Páginas

viernes, 31 de diciembre de 2010

Hola, Murphy me visitó hoy y..

Lamentablemente hoy no estoy disfrutando de las mieles del internet, no sé exactamente por qué, pero la razón más lógica en este bizarro mundo: murphy. Por lo mismo no he podido escribir lo que quedan de mis memorias (pero las terminaré tan pronto vuelva la preciada conexión).
En estos momentos voy con mi madre a comprar cosas (¡yay!). Así que, feliz año.
P.d. Espero que el internet vuelva para la noche. Y sí, me siento inútil sin él, qué bolas la sociedad de la información.

-Ele.
Sent from my BlackBerry® smartphone

jueves, 30 de diciembre de 2010

A esta hora.

Sigo escribiendo.
Vaya las cosas que acabo de escribir.
Qué emotividad la mía.
Son las 4:39.
Dormiré.

-Ele.

Mémoires 2010: abril-junio

Continuando con el segundo bloque de situaciones que ocurrieron en el año, se presenta éste que fue bastante difícil de sintetizar. De verdad, pasaron tantas cosas que me fue IMPOSIBLE redactarlo de manera corta. Advierto: esto no es apto para lectores de 140 caracteres.

Abril-junio: el jodido punto gris


Abril comienza de una forma realmente divertida. Pasé mis vacaciones de Semana Santa grabando un video con alguien a quien no conocía en persona pero con quien hablaba a diario hasta la madrugada. Me refiero al primer video que Gabriel Núñez y yo hicimos para entretenernos, criticar una conducta común y de alguna forma compartir más cosas. Hacer el guión fue muy divertido pues por MSN nos hablábamos tal cual harían nuestros personajes y por Skype éramos nosotros riéndonos por las ocurrencias de ambos.

"Millones de solteros" motivó a que Gabriel y yo descubriéramos que no sólo teníamos gustos e ideas en común sino que había un indicio de hacer proyectos juntos. En una de nuestras conversaciones es que surge "Coolcollabs" -el nombre que nos define actualmente al hacer videos-. También descubrimos que éramos socios del mismo club y fue allí donde nos reunimos la primera vez para conocernos en persona y editar en conjunto el video.

Como siempre, Murphy jodió un poco mi existencia y la laptop de mi mamá (que usaríamos para post producir) fue un verdadero dolor en el trasero pues el programa de edición no se cargó bien, los videos no se convertían, Gabriel instaló un editor que era un "desastre" -pero que él le tenía un especial cariño-. En fin, de ese día lo bueno fue compartir en persona y reír cada vez que veíamos un minifail aproximándose a nuestros rostros. Así que esa vez yo terminé de editar y él me ayudó con la musicalización.

Admito que estuve nerviosa antes de ir a conocer a Gabriel, una cosa es estar todas la noches hablando de pantalla a pantalla y otra es ver a la persona a la cara. Por "suerte", todo fue genial.

"Esta semana estuve de vacaciones pero no en mi blog ni en vimeo ni en blogger. Estuve de vacaciones en otro continente que fue muy interesante. Y por eso brindo con mi taza de té.

Nos vemos en la siguiente estación..."



Este sigue siendo el video mimado de Gabriel y yo.
el 27 de abril en Hard Rock Café. 
Celebrando el estreno del video y escuchando a Nana Cadavieco.

Gracias a que el blog cumplía su primer año escribí "Fila de dominópues era interesante cómo motivada por Juan Casañas, comencé a escribir y vi lo que logré con eso; luego, cómo terminar con mi novio me permitió conocer a alguien genial de una manera libre y me preguntaba qué más pasaría, cuáles piezas caerían. Por cierto, tenía tantas ideas para el aniversario del blog pero ninguna se materializó porque la falta de tiempo y mi desorden lo impidieron -en ese momento estaba en las pasantías en la productora y tenía demasiado trabajo-. 



Sin embargo, lo que parecía un inicio de mes muy prometedor pronto se convierte en un licuado de situaciones donde se mezclan los tonos y se empieza a producir un extraño punto gris. Me refiero a que luego de unas semanas comencé a hablar con mi exnovio demostrando que aquello aún no había terminado como pensé.

Mientras tanto, pasaba las noches-madrugadas chateando con Gabriel, quien me hacía despejar mi torbellino de ideas; me encantaba descubrir cosas que él mostraba -grupos, canciones (canciones perdidas en mi memoria que él me encontró)-, además de compartir anécdotas, ideas, reflexiones, y promesas de que ese día "sí dormiríamos temprano". De verdad esto era más que una terapia, esto era otra cosa.

Admito que en esa época también pasaba un buen rato en la en la oficina con mis jefes -cada uno con una personalidad bien pintoresca-.

--
Una anécdota secreta:



Hubo una anécdota que ejemplifica exactamente mi situación de este horrible punto gris.

Resulta que en la productora estábamos haciendo un comercial para Cines Unidos y el venidero mundial de fútbol. Mi roll en el comercial era ser media manager y luego hacer las animaciones gráficas. Luego del break de Semana Santa comenzaría el trabajo fuerte con la animación.

Un sábado en la noche estaba en la oficina haciendo los primeros cortes de animación y ya mis jefes se habían ido. Abro Tweetdeck y mi ex dice que vaya esa noche a su casa.

Eran las 11 p.m. aproximadamente, y yo dudosa, con la oficina sola, lo que hacía era caminar en círculos. No sabía si ir o no, si quedarme a dormir en su casa o no -ya que su mamá no estaba en Caracas-. Le escribí a Gabriel, mi consejero en esos momentos, pero su señal falleció y no le llegaron mis mensajes a tiempo -demasiado hollywoodense para mi gusto-.

Mi mejor amiga me dijo que hiciera lo que mi corazón dijera, mientras otras amigas me gritaban que no. Yo lo que hacía era abrir y cerrar el Tweetdeck tratando de retrasar todo y que mi ex se cansara de esperarme. Él no se cansó, de verdad quería verme y lo escribía. Llámenlo debilidad, infantilidad, inmadurez o inexperiencia pero yo no podía pasar sus mensajes por alto.

