; dependiendo del caso habrá mayor o menor cantidad de dinero "gastable" para uno; viajes, fiestas, reuniones -socialización extrema- y demás cuestiones que nos vende la tv -específicamente Mtv (que ya la "M" no pareciese ser por Music sino por Mainstream)-. 

Pero me pregunto, ¿cuál es el lado sucio y maloliente de tener un novio que todos reconozcan en todas partes? Es acá donde la divagación me parece entretenida.

Para tener un novio que sea reconocido en varios ámbitos o al menos en el mismo ámbito que el tuyo, debe haber una maduración del ego. Es un punto clave, me parece. Pero en la práctica, cómo lidiará "la esposa de Bill Gates"* con el hecho que su esposo sea o fue elchivoquemásmea por mucho tiempo -quizás con tanto dinero no haya problema alguno, no sé-.

Cómo se lidia con el prefijo "la novia de", "la esposa de"; para superar esto, ¿aplican la costumbre, la racionalización, se vuelven locas o simplemente compran cosas para satisfacer sus deseos de grandeza? -¿tendrán deseos de grandeza?-.

Otro punto es la demanda de atención: cómo hacen las mujeres cuyos novios son deportistas consagrados que deben pasar horas entrenando y llegan cansados, yéndose a dormir de una vez. ¿Qué se inventa la Primera Dama -de cualquier otro país porque en este no hay-, en las noches para que le presten atención?; ¿apreciarán ellas las horas en que comparten con sus novios o se torturarán con el hecho que ellas son un ítem en la apretada agenda?, quizás buscarán unas "vías de escape" con otros hombres, justificando la montada de cuernos con la desatención que "sufren".

Creo que esto se va uniendo al tema de los celos. En caso que el tipo sea deseado por cientos de mujeres alocadas y eufóricas, cómo hace la novia para lidiar con esto; ¿pensará ella: "griten lo que quieran, malditas, él sólo se acuesta conmigo" o vivirán tensas con el asunto? Creo que habrán mujeres que el hecho que su "macho" sea deseado por una manada de "hembras", le enciende la maquinaria, porque estará divirtiéndose con el juguetico que las demás niñas desean pero no pueden tener.

Ahora, ¿será siempre así?, qué tal si por ejemplo el novio es un artista y le toca trabajar con otra mujer a quien él admira, ¿cómo haces el jueguito de "i'm the chosen one, bitch" ahora?, él ya no estará rodeado de mujeres eufóricas sino que trabajará con quién él estima, admira o gusta.

Entonces, si resulta que tienes un novio "famoso", cómo desligas el entorno de la relación o cómo se compenetra. Cómo le llevas el paso a la relación. Le terminas antes que él te proponga un trío con heroína incluida o te unes a su fiesta salvaje porque es lo que siempre has disfrutado y admirado de él.

Es quizás una cosa que peque de banal; puede que ni las mismas novias de tipos reconocidos -pobres o ricos- se plantean conscientemente, dejando que la mecánica de la relación vaya creando parámetros. Pero me parece interesante por el macabro juego del poder, ego, banalidad, amor, etc. Es una densa y explosiva mezcla dentro de una licuadora industrial.

Además, por ser yo una persona con este problema de competitividad y ego -que está siendo trabajado, a base de coñazos, para poder entrar a la madurez real- el tema es muy curioso.

Me imagino que esto es totalmente aplicable en viceversa, los hombres también se pueden preguntar estas cosas, también pueden portar sus prefijos y ser los desatendidos -por ejemplo, ¿cómo hace el novio de una actriz porno para llevar su noviazgo?-.

Creo que al final lo mejor es que ambos tengan su espacio de reconocimiento, así sea pequeño o grande. Quizás la esposa de Gates sea reconocida por sus tortas de manzana y alguna mujer en una de sus reuniones le diga al multimillonario: "Ah, con que tú eres el esposo de Melinda...".


Pues bien, son interrogantes que veré contestadas quizás no por experiencias propias -o quizás sí-; el punto es: siempre hay que dejar en el aire las dudas para que sean cazadas por certezas.

-ok, juegos de palabras en la madrugada, es hora de dormir-.

-Ele.

*La esposa de Bill Gates se llama Melinda French. Gracias, Google.

jueves, 21 de abril de 2011

Aniversario accidentalmente bajo perfil - el blog cumple 2 años.


Ayer estaba mirándome en el espejo, maldiciendo un poco mis ojeras que han sido producto de las intensas desveladas que me eché desde que tengo un blog. Justo ahí recordé "Ok, mi blog ya cumplió dos años y no hice nada para celebrarlo". Pues sí, mi blog vuelve a tener un cumpleaños casi nulo como el del año pasado.

Abrí este blog el 8 de abril del 2009 en un arranque de querer escribir y escribir para desahogarme de tanta rutina asfixiante que llevaba con mi exnovio, la universidad y demás elementos que se repetían una y otra vez.  Además que estaba de vacaciones y no sabía con qué divertirme realmente -ya ver cortometrajes y videos en vimeo me parecía repetitivo-.

Mi blog ha tenido muchas etapas, así como yo. 

Por ejemplo: al comienzo escribía mis pensamientos hacia un chico que por lo inteligente y buen mozo, me atraía un poco, con quien había chateado varias veces pero que en persona teníamos cero química y cero temas de conversación -por lo que ni de amigos servíamos-. También posteaba videos, cortos y demás cuestiones audiovisuales porque aún tenía "el sueño" de ser cineasta. A finales del 2009 comenzó esta decadencia emocional; entonces escribía entre deprimida y confundida.

Luego hubo el rompimiento y esa fue "La etapa", terrible, depresiva, confusa, etc. Allí escribía con los ánimos por el piso, varias veces llorando y otras veces dejaba todo en borradores porque comencé a toparme con la autocensura -ahora muchas más personas me leían, ya no podía simplemente decir todo lo que se me venía a la cabeza-.