Casi a la media noche yo cerraba la oficina y me montaba en un taxi, la ruta de aquél carro: la casa de mi ex.

Esta anécdota quedó medianamente reseñada en "Telarañas" 

--
En abril escribí Socialité

El hecho de no estar estable emocionalmente hizo que comenzara a faltar a la universidad como jamás lo había hecho antes. Mi rutina diaria era despertarme al mediodía, ir a la pasantía, llegar a la casa a las 7-8 p.m. y de ahí a hablar con Gabriel hasta las 3 a.m. Esto, cada día. Recuerdo que durante el día iba recopilando cosas interesantes para comentarle, o si el día se ponía realmente molesto sabía que en la noche una amena charla me esperaba. Lo que más me gustaba de todo esto: la extrema confianza y sinceridad de nuestras conversaciones, además de lo interminables que podían ser.

payaseando una madrugada mientras hablaba con Gabriel.

La universidad simplemente no existía, era un adjunto en mi vida que había quedado de último lugar en la lista de prioridades. Mi carro ya llevaba por lo menos 4 meses en el taller así que despertame temprano para ir en Metro no era lo más motivador del mundo. Mi falta de asistencia hizo que casi perdiese una materia -la cual salvé al final- y gracias a que no le puse empeño a mi 4to año de carrera tuve dos materias con 15 puntos (el resto sí con 19) pero ya la posibilidad de graduarme como summa cum laude se fue a la historia. Todo en abril-mayo.
--


Digamos que este bloque de tres meses se asemeja a la concepción de la Edad Media, consideremos, entonces, que mayo fue el período intermedio de esta época. El momento donde el punto era más gris. Acá comenzaron este montón de resoluciones nocturnas que lo único que buscaban era drenar una situación que no lograba comprender:
"La amistad entre un niño y una niña quizás no existe. Repito: quizás.(...)"
"No importa ya cuánto tiempo pase, si él te conmovió desde el comienzo, siempre lo hará(...)"
III 
"(...)que el día no rinde y que no hay nadie que te pueda dar un verdadero y jodido abrazo.
Sólo eso, un fucking abrazo."

Drama ¿eh?

La causa sincera de todo esto era que no lograba balancear mis emociones. Un día escribía que habían hombres que me quitaban el sueño -haciendo referencia a mi máxima admiración por el pensamiento analítico, ácido y lleno de humor de Gabriel- y luego finalizaba el mes con "stupid thing that stupid women does at stupid hours..."; un día me sentía como una tipa llena de posibilidades y otros días escribía cosas como "conveniente malentendido".


Sinceramente, uno de mis problemas en esa fecha -y lo digo porque de nada sirve la autocensura en un resumen que es para mí misma (aunque otros me lean)- era mi conflicto y desilusión con algunas cosas que me pasaban con Gabriel. Es decir, él había demostrado ser un amigo excelente, un hombre brillante pero luego no entendía cómo podía tener una novia con quien él mismo decía que no estaba completamente a gusto. Me chocaba la idea que alguien como él podía encajar en el perfil de "marica, los hombres son así, el de abajo es el que manda... es la estadística."

De alguna forma soy lo suficiente madura como para reconocer que él era como mi espejo, y a nadie le gusta verse reflejado en otros.

Sin embargo, aún pasaba horas y horas de buenos momentos. Él y yo nos veíamos en persona casi semanalmente para hablar de temas varios. Recuerdo, con una sonrisa en la cara, cuando me acompañaba a almorzar, ibamos al cine, a un recital de piano -donde conocí a Manuel, su mejor amigo- e incluso cuando la época del mundial llegó, lo acompañé unas veces a canjear barajitas.

Una curiosidad en estos encuentros: es que todos eran sobreentendidos. La cosa era más o menos así:

(larga conversación)
Gabriel: "voy a ir a cambiar barajitas"
Yo: "¿En dónde?"
Gabriel: "Creo que en el Tolón es que está la movida"
Yo: "hmmm ok, bueno no sé, nunca he ido a eso. Yo creo que hoy debo pasar por la oficina" (que quedaba en frente del Tolón)
Gabriel: "Creo que iré a las 4"
Yo: "Bueno, dale, a las 4 entonces"
Gabriel: "Dale, nos vemos allá"

Nadie dijo "¿quieres ir?", no, acá se sobreentendió. Esto pasaba igual con las películas, si se mencionaba una película que queríamos ver ya estaba sobrentendido que iríamos juntos.

Ahora, una incomodidad: yo ahí tan campante y divertida con Gabriel pero él tenía novia y de verdad estas cosas me dan náuseas. Así que terminé mayo y comencé junio sumergida en un océano grisáceo -por más que él me decía que los amigos son una cosa y las novias, otra-.

"La confusión, la confusión, la puta confusión... es lo que siempre esgrimas como argumento a tu inestabilidad, pero vamos, no hay ninguna confusión aquí. Tú tienes tu mano de cartas, ya viste el tablero, sólo falta una última carta por sacar, las probabilidades y las estadísticas siempre se cumplen, por lo tanto y por más que imagines, idealices o desees, ya todo está dicho: no vas a ganar esta partida. Y no está "casi" dicho, no Elena, está dicho. Por eso la mejor jugada es retirarte, evitar "la confusión".



JUNIO

Junio tiene su segmento aparte porque acá pasaron dos cosas que influyeron notoriamente en el cómo se desarrollaría el resto del año: yo comencé a salir de vez en cuando con mi exnovio y Gabriel comenzó a trabajar -algo que él necesitaba (y yo también, por mi paz mental ¡jé!)-.

Si bien estos dos hechos no se relacionan directamente entre sí: yo no anduve con mi exnovio porque Gabriel comenzó a trabajar (eso sería realmente estúpido), sí hizo que ambos nos alejáramos un poco -igual nos vimos en persona unas veces-, mas la mayor influencia de estas dos cuestiones fueron sus consecuencias.

Una curiosidad de comienzos de mes: A mi jamás me habían llamado desde un concierto y cuando Megadeth tocó en Caracas "A tout le monde" -la canción que él me había mostrado semanas atrás- yo recibí una llamada entrante de "Gabo Nuñez" y un poco incrédula, la escuché. Esos gestos se quedaron en mi mente dando vueltas por un tiempo.

En Junio entendí que las decisiones que tomamos mi ex y yo en aquél marzo parecían ser las más correctas y esto se estampaba en nuestra cara. Aún estando juntos en estas condiciones donde no eramos novios sino dos personas que salían y hablaban, donde se evitaba el drama, había algo que ya esencialmente era diferente, era una suerte de Indiferencia a destiempo.

Para ese momento ya mis expectativas habían cambiado y comenzaba a haber un terrible gusanillo de comparaciones innecesarias. Me planteaba situaciones donde la inconformidad vendría a ejercer presión, y luego de tanto rollo al terminar no es sano vivir así. Es como hacer dieta durante un año y engordarlo todo en un día.

Durante este mes me fui de viaje a la playa con mis amigas -las personas que me conocen saben que por el motivo que sea yo voy a la playa una vez al año y en junio fue esa vez-.


cumple de Ori 
ese arroz con caraota que va caminando... era yo.

Lo otro que ocurrió en junio es que quizás mi permisividad unida con mi ansiedad hicieron que engordara muchísimo más de lo que jamás había estado y las fotos del viaje a la playa me deprimieron bastante, confieso. Las salidas llenas de frituras, chocolates, refrescos, gelatina del hatillo -y aunque la gente no lo crea fue el mismo Gabriel quien me la mostró-, churros y demás, me hicieron pasar la barrera de los 90 Kg, y yo ahí, inconforme pero pasando la culpa con un chocolate negro en la boca -fue un chinazo, lo sé-.

Para el final del mes ya estaba asqueada de todo el tema amoroso y es por ello que escribo "El miss Venezuela cerebral", "¡No entiendo a los hombres! (video)". Era la manera de drenar tanta inconformidad que sentía conmigo misma y por supuesto con todos.


Termino junio haciendo referencia a "Dos que se buscan pero no se encuentran" que viene a ser el preludio a julio, mes en donde las cosas se terminan de desenlazar definitivamente.


Julio, te espero. Uy.
-Ele.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

El big fail de mi año.

En un año bizarro como este uno no podía saber de inmediato si una decisión era realmente buena o mala, debía dejar que pasara el tiempo para saberlo pero en este caso apenas sucedió ya yo sabía que sería el mayor fail del año. Y fue algo tan sencillo, banal y fatuo como: haberme cortado el pelo.

Es realmente una frivolidad, lo sé, pero es la única decisión de la cual aún me arrepiento y que cada día debo afrontar. Que "el cabello crece" sí, también lo sé, pero esta vez va creciendo de la manera más lenta posible, anda tomándose un postín para llegar a su largo anterior.

En base a esto he determinado tres cosas:

1. Por más necesitada que esté de un cambio de look debo encontrar el lugar adecuado para hacerlo: no la primera peluquería que se me atraviese y que de paso esté vacía cuando todas están llenas -mala señal-. Las cosas rápidas sólo terminan en esta cagada.

2. El pelo nunca te quedará como en la revista: ni uno lo tiene así ni el peluquero fue el que le hizo el corte a la modelo. En mi caso el peluquero tenía una grave comprensión del espacio: yo le dije "que me quede más abajo de los hombros" y creo que él/ella -era un hombre con espíritu de mujer- asumió la siguiente fórmula: hombros = cuello. En fin, evitar las ilusiones.

3. Luego aprendí que existen mil productos que se pueden usar para rescatar la belleza del pelo. Así que antes de ir a masacrar mis delicadas hebras doradas -ajá- puedo intentar echarme en el cabello una ampolla de semen de foca. Sí, prefiero echarme en la cabeza lo que eyacula una ballena -juro por mi madre que eso lo venden en farmatodo- que las tijeras de un peluquero despistado.

En fin, es un fail tonto pero big fail al final de todo.

abril 2010


junio 2010

con drogas/sin drogas. te extraño.

-Ele.

Stand Vid Comedy - Trailer Ep.13 "Un feliz año"


He aquí una muestra de lo que verán la próxima semana. Esta vez quisimos enfocarnos en el último día del año y las "tradiciones" que se cumplen -a veces como si se tratara de un régimen militar-. Es un capítulo con bastante contenido así que podrán disfrutarlos en la antesala al último día del 2010.





Si te gustó, ¡compártelo y coméntanos!

-Ele.

martes, 28 de diciembre de 2010

Mémoires 2010: enero-marzo

El 2010 puedo dividirlo en 4 interesantes períodos, estaciones, bloques, etc. De enero a marzo (1); de abril a junio (2); de julio a septiembre (3) y, finalmente, de octubre a diciembre (4). Ocurrieron demasiadas situaciones (y si no, vean el casi absurdo número de publicaciones en mi blog este año) pero haré una síntesis por bloque, de modo que pueda ilustrar(me) a futuro cómo carrizo fue mi 2010.

Dicho esto, comencemos.

Enero-marzo: la decadencia, la decisión y lo inesperado.

Comienza el año de una forma extraña sin muchos bombos y platillos. Inicié enero tomando una taza de té de anís estrellado, escribiendo en mi blog, sacándome fotos con mi iMac, viendo videos en vimeo, hablando con mi hermano y desempolvando viejos diarios. Mi novio (con el que llevaba 5 años y 2 meses) no estaba en la ciudad, llevaba una semana en Margarita, así que nuestra comunicación para el momento era bastante escasa. El comienzo del año realmente parecía una extensión, un bonus, del anterior.

Luego de repasar delicadamente mi historia, en enero y febrero tuve una suerte de crisis final. La convivencia con mi novio se hacía realmente pesada y yo escribía, con todo lo dramática que soy, post como "domani" y su resultado; a la vez una persona a quien yo admiraba se fue del país y eso fue un golpe a mis dudas sobre quedarme, irme, etc.