Después conocí a este chico con quien tuve bastante química desde el primer momento así que mi blog sufría una dualidad en sus escritos pues ya no sólo eran desahogos sino deseos y expectativas escondidas en mis posts -pero algo escondidas pues este chico leía mi blog-. Todo eso lo escribía bajo las etiquetas de "Ramón Azul" -algún día contaré el porqué de ese nombre- y "Mr. Blue Sky" -la cual me vino a la mente mientras escuchaba la canción de ELO que tiene ese mismo nombre-.


Luego mi blog entró en esta especie de punto muerto donde  las cuestiones dramáticas suelo conversarlas con mi actual novio y ya el blog se queda sin esas venenosas letras de desahogo -siendo esa su principal función desde el día uno-. Entonces, aunque posteo cosas, a veces siento que no es lo que al inicio fue. He querido cerrarlo pero no puedo, de verdad, no puedo.

Entonces comienza esta etapa en la cual ya veo que postearé sobre el proceso de mi graduación y de las expectativas que tengo sobre el futuro. En sólo dos semanas y un día será el último día de clases universitarias, luego de eso: ¡caput! it's over. Así que podría decirse que he entrado en mi período de graduación, el "gran finale".

Pero, pénsandolo bien, al final este sigue siendo mi reducto, mi cómplice nocturno, mi ombligo público.

Nunca pensé lo genial que era tener un blog y más para personas como yo que siempre necesitan expresarse. Siento que tengo un espacio enteramente mío y se ha vuelto una especie de extremidad. Tanto es así que he tenido conflictos conmigo misma por el rollo de la censura, y con otros porque sentía que no podía escribir lo que me diera la puta gana. Obviamente en momentos como esos uno coloca en una balanza el peso de cada cosa y al final perdía más publicando mis dramas en mi blog que dejándolos en borradores -a.k.a. el blog paralelo-. Pero así de importante para mi es tener un espacio.

Además, el blog me ha ayudado a escribir, me ha obligado a crear una mejor ortografía porque no me gusta publicar ideas mal escritas.

Y no sólo eso, ha "ayudado" a otras personas que se han identificado y me lo han hecho saber; además gracias a él me conocieron personas importantes ahora en mi vida.

Lo negativo: me ha sacado unas macabras ojeras, dos años escribiendo en las madrugadas no es fácil.

Hola .com

En febrero de este año, unas amigas me regalaron el dominio y eso fue la frutica decorativa del pastel. Es muchísimo más cómodo y estético decir "elenaenvaciones.com" a "elenaenvacaciones.BLOGSPOT.com", parecía un trabalenguas inmemorizable. Así que aunque estaré esclavizada al pago del dominio, me fascina tenerlo. Así que gracias, chicas.

Así estamos ahora: un blog que sigue siendo sobre mi y que apartir de dos semanas tomará un sentido casi literal; ya sin clases y sin trabajo -aunque esto es relativísimo- estaré propiamente en eternas vacaciones.

Sin más, acá está mi primer post un 8 de abril de 2009. 
Feliz cumpleaños a mí. 
Enjoy it.


NOTA: Es shockeante ver mis dientes en ese entonces; desde octubre los tengo diferente -sin ese gap-. 


--

"Mi primera entrada (con un videito, para empezar bien la cuestión)"


(El video se puede ver en HQ en youtube)
Luego de haber tenido varios intentos de blogs pues aprovecho estas vacaciones para crear uno, que espero sea el definitivo. No sé si hago esto porque son las 2.34 am y se me ocurrió que sería una buena idea. Igual siempre necesito un lugar donde escribir lo que pienso (no me basta ni con facebook ni con twitter). Como en vacaciones paso el tiempo suficiente en la computadora entonces esto de seguro será la mejor manera de registrar las cosas curiosas que pasan por mi mente y se escapan por mis dedos.
Es por eso que dejo posteado este video, hecho justo media hora antes de crear el blog y subido finalmente luego de casi de una hora -se escucha mejor con audífonos-.  Ya son las 2.59 am así que a dormir!
"Buenas noches y buena suerte"
- Ele.

miércoles, 20 de abril de 2011

Jugando en polyvore

Soy un verdadero desastre con aquello de la moda, el maquillaje y los peinados. Créanme.
Quizás no nací con ese gen del glam -etc-. Creo que el  único momento en mi vida donde estaba "actualizada" con que sucedía en ese "mundo" fue en el 2006, cuando todas las tardes me autolavaba el cerebro viendo fashiontv (ftv) de resto, creo que no tengo idea de qué llevar... o bueno, corrigo, no tengo idea de qué llevar siendo gorda. 


Así que, aunque estoy tratando de rebajar lo más posible para el día de la graduación, debo ir buscando los vestidos que usaré y ese montón de cuestiones femeninas que a los hombres les destrozan los escrotos (de tanto sentarse a esperarnos).

El punto es que creo que al jugar con polyvore podré estar clara de qué coño usaré. Es medio jodido estar pendiente de esto pero creo que será el único momento donde la banalidad no me molestará. De resto, no tengo otro big day ya que no planeo casarme por la iglesia y demás -que sería otro momento para dejar llevarse por la cuestión del "qué me pongo"-.

Entonces, jugaré con polyvore. Sería interesante encontrar personas que propongan buenas combinaciones y así ir con mi mente clara y fresca a las tiendas.

Y para que se entienda la situación: yo soy tan difícil con las compras que desde diciembre sigo usando los mismos zapatos y no porque no tenga dinero para comprar, sino que cuando los compro no me quedan, me quedan mal, no me gustan luego de salir de la tienda, etc -como un par de nine west que compré (color mostaza) que NO me quedan-. Así que, here i go.