En esos meses yo no tenía ni puta idea de qué hacer con mi vida:
  • No me sentía bien con mi novio y no sabíamos ya qué hacer para mejorar. 
  • Mi carro era un dolor en los ovarios pues llevaba dos meses en el taller y mi día a día estaba repleto de gastos en taxis. 
  • Faltaba con frecuencia la universidad pues no estaba motivada a ir. 
  • El tema de mi peso me estaba volviendo loca: me había metido en un centro para adelgazar en noviembre, era enero y los miserables 4 kilos rebajados ya eran sólo un recuerdo.
  • Estaba en una pasantía que no era exactamente lo que yo quería. 
  • No iba al cine aunque posteaba las agendas del CELARG para saber qué películas me perdería. 
  • Recuerdo que para este primer período del año estaba abarrotada de trabajos y el cansancio era mi más fiel amante.
Sin embargo, en febrero mi blog comienza a ser más visitado y entre uno de esos navegantes errantes se encontraba el que sería mi compañero de naufragio -sin saberlo-. También a mitad de febrero entré en una pasantía que yo quería, en la productora audiovisual que tenía en la mira; e incluso en este mes me aventuré a conocer -a ciegas- a un grupo de realizadores (entre ellos Darien, Daniel Dannery, etc) que luego se incluirían en esta fila de puntos que se conectan.

Terminé febrero escribiendo un post con "aire a octubre"* y comencé marzo con un viernes "fuera de lugar" realmente fatídico, un viernes casi negro que dibuja una "i" sin su punto todavía.

Ese viernes 5 de marzo lo recuerdo claramente: del trabajo me fui a ver con mi novio, salimos, discutimos un poco por cosas tontas, terminamos molestos; para despejarme fui al CELARG a ver una obra de teatro a la que estaba invitada. De regreso lo único que pensaba: es hora de ponerle el punto final a todo esto.

"(...)Cuando llegué, él me recibió calurosamente pero yo y mi junta vecinal de pensamientos impidieron devolverle el cálido saludo. Punto siguiente le conté todo lo que había pasado en el trabajo y que lo que parecía una agenda despejada y destinada a recuperar la chispa entre nosotros, se transformó en hojas rellenas con fechas, ideas, requisitos, tareas, etc. Le transmití todo mi estrés y mis inquietudes. Él respondió a ellas pero creó las suyas.

Nuestra situación se complicó un poco más. Ya estoy harta de ser la que no tiene tiempo, la que no puede rechazar los trabajos, la que por momentos parece cumplir con obligaciones del amor. Estar así como un transeúnte en tu propia relación es un sentimiento pesado y que sin duda te hace perderte del mundo o hacerte sentir fuera de lugar."

Cuatro días después ocurre "2:02 am" y "1920 días de ti". Allí estábamos él y yo conversando por teléfono sobre la decisión de alejarnos y al final accedimos a hacerlo, nos hacía falta lanzarnos al vacío o terminaríamos en un ciclo lascivo donde la cabeza de la serpiente mordería su cola.

fotos de la mañana luego de haber terminado todo.

Y es justo ahí, el 9 de marzo, que firmé el contrato con este 2010 acordando que sería un año realmente sorpresivo, jodidamente inesperado. Pues, debo decir que no me defraudaron.

Digamos que ahí Elena en vacaciones realmente se podía llamar "Elena -la loca montaña rusa- en vacaciones".

Marzo fue un mes donde lloré galones que podrían haber saciado la sed de energía del país, fue el mes más dramático de todos. Era un drama necesitado casi de sangre. Fue terrible, lo admito, fui el caos especialmente los primeros 10 días de "soledad". El ambiente con su "capa calima" hacía todo más pintoresco y tristón.



Pero el 2010 tenía preparado el "juguetico" -lo que realmente es deseado- de mi cajita-no-tan-feliz. Resulta que aquél chico que tenía un blog al cual yo era un poco adicta -resaltando que ya él era un común comentarista en mi blog y que ya varias veces habíamos hablado por twitter- me pide mi msn para hacerme una pregunta técnica sobre cuestiones de blogs. Dos cosas: yo ya no usaba mi msn y no me gusta agregar a desconocidos, pero como él había tenido un excelente gesto conmigo, valía la pena.

Pues ahí es que comienza otra historia. Ahí es que "conozco" a Gabriel Núñez. Ese 18 de marzo comenzamos a hablar a las 11pm y terminamos a las 3am, parecíamos las propias comadres que se reencuentran luego de 10 años en la graduación de un hijo.

Quien diría que desde ese momento yo estaría cada día despierta hasta las 3am charlando con un tipo realmente interesante. Quién diría que el desempleo de una persona sería el elemento perfecto para sembrar algo que crecería posteriormente.

Las cosas parecían normales pero unos días luego Gabriel me comenta que algo loco había pasado: el viernes 19 posteé este video de "cómo superar un rompimiento" y justamente el sábado su novia lo estaba mandado a la isla de los solteros -lugar donde yo ya tenía varios días-.

Me sorprendí por las nefastas decisiones que toman las mujeres, me lamenté un poco por él, estar en este plan del neosoltero no era nada placentero y menos si llevabas un tiempo con tu pareja... pero al menos me alegré porque ya seríamos dos güevones que se conocían y podrían disfrutar de las mieles de la "libertad" en esta isla.

Mi amistad con Gabriel continuó aunque él abandonó la soltería por un tiempo pues tuvo unos episodios de amoríos con un par de mujeres. Incluso así pasábamos cada noche hablando; yo me entretenía desglosando su diccionario de pensamientos y riéndome que jode con su verborrea inteligente y ácida.

la foto de la idea de millones de solteros.

Una noche él me propone hacer un video de un tema que yo estaba criticando y así es que empezamos en este asunto de hacer cosas juntos, por puro placer y diversión.

Igual en marzo tuve mis recaídas fuertes y confusas con el tema de mi, ahora, ex. Hice una suerte de conteo: "Las primeras 7 noches.", "18 días después." y así. Sentía que las cosas no estaban realmente finalizadas, que 5 años y 4 meses no se acabarían en un acuerdo civilizado terminando el mes con una "Cadena de decisiones absurdas."