Esta es mi primera propuesta para la firma del acta:

martes, 19 de abril de 2011

Pregúntale cosas a Elena y Gabriel - Coolcollabs responde *nueva sección*


Viendo que hay personas que nos hacen preguntas sobre los Stand Vid Comedy y otros temas, pensamos en hacer una sección en video para dejar ahí documentadas nuestras respuestas. Haremos varias ya que sabemos que en un sólo video no podremos responderlas todas.

Creo que será una divertida experiencia pues a veces suelo morir de la risa con las preguntas-respuestas que me hacen o que le hacen a Gabriel por Formspring; además, mucha gente nos ha pedido que hagamos un ustream pero digamos que este es el nivel 1, que luego de esto, puede ser.

Así que desde hoy están bienvenidas todas, absolutamente todas las preguntas y dudas sobre nuestro show, opiniones sobre diferentes temas, incluso si quieren saber algunas anécdotas, etc. Todo es permitido en esta villa del señor -feudal-.  

Hay varias vías para dejar sus dudas:

Nuestro FB -> http://www.facebook.com/coolcollabs
Nuestro correo -> coolcollabs@gmail.com
En la caja de comentarios de este post o el de Gabriel
En formspring -> http://www.formspring.me/elenavictoria
En Tumblr -> http://elenaenvacaciones.tumblr.com/ask

Ya está, por todos esos caminos se llega a Roma, así que comiencen a disparar.

Ya quiero ver qué nos preguntarán -y estoy segura de una pregunta en particular que se repetirá (todos sabemos cuál es)-.

-Ele.

Pijamada online - efectos del insomnio

La historia va así: Merce, Sofía y yo no podíamos dormir, comenzamos a ver videos sobre peinados y maquillaje; de repente nos dimos cuenta que estábamos en una pijamada digital vía facebook; así que comenzamos a ponernos retos; #challengeaccepted era la actitud. Por un momento dejamos de ser las mujeres que se graduarán en par de meses para ser estas ¿niñas?

Primer reto: trenza

Sacada de:


El reto era hacerla.

Ok, Facebook no me deja subir la foto de mi trenza. Acá está, chicas:


Merce

Sofi

Estoy haciendo esta pijamada digital/online con mis amigas Merce "insómnica" Rojas y Sofía "Denim" Maniglia. Creo que Sofía ganó.

Segundo reto: maquillaje

Pero la cuestión no terminó ahí, luego de eso, el reto fue el maquillaje. Estábamos abducidas por tutoriales de maquillaje, así que comenzó el segundo challenge nocturno.

En mi caso tuve que desempolvar el maquillaje viejo que tengo por ahí; un maquillaje podrido pero que resultó ser mi único y fiel amigo para luchar contra estas dos fieras. Como no soy buena para seguir instrucciones, comencé a hacer mi propio maquillaje al que llame "maquillaje para terminar con tu novio": No sólo me maquillé, hice un video de eso y quizás mañana lo subo -si es que la vergüenza no se ha apoderado de mi-.

Al final, he acá el resultado. Parece que hubo un empate, aunque yo voto por mis dos amigas, mi estilo ochentoso está out-of-the-business.


wow





¿qué?

ja! la típica pose de la manito y la cara "intensa". Fail.

Ok, admito que es injusto que haya colocado tantas fotos mías, pueden notar el aire ochentoso en mis fotos, se lo atribuyo al largo playlist de The Black Keys que escuchaba mientras me maquillaba. Personalmente, me agradó el maquillaje de Mercedes y luego el de Sofía. Quedamos que en éste hay un empate -no pudimos elegir a la ganadora-.

Siguientes retos

Si alguna vez volvemos a este estado insómnico el reto será: uñas y cortarse el flequillo -estamos en conversaciones con Mercedes para que acceda-.

En fin, fue algo divertido, pero definitivamente: no sirvo para esto. Respetos a las que se dedican a maquillarse para ganarse la vida, esto es muy cansón y hasta me da miedo de dañarme la piel -más-.

Son las 4:00 am.
Ojeras, tiempo de dormir.

-Ele.

lunes, 18 de abril de 2011

"Television is a drug"

Antes de dormir vi este "corto" y me pareció excelente, un buen "typemotion" sencillo y al punto. Bastante energético y con un mensaje que mojaría a mi profesora de antropología -la que siempre habla del hombre masa, la tierra fértil, etc-. Igual, está bueno el fondo y el envoltorio.
Disfrútenlo.



-Ele.

jueves, 14 de abril de 2011

Divagué.

Hay noches donde necesito vivir sola. Salir del cuarto y caminar por un apartamento solitario, callado y tranquilo. Sé que todo puede convertirse en una película de horror y que la paranoia me haga sentir que alguien ha entrado; o quizás se convierta en una película de drama y melancolía, de luces desenfocadas y el humillo de un té caliente.

El punto es que me encantaría poder tener ese espacio para mí -y no sólo sentir que me refugio en los estrechos centímetros de mi escritorio-, alejada de mi hermano que anda en la peor parte de su adolescencia y de una madre que parece una enfermera con su "ya te tomaste el agua", "ya fuiste al baño", "es hora de dormir" -nuestra enfermera personal (tener una mamá médico es vivir así)-; menos mal que mi papá es tranquilo, él sólo se echa a ver tv y a tocar su guitarra (y aún puedo tolerar sus sonidos).

De verdad, necesito soledad o quizás sólo necesito "paz"; diré que estando en un apartamento como el que pienso quizás no estuviese completamente sola, sino con alguien que por buscar lo mismo, estaríamos tranquilos, sin bulla ni molestias.

Sólo me pregunto: cuándo será el momento. Espero que sea pronto.

algo así pero sin el sofá marrón.

-Ele.

miércoles, 13 de abril de 2011

Stand Vid Comedy - Ep.19: "Decir no"


A todos nos ha sucedido en algún momento -y quizás a diario-. Es aquél miedo o tensión a decir un rotundo y claro "No" ante situaciones o personas con la que no estamos a gusto. Es forzar la barra y hacer cosas por complacer a los demás pagándonos con el precio de la queja y sentirnos infelices.

Este stand vid es una cacheteadita a mi propia cara pues yo suelo decir "sí" a casi todo lo que me proponen -en cuestiones laborales, ojo- y por eso termino sin vacaciones. Así que si eres de estas personas que sufre de este "afirmativismo", bienvenido al club, es hora que veas el episodio de hoy.



Nota: si te ha gustado el video, la mejor forma de darnos las gracias es que lo compartas con tus amigos y conocidos; ya sea por Facebook, Twitter, Tumblr o Msn ¡Gracias!

-Ele.

martes, 12 de abril de 2011

Sobre el concurso "Cartas de amor"


Mientras se carga el video, sírvete de los siguientes párrafos:

Hace unos años escuché sobre este concurso, pero admito que le tengo una fuerte aversión a los mismos principalmente porque son estrategias de mercadeo y no me gusta caer en sus juegos. Sin embargo, creo que al ver que Toto Aguerrevere -un bloguero a quien leo- participó un par de veces y quedó (de hecho, ganó el tercer lugar) me animé a hacerlo. Aquél año no me dio chance de participar así que este año lo hice.

Escribí una carta, traté de reducir aquello del "amor" a 4500 caracteres, ciñéndome a sus reglas y la envié. El pez mordió el anzuelo. (Si quieres leer la carta que hice, está acá "¡Mira qué cosas curiosas!")

Olvidé un poco el tema pues el proceso de selección era hasta el 7 de abril; de vez en cuando paseaba por la web del concurso y me topaba con escritos de pésima redacción, sin estructura de epístola, a veces de autores repetidos -permitiéndose una carta por persona-, etc. A la vez, leí unas cuantas buenas cartas -es cierto, no todas eran malas-. Por lo mismo, tenía esperanza: si podían preseleccionar una carta que a duras penas llegaba a expresar algo referente al amor, la mía no podía estar en peores condiciones.

Al pez, con el anzuelo en la boca, lo sacaron del agua.

No fui la única de mi entorno en participar, varias amigas y amigos participaron; yo incité a Gabriel a que también lo hiciera. El meollo del asunto era escribir, así que consideraba que los que tenían talento debían probar "suerte". Lo siento.

Ya finalizado el proceso de preselección, vi las cartas finalistas y mi sorpresa e indignación eran las de esperarse. Entre ellas habían escritos que ni la forma de epístola tenían, cuyos errores ortográficos y de redacción evocaban las primeras andanzas de un joven escritor.

Los temas eran los comunes: escribirle a los muertos (personas o animales), a la pasión cliché, variando un poco al colocar los conflictos sociales, etc. Es que entiendo que en cuestiones de gustos hay un gigantesco abanico, por lo menos dentro de las diez finalistas hay una que me agrada (se llama "Al Español" y es por su giro "inesperado"); sin embargo, hay por lo menos cinco cartas que no entiendo cómo pueden figurar. Y creo que esta es la razón: he caído en una trampa de mercadeo y de paso arrastré a algunos a participar.

Pensé en escribirle al concurso preguntándoles en qué se basaban para elegir los escritos. Pero ya basta de escribir, me gusta hacer videos, así que ahí va esta pequeña catarsis sobre tal concurso. Queridos colegas de mercadeo: acá les va.

Sé que saldrán los defensores, y para ahorrarme la discusión: no, esto no ha marcado mi vida. Es sólo una  anécdota y es mi forma de expresarla. Que los de mercadeo de Montblanc, Icrea y demás entiendan el video: una queja sobre su concurso. Y como sé lo efímero que es escribir en su fan page (pues ellos mismos advierten que eliminan los comentarios ofensivos -a.k.a. "que no alaben lo bueno que somos"-) entonces ni lo intenté, mejor lo hago acá en mi blog, donde nadie me censura.

Adelante, los escucho.


P.d. Repito, si quieren leer la carta que escribí y no quedó -y no entiendo por qué, si era "inofensiva"- pueden darle click acá.

-Ele.

jueves, 7 de abril de 2011

Inseguridades

Es parte del imaginario colectivo aquello de "las inseguridades dañan las cosas". Un mandatario inseguro que actúa torpemente, una mujer insegura que pisotea sus logros, un joven inseguro que teme preguntar lo que no entiende. La cuestión es que en efecto las inseguridades logran agujerear la superficie llegando a la médula de las relaciones, personalidades, etc.

No dudo que todos tengamos una dosis de inseguridad diaria, de hecho el ambiente hostil que se vive en Caracas hace de la "inseguridad" un término totalmente externo, físico.

Debo confesar que soy de esas que en momentos tienen picos de inseguridad. Son trances fuertes, devastadores y dramáticos. Paso de sentirme una tipa medianamente establecida y tranquila consigo misma, a un manojo de nervios escurridizos, y se me irritan los ojos por las lágrimas, mi cabello queda mustio y mi mirada sólo escudriña el piso.

Soy una completa idiota; dejo de pensar en las cosas que he logrado para dudar y preguntarme mil veces lo mismo: "¿seré suficiente?", "¿lo estaré haciendo bien?", etc. La cuestión con esto es que comienza a limitarme, a cercar mi rango de acción porque alguien nervioso e inseguro prefiere no moverse, quedarse estático.

Mientras más asumo que ya no tengo quince años ni que estoy en el colegio, las inseguridades me parecen más fuertes pero más reducidas, digamos que son menos pero con algo más de intensidad. Cuando estaba en el colegio imaginaba un futuro demasiado utópico. Según mi temprano plan de vida ya a esta edad yo debería estar viviendo sola en un apartamento. Entonces comienza esa incertidumbre que desata una pequeñita inseguridad sobre lo que soy, lo que me gusta hacer y lo que tendré que hacer para lograr mis metas.