En conclusión enero y febrero sólo fueron la antesala al determinante marzo. Mes donde salí de una insalvable relación y me introduje -sin saberlo- en una curiosa y satisfactoria amistad.



-Ele.

*me refiero al octubre 2009 cuando me separé de mi exnovio durante un tiempo.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Oficialmente anuncio

¡Escuchen todos!


Que en consideración con las cosas que hago, con que estoy hasta la madrugada enroscando mis pensamientos en mis dedos cual pelo rizado; que sonrío como idiota y que tengo un sentimiento indescifrable en mi cuerpo: anuncio que me he enamorado.

Pues sí.

Y que esto se tome con la solemnidad requerida, pues en todas estas cuestiones de amoríos mis palabras suelen significar exactamente su concepto. Puede que diga a la ligera un "te quiero" pero jamás un "estoy enamorada" y mil veces menos un "te amo" -sí, yo soy de esas mujeres que no dicen "te amo" a menos que las palabras se le estén desbordando por los labios-.

Me aclaro a mí misma que leer los post del pasado tiene mucho que ver con esta declaración, es increíble la cara de bebé babieca que pongo cuando leo lo escrito en abril, mayo, junio, etc. Es como un alboroto de emociones que terminan como en un post-orgasmo. Es lo que me hace llegar al punto de admitirle a la Elena del futuro que ya en esta fecha ha caído redondita en ese trance -que algunos adoran y que otros temen-.

Entonces, bien. Luego de este anuncio iré a dormir, son las 2:05 am.

Es tan interesante todo lo que ha pasado que este post de abril sigue vigente. Este recuento del 2010 me está sensibilizando bastante, creo que último post de este año será realmente emotivo.

Eso es todo, polluelos, fin del anuncio... Pueden continuar.

-Ele.

domingo, 26 de diciembre de 2010

Nochebuena.

No celebro navidad como solía hacerlo de pequeña pues las cosas han cambiado: ya no recibo Barbies ni juegos de Nintendo, y a esta edad sería hipocresía "celebrar" que siento que el 24 de diciembre renace un pequeñín llamado Jesús cuando no soy adepta a las religiones.

Sin embargo, me alejo de ser una Grinch o lo que se le parezca en este contexto venezolano -quizás unas lluvias, quizás unos diputados en una asamblea de madrugada, etc-. No me gusta andar arruinándole algún tipo de sentimiento a los demás. Yo lo que celebro en estas fechas es que son días para hacer lo que uno quiere, con el reloj relativamente a sus anchas.

En estos días yo siento a mi familia igual que el resto del año: cercana, divertida, amorosa. En este sentido tampoco nada cambia; seguimos compartiendo en los almuerzos, cada quien sigue en lo suyo después de comer, salimos juntos al cine, etc. Y como mis padres no "trabajan", pues esta fecha es llevada cual octubre, cual junio, cual enero -excepto el 24 de diciembre, ya que mi mamá sí cree en la festividad y a ninguno de nosotros nos molesta-.

Si bien muchos dicen que "estas navidades han sido horribles" en mi caso pueden diferenciarse en una cosa: en estas navidades hice lo que quise de verdad.

Este 24, luego de cumplir con la parte estrictamente familiar (visitar a mis abuelos, tío y luego regresar y cenar con mi familia) pude hacer algo que había anhelado muchos años antes: pasar esta fecha con una persona especial afuera de mi casa. No en plan de rebeldía ni de huir de mi familia sino en plan de hacer algo diferente en un día prácticamente igual cada año.

Y pues, así fue.

Pasé la madrugada del sábado compartiendo unas amenas charlas y recorridos por la ciudad. Al comienzo no sabíamos a dónde ir ni qué hacer pues sería la primera vez que ambos estaríamos fuera de casa en una fecha como ésta. Así que paseamos por la despejada Caracas. Descubrimos que en este día hay apenas un par de cosas abiertas. Visitamos una plaza, de ahí seguimos en un recorrido en busca de baños -siempre las necesidades fisiológicas presentes para enfatizar que somos humanos-, de ahí a la calle ciega de la urbanización donde vivía mi abuela -que fue la parada final de nuestras andanzas nomadísticas-.

Me encanto la sencillez. Mis anhelos más intrínsecos se alejan de todo lo fancy y glamouroso. Obviamente si  hay más comodidades es mejor, pero no es determinante, a mi lo que me interesa en estos casos en la esencia que se queda impregnada en la memoria.

En este caso un banco de concreto, grama, viento fresco; Hitchcock con sus asientos y sus vidrios empañados, fueron la escenografía complementaria a este momento. La ciudad, en un decembrino y nocturno silencio, escuchaba nuestras conversaciones y siendo algo perfecto para la joven que escribe estas líneas.

Es por esto que la madrugada del sábado comenzó como una flawless victory. Digna de recordar y repetir alguna otra vez.

El resto me lo reservo en la memoria, para que ésta con su carga subjetiva haga y deshaga, que juegue a repetir el momento y colocarlo en slow motion. Estirando el sentimiento de satisfacción para el primer día del año.

Valió la pena, fue genial.
Gracias.

La imagen de esta nochebuena puede resumirse así:
homeless storytellers

Espero que el sábado de ustedes, queridos lectores, haya comenzado de una forma igual de genial.

-Ele.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Preview del último episodio de la primera década del tercer milenio #Standvidcomedy

Dentro de 7 días es 31 y au revoir 2010 con todo ese combo de situaciones, momentos, etc.

Dentro de 6 días Gabriel y yo presentaremos el último capítulo del año que trata sobre eso mismo, lo que ocurre ese día. Verán con nuestros lentes todas esas tradiciones o más que todo rituales y situaciones que repiten cada año, para que ustedes, queridos espectadores, saquen sus propias conclusiones.

Así que si ya vieron el penúltimo Stand vid del año, he acá una muestra de los fotogramas que trae el siguiente episodio -que hasta trailer tiene (gracias a las vacaciones y el tiempo libre que me dejan) y que pronto aparecerá en nuestros blogs-.