Amorosamente también se dibujan ciertas inseguridades como "¿Seré la adecuada?", "¿Seré suficiente?" y de ese estilo novela miamera. Son puras tonterías porque si alguien se ha dedicado a conocerte y no ha salido corriendo en el proceso es porque hasta los momentos ha aceptado todo lo que eres, por ende qué importancia tienen las anteriores dudas. Sin embargo, la niña que escribe, tropieza los piecitos en el mismo escalón. Cortázar tendrás que enseñarme a subir las escaleras.

Sólo que escribir este post, sinceramente, lo tomo como el inicio de una interesante noche donde quiero esforzarme por aniquilar las dudas e inseguridades infundadas. No hay nada más absurdo que desear una dinámica perfecta con las cosas y a la vez, con la otra mano, vas aplastando el lindo castillito de arena.

Así que a darse duro en el ego, que duela, pero que sane. Porque las inseguridades dañan las cosas, las destruyen... siempre.

-Ele.

miércoles, 6 de abril de 2011

Las cosas han cambiado sólo un poco

Hoy comencé a ver mis viejos, viejos, viejos videos y encontré este. Debo decir que las cosas parecen estar casi iguales -a excepción del ámbito emocional, quizás-. Por cierto, quiero volver a tener el pelo largo. Jodido peluquero, me cagaste el pelo.



-Ele.

La gorda pedante



A veces me gustaría poder tener esa fuerza de mujer sarcástica, llena de acidez, que le deja dibujada a los hombres una sonrisa confusa y el ego pisoteado.

Me gustaría ser invulnerable, invencible, intocable. De esos estereotipos balurdos de mujer con cueros brillantes, látigo y caminar rígido. De stilettos negros de 15 cm. De esas tipas intimidantes, serias y que pecan de pesadas e insoportables. De verdad, son sinceros deseos en ocasiones como la de hoy.

Pero no, yo soy la regordita, con zapatos de goma, una lycra que me queda un poco suelta -por los kilos perdidos- y un camisón azul; con unos audífonos robados a un discman -porque los del ipod terminaron de dañarse-. Allí voy yo, el amigable patito feo que va dando torpes tumbos en su hora de entrenamiento, bajo un sol amargado pero un viento algo fresco.

Entonces comienza una dinámica que me hace recordar que hay cosas de mi tierra que no entiendo pero que parecen ser conductas normales, aceptadas y hasta esperadas.

En este caso hablo de esa piquiña que le produce a los hombre un par de nalguetes o pechos abultados deambulando por las calles.

Creo que el proceso biológicamente es algo así: la vista del hombre detecta aquellos atributos pero la información se dirige a un sitio diferente y llega al pene; este aparatico es el que procesa la información y lanza sin previo aviso una señal al habla, la cual hace que el hombre vomite el repertorio formado por la experiencia: "eso lo que está es miamor" "qué belleza, mami" "qué ricura, mi gorda bella" "negrita, que rica están esas teticas" pasando por "vamo' a chocar los peluos". Como se ve, el repertorio puede ser más o menos original, humorístico o descriptivo-literal dependiendo del pene-hombre que hable.

Continúo mis sospechas indicando que el cerebro es el que se encargará luego de lidiar con la reacción de la mujer en cuestión, el que refuerza la conducta automática o quizás el que se apena por aquél disparo inconsciente.

Sea como sea, algo sucede. Una mujer genérica que ande en una parada esperando un bus, por ejemplo, no suele decir "¡mijo! Con ese jean se te ve un paquetón que da miedo", "ese culito rico, miamor", "mira catirito dame tu pin, anda papi, qué maluco, por qué no me lo das" "te cogería enterito, mi negrote" -acotando que todo esto lo diga la misma mujer en el mismo lapso de tiempo a hombres diferentes- Coño, no. En situaciones comunes, no.

Y esto no quiere decir que la mente de las mujer no sea "retorcida" o "hipersexual". Lo es. No es alardeo femenino pero una mujer puede hacer uso de su multitasking y prestar perfecta atención a lo que tú, hombre, hablas mientras en su mente sostiene un diálogo consigo misma sobre cómo te verías desnudo penetrándola o hasta imaginando la situación con efectos sonoros, puesta en escena y demás -depende de cada creatividad-. Así que tampoco, niñas, vengan con cuentos de puritanismo.

En caso de divisar a un buen prospecto y estar acompañadas, el piropeo es interno; se convierte entonces en un chismorreo entre vaginas: "qué papi, qué bello su inserte cualquier atributo físico", "está buenísimo", "coño, está muy bueno", etc. En cambio, un grupete de hombres exterioriza y comunica su deseo, así sean en simultáneo, teniendo una frase para cada mujer apurada que desfile frente a sus reposados traseros. 

Para evitar las excusas de "pero es que a las mujeres les gusta que le digan eso" (por favor, eso es una forma de racionalizar las miradas de desprecio que 7 de cada 10 mujeres le lanzan) igual puedo comentar: está bien. De acuerdo, en general las mujeres queremos ser admiradas, hay otras que quieren ser objetos de deseo, otras que quieren despertar pasiones y conflictos entre los "maridos", "cuadres", "novios", etc.

Una mujer orgullosa de sus tetas en efecto se pondrá la más destapada vestimenta para que admiren sus curvas. Una que piense que su mayor atributo son unos firmes glúteos explotará su atuendo para gritarle al mundo "miren, tengo un culo sabrosón". Personalmente no pienso que exhibir sea un problema, los hombres también se exhiben.

Pero por qué tener que salivarse o babosearse expresivamente. No entienden el punto que mientras más babosos, más lejos estarán de aquello que les produce orgasmos visuales.

Igual, mi mejor amiga -que se denomina "negrita con sabor"- y que entiende mejor esta dinámica que yo, me explica que hay mujeres que sí se animan por esos piropos, que sí se visten para que un montón de obreros paren su construcción y ladren; que se desviven por ser deseadas explícitamente. Entonces, digamos que todo esto es cuestión de estilo, de gustos.

Yo, puedo responder un "buenos días, señorita"; pero claro, los que suelen decir esto son ya hombres entrando en la vejez, que por ensayo y error captaron la idea. Pero un "verga, eso si ta' goldo" primero me da risa, luego lástima y luego tristeza.

Quizás por mis complejos, quizás porque le doy quinientas vueltas a las cosas en mi cabeza, no sé, pero odio, detesto, me pone tensa tener que vivir esas situaciones. Divisar a uno de estos aduladores en la calle y saber qué debo pasar por ahí es dudar en si puedo cruzar la calle.

Y repito, no es que yo sea una ricura tropical, la catira regional ni mucho menos una levantapollas. En este país no se necesita eso para ser piropeada, puedes ser una muchacha desgarbada y habrá algún perrito ladrando y gimiendo por tu atención. Acá no hay foreveralonismos, chicas, así que si se sienten solas y abandonadas en sus tierras caucásicas, vengan para Venezuela.

De hecho, un gran conflicto al rebajar es que puedo comenzar a vestirme como deseo y esa forma puede atraer piropos que me pondrán tensa. Entonces es pasar desapercibida versus vestirme y verme como quiero. Anhelo lo mejor de esos dos mundos.

Es este mismo conflicto el que ahora al ir a hacer ejercicio me pone tensa. Una cosa es ir caminando por la calle y pasar de largo por algún adulador de estos al que jamás volveré a ver, otra es que el camino sea un circuito, que vuelve a su inicio y tengas que pasar otra vez en frente de tal curioso animalito -y lo siento, pero se ganaron un momentáneo reduccionismo-. Algo así ocurrió hoy.

Estaba por la mitad de mi primera vuelta cuando un grupo de obreros parlanchines divisaron que venía en camino, se acercaron a la orilla de su área y comenzaron a hablarme. En mis inicios siempre reía por la pena y nervios; luego me di cuenta que eso hace que ellos se activen, que su pene sonría y diga "bravo, muchachón, lo estás haciendo bien"; así que ahora sólo pongo cara de muy pocos amigos, estoy en esa fase experimental: "qué sucede ahora si aplico esto". Sin embargo, en ocasiones me traicionan los nervios y termino con ciertas sonrisas.

Hoy esos audífonos hicieron que no escuchara algo de lo que decían. Iba concentrada en las canciones de The Black Keys así que pasé de largo sin sentir casi tensión. Quién diría que mi actitud de completa ignorancia a sus deseos expuestos sería motivo de ofensa.

Cuando di la vuelta uno de los obreros que venía de saciar su sed, se acercó abruptamente, sacándome de mi mundo imaginario y musical, violentando mi espacio personal. Casi a unos breves centímetros de mi cara dijo "mira, chama, por qué tú no me saludas". Inquisidor el hombre. Mi frente arrugada, mirada confusa y mis labios a punto de pronunciar un onomatopéyico "bah" fueron las expresiones de respuesta a ese hombre, sin embargo -y confieso sin pena alguna- sentí el shot de adrenalina corriendo por las venas. Comienzan entonces las preguntas "¿lo golpeo? Ok, pero no hay motivo ¿Lo empujo? me da asco la gente babosa, no quisiera tocarlo... mejor sigo de largo".

Continué mi caminata y aproveché eso de analizar la situación, reír un poco, pensar en escribir este post y seguir en mi mundo imaginario impulsado por todas las canciones que coloco.

En la tercera vuelta fue el turno de los militares. Donde hago ejercicio es común verlos, ellos cuidan el lugar. La cosa es que a ellos les encanta hacer contacto visual y eso es lo que desde siempre me ha producido risa. Así que yo esquivo el contacto visual para no caer en el jueguito, además como ellos están ahí por turnos es probable que al día siguiente lo vuelvas a encontrar.

Hoy no tuve suerte en algún aspecto. Cuando faltaba poco para concluir la rutina, dos jóvenes militares (como de 25-30 años) me abordaron: "señorita, tan sola usted por acá" -nótese el trato de antaño, algo que siempre me confunde- "le haremos compañía". Yo, que no tengo ovarios para decir "mira pana, deja la babosería y lárgate a cuidar la zona" sólo dije "ajá" y seguí mi apresurado paso, con uno a cada lado.

Uno de los cabos se quedó más atrás mientras el otro iba escoltando mis pasos mientras me pedía disculpas por seguirme pero que él no podía dejar a una mujer sola. "Me encanta la soledad, soy adicta a ella" le dije y el raqueteó con "pero la soledad no siempre es buena, señorita, a veces se necesita a alguien para hablar, usted sabe", "es que de eso tengo también" le dije.

Me preguntó que si mi padre era militar a lo que yo, a ver si por fin se largaba, le dije que "no" mientras me hacía la nerviosa emulando un "sí", él, confundido dijo "yo creo que sí es militar, bueno, los militares somos celosos". Coño, pana, en qué me metí. Nada me servía hoy, el militar terminó hablando de sus planes a futuro si él llegase a ser padre y demás cuestiones que tuve que "escuchar" porque por alguna razón me pareció interesante esa parte de la charla.

Al final dijo que podría vestirse de civil para esperarme e ir a pasear, así él conocería más personas en la ciudad. Esto fue la alarma definitiva que anunciaba el choque con el iceberg, así que decidida a abortar la misión. Caminé lo más rápido posible y esto hizo que él dijera que no pudiese dar tres vueltas a ese paso porque terminaría tirado en la fuente. Lejos de sentir que me aupaba, lo que me produjo fue una lástima "ok, entonces ¿Esto es supuestamente lo que defenderá al país? Un hombre que en una vuelta pierde el aliento". Al final caminé alejándome y él se despidió diciendo que había sido un placer todo. Vaya cierre.