Por ahora, disfruten de las fotos, véanlas como un regalo de sus fieles servidores en este día:


Gabriel formando p..



Mira, qué tengo aquí :P


venga, tío


¿que melanio ya subió la cosa? -chiste interno, lo siento-




-Ele.

No sé por qué pero...

Esta semana estoy pegada con esta canción de Rihanna. No soy fan de su música ni de este estilo de pop pero por alguna razón escucho esto y me "activo"; hace dos días troté la mitad del paseo los próceres escuchando esta canción.
El video también me agradó; esta estética medio kitsch, con estos zooms japoneses, la edición rítmica, la cámara lenta y la dirección de arte hacen que sea un video más que tolerable, así vintage pero tolerable.



"lalala.. only girl in the world.. lalala"

-Ele.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Ninfomanía mañanera.

Es normal leer las aventuras rebosadas de sexo de myself o de "un blog para ella", e incluso las explícitas historias de conidayvuelta.

Pero no conozco un blog de una fémina que hable sobre sus aventuras (o desventuras) sexuales, que explique cómo en ocasiones se despierta con ganas de besar y desvestir a este chico que sin previo aviso ha aparecido inmerso en su cama. Cómo su lengua es usada para recorrer más que los labios y la piel de aquél que ha caído en sus manos.

No sé, quizás es pena o es que simplemente una señorita no debe escribir sobre sus deseos de sexo intenso, de orgasmos sonoros, de saliva y penetración, etc.

Ehm, pues, en mi caso no tengo experticia en escribir sobre deseos de este estilo, pero no es por pena, de eso estoy segura. En realidad no sé cómo explicar que en ocasiones uno se despierta activada, recordando momentos de sexo y repitiéndolos en la mente, deshilachándolos para poder disfrutarlos como si estuviesen ocurriendo de nuevo.

A veces pienso que las mujeres somos más sexuales que los hombres, sólo que nuestras erecciones no se notan a través de los pantalones. No sólo ustedes, queridos, son los que se despiertan con su fiel compañero firme para la batalla, no, nosotras también nos podemos despertar deseando provocar una guerra.

No sé qué tecla es la que se presiona en estos días donde uno se despierta mordiéndose los labios, sonriendo al verse en el espejo, colocando la música que más puede acompañar este estado pre-sexo. Yo culpo a la hormonas que se alborotan justo antes de "esos días". Aunque esto no es un condicional, hay mujeres que se despiertan así cada día de su vida. Yo, al menos, conozco una.

Hay unas que tienen mejor suerte: que pueden despertarse así y satisfacer sus ganas con alguien de carne y hueso; en este caso toca aguantar, recurrir a los jugueticos de plástico o a los dedos. Personalmente: me parece más divertido aguantar, estar en este este estado pre-sexo me llena de energía. Por lo que saldré a hacer ejercicio en breves momentos.

En fin, todas sabemos -aunque por alguna razón no escribamos explicitamente sobre ello (que usamos tumblr reblogueando imágenes sexies o así)- que hay días donde nos despertamos como una terrible e incontrolable ninfomanía mañanera.



-Ele.

02:49 am

Debo decirlo: qué escrotos tan gigantescos analizar el año y ver tantos cambios en la trama de mi vida. De verdad me deja en shock. En unos meses cambié incluso la disposición de mis dientes.
En breves semanas modifiqué paradigmas que parecían inquebrantables en mi mente y conocí a una de las personas que más me ha influenciado en lo que llevo de vida.
En tan pocos días, en tan pocas horas.
Interesante.

Eso es todo.
02:53 am
Dormiré.

-Ele

Extractos de Marzo /Mémoires 2010

Esto me deja sin palabras.

Esto, que lo escribí en un extrañísimo estado emocional de tristeza, dolor, esperanza, solemnidad; Lo redacté precisamente en el editor del blog -lo que sería otro desahogo más se convirtió en un escrito definitivo- y justo ahora me hace recordar el pecho comprimido, las lágrimas brotando sin control y la adrenalina ahogando mis venas.

Pasar la mitad de una década con alguien para luego aventurarse, por voluntad propia, a lo desconocido es algo que tensa los músculos.

Si bien esto no estuvo hecho para ser público -además que es uno de mis escritos más largos-, es el punto más definitivo en la culminación de mi noviazgo y merece una importante mención, más que para alimentar el vouyerismo de quienes lean, para dejar una real constancia de ese momento en este blog -igual conservo las partes más emotivas-.

Es la carta de despedida escrita justamente en la víspera del "rompimiento". Creo que pocas veces he escrito con tanta emotividad. Me pregunto si él la leyó toda -pues repito, es muy extensa- o si sólo saltó a los párrafos finales.

En fin, unos extractos que incluso hoy me hacen recordar el sabor de las lágrimas y me despiertan los poros.

"Mis razones:"