Entonces, no tengo una pista clara y efectiva de cómo actuar. Simplemente me gustaría que me dejaran en paz, no me importa si en su mente se están corriendo en los muslos de todas las gorditas que andamos en plan de ejercicio; tampoco me altera si entre ellos hablan de sus ganas de nalguear a todas las de allí; la cosa es que no sé entonces cómo lidiar con sus deseos gritados, con sus piropos clichés. Si les sonríes se quedan pegados, si no les paras se convierten en hostiles y te abordan. Fuck, es complicado.

Quizás la próxima vez deba caminar chueco, balbucear palabras o inventarme un tic nervioso histérico. Quizás todo junto me haría ser un torpe patito pintoresco y poco atractivo. Pero qué absurdo tener que actuar o crearme arrugas en el ceño -por mi cara de falsa molestia-. No sé cómo lograrlo pero por un momento me encantaría ser la perfecta, estereotipada y molesta gorda pedante para así culminar mi rutina en sacrosanta paz.

¿Es muy difícil de entender?

-Ele.

martes, 5 de abril de 2011

Resultado de mi tesis (breve)

Pienso hacer un video sobre lo sucedido hoy, pero en resumen: sacamos 20.
Tuve una masiva inyección de estrés pero sí, al final, y como dijo una vez Gabriel: me sentí como el soldado que prende su cigarro al terminar la batalla.
El martes (mañana, hoy) haré un video sobre el tema y quizás lo complemente con fotos y escritos.
Mi forma de celebrar tal acontecimiento fue ir a almorzar con Oriana y su novio, luego dormir una casi-orgásmica siesta (que necesitaba con urgencia), una tranquila cena casera y un té. Nada con mucha bulla, algo tranquilo, es lo que de verdad necesitaba y deseaba.

El alcohol, sexo y rock para el día de la graduación -28 de julio-.

por ahora pongo esta foto pero sé que nos tomaron otras :)

la sorpresa de la mañana *-* (no sabía que él iría) 

Bonus:

Así estaba ayer.



-Ele.

domingo, 3 de abril de 2011

Qué hacer un día antes de la defensa de tesis {video}

La idea era que el video estuviese "al aire" hace como unas 5 horas, pero bueno, la tecnología tiene sus roces conmigo.



Aún ando preparándolo todo. Como dijo un amigo -que sacó 20- "5 años esperando 15 minutos".
Ya no estoy tan nerviosa. Veamos qué tal nos va.

Preparados, listos, fuera.

-Ele

sábado, 2 de abril de 2011

¡Esto es Estopa!

Un buen concierto al que me invitó mi ex compañera de pasantías y en el que no sólo pude disfrutar el performance de los Muñoz sino que gracias (miles) a Jefferson Díaz (@jefferson_diaz) mi hermano y yo pudimos entrar unos minutos a su camerino -con él y Layjoas (una valenciana fiel fan de Estopa, por lo que ve)o-.

Es extraño ver en persona a quien escuchas eventualmente, por lo menos mi hermano y yo somos muy pasivos (o agüevoneados) ya que nos fuimos sin autógrafos, pero eso sí, con una sonrisa por ver que son de carne y hueso esas voces que nos gustan.

El concierto estuvo bueno, el sonido tuvo mini fallas pero en general tocaron excelente. Hubo un contrapunteo con los cajones flamencos muy bueno y la energía de los cantantes estuvo bien -los noté algo desarticulados en un momento, pero nada grave-. Quizás el ala donde yo estaba sentada era la más apática porque era el sitio de puros invitados de cortesía y por eso mismo habían personas que escuchaban a Estopa por primera vez allí. Sin embargo el publico se levantó cuando tocaron las canciones más conocidas.

Mañana escribo más, ahorita estoy muerta. Dormiré.

Acá el centro de mesa de esta rumba:

Minutos antes del show. 
Siento que mi hermano (el del medio) parece de la banda. Cool.
-Ele.

viernes, 1 de abril de 2011

Buenos Aires

Jamás he ido, pensé que podría pronto pero el plan se transformó.
Aún fantaseo con ir sólo para ver algo así en vivo (y si es acompañada, mejor):



Por cierto, el que hace estos videos es un amigo de mi compañero de tesis -él era el planteado como el protagonista del docu, pero aborrece aparecer en cámara- Me gusta la calidad del video, fue hecho con una Canon hv30.

-Ele.

Un año después a.k.a. divertidas coincidencias.

Desde que comenzó marzo, se iniciaron los "aniversarios"; aquellos eventos tristes y divertidos que ocurrieron en el 2010 y que por estas fechas cumplen 1 año de "anécdotas".  Dejé en borradores un post dedicado, o bueno, enfocado en el rollo de haber cumplido un año desde mi rompimiento y cómo todo se fue transformando cuando decidí saltar al vacío.

Tendré que esperar otro año más, quizás, para que ese post vuelva a adquirir vigencia y así soltarlo en marzo del 2012.

Sin embargo, lo que escribiré hoy no me trae ningún mal sabor de boca; es más que un hecho curioso en mi vida o una grata coincidencia. Son de esas casualidades que le suceden a todos y que al pensarlas, uno sonríe haciendo las más pintorescas conjugaciones. Además fue la forma de cerrar con broche de oro el mes.

Hace un año, justo hoy, estaba frente a mi vieja iMac, con dos colitas en la cabeza, maquillada como una muñeca de antaño; las barbies colocadas en el fondo eran las testigos del evento que estaba por ocurrir: grabaría mi actuación para una idea que 6 días antes Gabriel y yo decidimos hacer.

Es decir, hace un año a esta hora estaba grabándome para el primer video que hacía con Gabriel: Millones de solteros. Aún recuerdo mi emoción con el "proyecto" -de vacaciones en semana santa- que involucraba a alguien a quien aún no conocía en persona pero con quien compartía ya muchas horas de charlas nocturnas.