No es el tiempo ni la distancia, mucho menos los terceros. Hago esto por mí pensando en ti.
--
La razón no como pensamiento sino como posesión es el alfiler que le hace pequeños hoyuelos a nuestros sentimientos, que frena un abrazo, un beso y hasta un simple "adiós". (...) La razón en este día es completamente tuya y absolutamente mía.
--
La amistad, aquello que Aristóteles señaló como el amor más reconfortante y que Aquiles Nazoa nombró como el "mejor invento del hombre" fue el inicio de toda esta historia. La amistad es en el fondo el concepto que más entiendo, (...) Es algo maravilloso, sublime y tan humano que he llorado por sentir que la pierdo y he celebrado a todo dar cuando la encuentro.
 Parece que cuando cruzas la barrera, la amistad y el amor se fusionan y se vuelven uno; es una mezcla tan satisfactoria como mortal: si se transforma en amor, la amistad nunca podrá ser igual.
(...)Mas esta noche siento que la amistad le ha dado la vuelta al cilindro y está a punto de encontrarse con la única bala del revólver, de verdad ahora temo ser quien apresuradamente presione el gatillo y acabe con todo.
--
La felicidad, un tema tan complejo como los anteriores. La felicidad parece ser la máxima meta en todo lo que hacemos. Hay quienes teorizan que la felicidad nunca se alcanza en vida, que sólo tenemos períodos de prolongada alegría.(...) Quieres que yo sea feliz y tú mereces serlo, mereces tener a la persona que siempre mantenga tu risa y tu alma contenta. Sé que por mucho tiempo fui yo, pero esta noche es hora de afrontarlo, es hora de entenderlo: tu felicidad no está en mis brazos ni la mía en los tuyos. 
--
La frontera, o lo que solemos llamar como el final. (...)
(...)Aunque no engañaré con palabras pues siempre supimos que aquél vasto continente flotaba en un desconocido vacío. Aquellos bordes oscuros y profundos podían aterrarme pero de vez en cuando me acercaba a las fronteras de nuestra ficticia planicie y contemplaba con curiosidad aquél precipicio. 
La cuestión es que yo me acostumbré a las caminatas nocturnas a la frontera para contemplarla y preguntarme cómo sería yo si estuviese ahí. De pronto tu estabas sentado a mi lado preguntándote lo mismo. Comenzamos a vivir más cerca de ese lado desconocido. 
--
(...) No quiero jugar a Colón y navegar pensando encontrar otras tierras, me atrae sólo lo desconocido, (...) No saltaré esta frontera en busca de otra, saltaré para perderme en mí.
--
Las lágrimas son liberadoras de las emociones y son incontenibles en un momento como este, aunque hago el esfuerzo por reducirlas, no quiero que empañen la visión de mi camino, no al menos mientras lo dibujo.  
--
Este es el paso más tembloroso que doy para dejarme caer definitivamente a ese vacío, juro que ya me estoy arrepintiendo de haber escrito esto, (...) No puedo creer lo que digo. No sé de dónde estoy sacando la fuerza para izar las velas, pero te aseguro que son mías, nadie me ha impulsado. Me acobardo demasiado. Me falta el aire. Las lágrimas que contuve todo este tiempo no paran de salir en silencio pues la madrugada cubre el cielo y todos duermen.
--
Justo ahora comienzo a extrañarlo todo, como si ya estuviese cayendo en aquel hoyo nublado. No tienes ni idea de cómo justo ahora estoy deseando salir corriendo a verte y a que me calmes, a que me digas que todo se arreglará, que cambiaré, que cambiarás, que volveremos a ser felices. Me provoca besarte lo más que pueda y abrazarte lo más fuerte posible, como aferrándome para no caer en el vacío.

Pero la Elena que toma el timón de esto está más decidida que la Elena que quiere saltar por la borda y regresar. O eso quiero pensar.
--
Me enviaste mensajes de buenas noches, me dijiste que esta noche no llegarás a tu casa pues estás en la reunión a la que casualmente no fui y por la que caUsalmente no te conectaste para hablar -mientras te esperé-, dándome el suficiente tiempo para cometer esta locura o esta cosa tan sensata, ya ni sé cómo verlo.
--
Sería hipócrita decir que te amaré para siempre pues si fuese así entonces no tendría porque escribir esto.
--
 (...) Por favor no dudes ni un instante de la pasión con la que te amé, espero con muchas ganas que otra persona pueda superarlas, que se pierda en ti y tú en ella.
--
Estos, sin duda, serán unos días y quizás meses terribles por lo definitiva de la decisión. 
-- 
Esto es lo más triste y doloroso que he escrito en años - quizás en lo que llevo de vida -.
--
 Mis razones para tomar esta decisión, Andrés, son las que el corazón poco entiende pero la razón exige.
Sin más palabras...


Elena.
---------
foto de esa época, creo. Tenía justo la de ese momento pero está en la iMac muerta.

Un episodio tan lleno de drama que ni Ferdinand Zecca lo hubiese podido retratar en sus melodramas. Admito mis excesos de tragedia, creo que en esos momentos soy una ópera. 


De esta carta es de donde salen todos los símiles con el mar y el océano presentes en mis posts de esos meses.

Con este último sorbo hondo de té finalizo este recuerdo en marzo, un mes bastante extraño; podría decir que marzo es el punto de giro irreversible de mi reciente historia.


Seguiré revisando "mis memorias".


¡Salud!


-Ele.

Un borrador de febrero... revelado. / Mémoires 2010

Ando en plena limpieza y recopilación de los momentos que hicieron mi 2010 -o que los deshicieron-. Mientras revisaba los borradores en blogger (o esta suerte de blog paralelo) encontré esto: un cúmulo de preocupaciones y anhelos que me perseguían desde el 2009 y que para el incipiente 2010 seguían allí, punzando mi mal humor y mi cansancio.

Nunca lo terminé porque cuando llegué a escribir lo del diseño pensé que ya era hora de continuar con el trabajo y dejar el blog hasta ahí, la catarsis ya había pasado.

Contexto: Para ese momento aún continuaba en mis pasantías en ACNUR, seguía siendo novia del chico con quien llevaba una relación de 5 años y 3 meses; eran los albores del rompimiento -sí, qué nombre tan cataclísmico y dramático-.

En fin, para sacarlo de mis borradores, ahí va:

La rutina platónica. 10/02/2010

Esto de ir a la universidad en la mañana, a la pasantía en la tarde y trabajar diseñando en la noche ya me está desgastando a un nivel preocupante. Ya estoy empezando a sentir el problema del tunel carpiano y el dolor de la muñeca está terrible. Paso demasiadas horas sentada y quiero realmente, por primera vez en mi vida, hacer ejercicio, no en el gimnasio como antes (odio los gimnasios!) sino el ejercicio de ir a trotar a los Próceres, subir el Ávila o el último que me provocó: el pole dancing (se ve súper de divertido). Quiero retomar la dieta para sentirme bien. Quiero llegar a mi casa cansada del ejercicio, darme un baño y ver una película, analizarla y escribir (como dije que haría hace unos meses). Quiero desvelarme completando un guión que tengo en frío, dibujando un shootingboard tentativo, imaginando mi corto fotograma por fotograma.