Aún recuerdo el aroma del polvo que me coloqué en la cara para mantenerla menos brillante; o la presión del lápiz de ojos sobre mis mejillas produciendo unos puntos negros. Recuerdo una extraña incomodidad en un momento, cuando todo el trance reciente con mi ex empañaba la situación y luego recuerdo las palabras de Gabriel "esto es para divertirnos, no para que te sientas mal, es chimbo que no te estés divirtiendo" a lo cual mi superficial sentimiento se mitigó.



Recuerdo las risas que todo aquel experimento me sacó, no sólo el día en que grabé mi parte sino la noche siguiente al ver las actuaciones que Gabriel me mandaba: ver a alguien que, por ser lampiño en el pecho, tuvo que rasurarse las piernas y pegarse los pelos cerca de las tetillas -para verse más grotesco- pues, era algo muy hilarante.

Esa dosis de diversión y buen humor fue más que perfecta, más que deseada, para animarme el resto del mes.

si hacen click irán al escrito de Gabriel sobre esa experiencia.

No sólo permanece en mi mente esa anécdota del 31 de marzo o la del 1 y 2 de abril (siendo éste último el día donde conocí en persona a Gabriel). También recuerdo una serie de cositas más que ensalzarán el desenlace de este escrito.

Cuando conocí a Gabriel una de las varias de impresiones erróneas que tuve era que él quería hacer o tenía algo que ver con los stand up comedies y que por eso él subía religiosamente todos los videos de los stand up del Canal i. Pues esa concepción fue derribada creo que en la segunda conversación que tuvimos, cuando él me confesó su aprehensión a las tarimas, los públicos juzgando y demás. Que a él eso de hablar en público le caía fatal.

De verdad me sorprendí, la elocuencia con la que él habla -cuando está en confianza- me hacía pensar en que tenía material; además mi sorpresa se complementó cuando él me explicó que ha escrito algunas rutinas pero que jamás las haría en público. Pues, yo sólo pensaba en "hay que hacer que se suba a una tarima, coño" -esa propuesta siempre fue rechazada por él durante muchos meses-.

Hasta divagábamos en que yo podría llevarlo con su novia al Moulin Rouge (en Caracas) y así veíamos unas rutinas -para que al menos él las presenciara en vivo (y yo también, pues nunca las he visto así)-. Es obvio que eso jamás se dio (porque su novia lo dejó a los pocos días) -siempre me hará sonreír el hecho que ella lo haya dejado, no sé, es un hecho curioso que aún no he logrado descifrar el porqué-.

Hace unos pocos meses un amigo del salón me pide participar en su evento creativo (su tesis) para que hablara sobre los Stand Vid Comedy; la presentación del proyecto me atrapó así que accedí de una y luego mi mente maquinó exquisitamente: esta era la oportunidad perfecta para ver a Gabriel en una tarima -sí, sí, admito el fetiche-.

Llegué a su trabajo y le dije que nos habían pedido hablar de nuestro programa y del proceso creativo -la idea del evento-taller era ayudar a las personas a perderle el miedo a la creatividad y cómo impulsarla-. Gabriel aceptó con la condición de hacerlo juntos. Perfecto, así sería.


Luego de unos problemillas -de esos que te hacen caerte de la nubecita blanca y acolchada- todo estaba preparado para exponer y hablarle a los demás sobre creatividad.

Entonces, teniendo claro todo, quién diría que 365 días exactos antes, Gabriel y yo anduviésemos riéndonos porque yo hablaba como una niña retardada de 13 años; y 365 días después estuviésemos él y yo sentados en la tarima de mi universidad conversando sobre lo que hacemos y además compartiendo tips para gestar una idea y hacerla posible.

Las horas previas a la ponencia estuvieron rebosantes de ansiedad; creo que pasamos por varios estados emocionales y las manos frías de Gabriel nos hacían pensar que de un momento a otro él estallaría en medio del auditorio -proporcionando un auténtico gore show-. Los chistes y las bromas entre nosotros (y con Oriana) ayudaron a mitigar la ansiedad, además que nos distrajimos con las ponencias de Antonio Falco, Ivan Matta, Duende y Felipe Aznar, Fe, etc.

Al llegar el momento me imagino que el rush de adrenalina en él podría compararse al que suelta una vaca en el llegar al matadero. Pero luego del trailer, el episodio 17, las carcajas y los calurosos aplausos entramos en confianza o al menos ya no sentía ansiedad alguna.

Me sentí contenta al estar compartiendo. Me agrada esa dinámica y hablar en público no me aterra tanto - pero sí me dan picos de ansiedad-.

Me enorgullece tener algo que decirle a la gente, me anima que hayan personas que quieran saber sobre lo que propongo y que se contagien de ese circulo vicioso. Fue divertido ver como gente del salón que había estado afuera del evento, entraron sólo para ver nuestra ponencia.


Pero de verdad, lo que más me gustó de hoy fue voltear y ver a Gabriel, micrófono en mano -que de paso me lo arrebató cuando le agarró cariño- hablando sobre "no hay que tener miedo a lo que digan los demás", fue en solemne-slow-motion por un momento, como el final de una película como Forest Gump o algo similar (creo que Philip Glass sonaba en mi mente).  

Sé que con este post, me estoy lanzando la floristería por la ventana, pero digamos que así como en 1969 "Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad" -supuestamente- hoy fue un gran paso para alguien que delante de ti está mutando hacia lo que de verdad es. Y no hay nada más reconfortante que eso -cuando hablamos de las relaciones entre humanos-.

Así que, listo, espero que se repita (¿podría ir de pueblo en pueblo predicando mi experiencia? ¿será que nuestro destino es pararnos en tarimas? Nunca lo sabré)

A veces todo me parece ironía pura y dura pero de la buena. Y es divertido ver como la analogía de las fichas de dominos y los eventos que suceden parece no perder vigencia.

Este post rosa ha llegado a su final, pueden continuar.

-Ele.