No me interesa ya abrir el estúpido photoshop y desgastar mis ojos y muñeca a cambio de unos billetes o de un simple reto personal. Es demasiado desgaste porque no es sólo diseñar sino trabajar y "estudiar" además de dominar y suprimir mis ganas de escribir historias. Sólo me conformo con llenar mi celular con memos de guiones pendientes o ideas que se me ocurren en el camino. Que porquería vivir esperando a que lleguen unas vacaciones para poder hacer aquello que tengo en el sistema y que me presiona el pecho. Vivo con la expectativa de que se acaben los diseños y la universidad (y todo aquello que siento que me aleja de lo que quiero). Pero me llaman y me dicen que les haga un diseño y ya viene el soviético-alemán de mi cabeza a decir: "tómalo! tómalo niña es una oportunidad, quieres tu cámara, quieres tu nueva computadora, quieres hacer tus cortos ¿no? bueno esto te hará más resistente, te dara más reputación y eventualmente más ingresos". Ese soviético-alemán es un capitalista extremo y yo soy un proletariado confundido.

Lo peor es que cuando trabajo en las noches comienzo a ponerme pequeños retos para superarme en cuanto a técnica de diseño se refiere... y es que YO NO SOY DISEÑADORA, yo no he estudiado eso ni nada, todo lo he aprendido por mi cuenta y por eso cuando ando en algún afiche comienzo a ver cómo lograr tal cuestión, pero es el hobby llevado al trabajo y por eso mi conflicto, un hobby debería quedarse en eso: en aquello que haces un día lluvioso o un domingo en la tarde.

--

Interesante.

-Ele.

martes, 21 de diciembre de 2010

Está vivo!

Hoy he estado jugando con varios widgets y aplicaciones. Son las 2:49 am. Shame on me. Lo bueno: ahora puedo publicar desde mi celular. (Lo único es que me encantaría quitarle eso de "sent from my...")
En fin, dormiré. Ha sido un día algo largo, con sorpresas y mezcla de emociones.
-Ele.
Sent from my BlackBerry® smartphone

Prueba

Desde el bb. Ok, debo dormir ya
Sent from my BlackBerry® smartphone

About.me - una forma de aglutinar tu identidad digital.

Es un nuevo servicio -hace tan sólo una semana lo liberaron para mortales como nosotros pero por lo que vi aún funciona con invitación- cuyo fin es aglutinar toda tu identidad web en una sola página. Claro, hay algo que me dio un poco de nerviosismo y es que, por ejemplo, si quieres tener a about.me conectado con twitter, tumblr, blogspot y demás debes darle acceso a la cuenta -y yo soy muy reservada con eso, casi ni tengo aplicaciones en facebook por la misma razón-. Pero bueno, en este caso estoy probándolo a ver qué tal.

Me gusta la esencia del sitio y creo que es una forma de saber "quién eres" en este efímero universo de fibra de vidrio.

Crearse una cuenta es sencillo, modificar el contenido también. Pero como dije antes: parece que aún están activando los perfiles con invitaciones -es decir, vas al site, te registras y luego ellos te envían la activación de la cuenta (puede tardar unos días)-.

Así se ve mi perfil (http://about.me/elena_victoria):


Así se ve cuando haces click en el icono de blogger.

¿Interesante, útil, una web obsoleta más? No lo sé aún. Por cierto, la vez que la página sólo funcionaba para reservar nombres, reservé el de "elenita" pero la invitación no ha llegado a mi hotmail. Golosa la niña. Latifundista, pues.

-Ele.

Sexyness.


Exquisitez.

-Ele.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Mémoires 2010

Este año haré algo diferente al anterior. Escribiré de manera sintetizada (lo más que se pueda) los momentos, situaciones y curiosidades más destacadas de mi año. Es decir, haré las mémoires de mi blog y de cosas que no salieron publicadas en él pero que son importantes también.

De esta manera podré saber qué ocurrió en tal mes y a la vez podré reflexionar, ver cómo se van cayendo las fichas de dominó; repasar algunos escritos para datearme como se debe, etc.

De aquí hasta que finalice el año estaré en este plan de construir unas pastillitas para el futuro, para repasarlas en el 2011 o quién sabe: en el 2030.

Que comience el viaje al pasado.

Esta fue la primera foto del año que puse en mi blog

Oh, ya veo que algunas emociones saldrán a flote.
Sí, ya lo vi todo.

-Ele.

domingo, 19 de diciembre de 2010

"48 publicidades que no se permitirían en la actualidad"

Encontré esta lista de 48 imágenes de viejas publicidades (al rededor de los 50-60) donde la publicidad dirigida a mujeres incluía, lo que ahora podemos llamar, tendencias sexistas. En el 2010 podemos ver esos anuncios donde le dicen a una mujer que le "llore a su esposo para obtener su electrodoméstico favorito" y ofendernos, nuestro ego recibiría una cachetada, pero en aquella época esta concepción pues era incipiente (el feminismo se estaba creando).

También podrán observar cómo se publicitaba el alcohol y tabaco. Es gracioso ver médicos y odontólogos recomendando "camel" y otras marcas. Lo más interesante para mi es ver cuán "efectiva" ha sido la promoción anti-tabaco en 40 años, no en el sentido que más o menos gente deje de consumirlo sino en el sentido que ahora sería imposible que los publicistas se arriesgaran a colocar a un médico a recomendar fumarse un cigarro o menos a un niño divirtiéndose porque su mamá fuma. Ojo, esto no quiere decir que estos rubros no se sigan publicitando ni que la gente los consuma más o menos, simplemente que ahora creo que hasta la gente se ofendería de ver tales anuncios.

También podrán ver el racismo en unas publicidades de jabones donde ser negro era igual a estar sucio. Muy, muy interesantes estas publicidades, obviamente hay que conocer el contexto para entenderlas -que no quiere decir justificarlas- y no padecer de esa anacronía que suelen hacer las personas cuando dicen "no entiendo cómo la gente permitía esto... esto no debe ser así".
Algunas publicidades que verán en el link:













Sin más, click para ver las "48 publicidades que no se permitirían en la actualidad" 

-Ele.