Páginas

martes, 31 de agosto de 2010

Yo te leo [#blogday]

Porque cada quien es el señor Feudal de sus tierras y hoy vengo a censarlos.

Yo antes no toleraba los blogs, me parecían intentos frustrados de páginas web, quizás porque aún no había leído cosas interesantes o quizás porque aún era muy niña. Una vez abrí uno y lo cerré, prefería escribir en otros lugares.

Actualmente leo varios blogs. Bits y bits de información que cada día y noche entran a mi cerebro. Con el tiempo he descubierto una agradable pasión por averiguar qué mueve al otro y comparar sus visiones con las mías; sus tragedias con las mías o simplemente deleitarme leyendo anécdotas cotidianas.

Quizás si dejara los blogs y me dedicara a leer literatura pura y dura hubiese ya repasado la Odisea y El Quijote varias veces. Pero lo que me llama poderosamente la atención de los blogs es que se desarrollan "en vivo" y van soltando pistas de quien lo escribe. Tener un blog no es de nerds, geeks u ociosos. Un blog puede servir para decir las cosas más banales, pasando por hacer excelentes análisis, hasta para conseguir trabajo. Un blog es tu espacio "gratis" en la web. Es tú negocio propio o simplemente un placer culposo (recordemos que a veces mantener un blog activo te puede hacer improductivo).

En fin, para tener un blog, sólo debes tener algo que decir.

Hoy me provocó hacer un breve recuento de los primeros blogs que conocí y cómo estos influyeron cuales fichas de dominó en la creación del mío o en mi adicción a leer y leer. Son y fueron blogs claves, que a pesar del tiempo sigo visitando cual ritual de abuelita los domingos.

Todo empezó con...

El primer blog que recuerdo haber leído con periodicidad fue el del periodista/director de cine Carlos Caridad llamado Blogacine: http://blogacine.com  La información que allí encontraba me parecía útil e interesante, pero lo que más me atrajo (y me llevó a visitarlo hasta 7 veces al día) era la sección de comentarios, donde se armaban unos debates bien acalorados entre personas del cine venezolano y/o espectadores, etc. Era excitante leer y leer páginas de discusiones (bien llevadas y con argumentos). Gracias a meterme a diario allí comprendí varias cosas del cine venezolano y a la vez uno que otro realizador me conoció.

Los blogs de BLOGGER.

Gracias al gustico que le agarré a Blogacine, comencé a clickear y a meterme en los blogs de las personas que allí comentaban. Este fue el momento decisivo que me encaminaría a "elenaenvacaciones".

El de Juan Casañas

El primer blog que me atrapó por meses y meses fue el de Juan Luis Casañas

Resulta que él tenía varios blogs y vlogs -video blogs- (los iba abriendo y luego de un tiempo los descontinuaba, creándose otro) me gustó tanto lo que leí y vi, que pasaba casi a diario por allí.

Él, para esos momentos, no publicaba periódicamente pero como tenía muchos escritos había material suficiente para pasar horas y horas leyendo. El corte de su blog no era de humor explícito, era algo más profundo y a veces rozaba con lo depresivo, pero eso fue lo que me atrapó, la sinceridad y sensibilidad de sus palabras.

Me di cuenta cómo ese espacio le funcionaba para expresar todas sus ideas, que me cuestioné si yo podría hacer algo similar como un experimento para hacer catarsis, ya que necesitaba algo más que sólo comentar en los post de otros.

Así que una madrugada, luego de leer el blog de Juan, me dije "es hora de abrirse uno":

El post es:
Mi primera entrada (con un videito, para empezar bien la cuestión)


El de Toto Aguerrevere

Dentro de los blogs que descubrí en aquellos meses fue Conversations Overheard at the Mad Hatter's Tea Party. Ya el título me hizo pensar "esto estará interesante" y no me equivoqué.

La forma tan elegante, irónica y ortográficamente correcta de Juan Aguerrevere me marcó y me atrajo cual Gaga al vestido de espejos. Fue casi "amor a primera leída".

El humor de Toto es inteligente (pero no rebuscado) y fue la pastillita feliz de cada noche. Podía reír por un largo rato pero al final me quedaba reflexionando y pensando sobre ese montón de ideas bien hiladas y certeras. Lo que también me enganchó fueron las comparaciones que hace él con películas, series y libros que de alguna forma tratan los mismos temas. Le da unos nombres bastante peculiares a sus amigos y te mantiene aferrada a la acción from top to bottom.

El cristal con que Toto ve los temas más cotidianos del venezolano (los amigos, las reuniones, la geografía de la ciudad, la idiosincracia del venezolano, la política, etc), fue lo que me mantuvo (y me mantiene) visitando su blog a diario.

El de Nina Rancel

Yo a Nina la conocí como la actriz que invitó Henry Cuicas para rodar un corto, lo que no sabía era que unas semanas luego descubriría su blog @ Nina´s.

Lo solía leer pues era la visión femenina (un poco diferente a la mía) sobre los temas que también me interesaban pero más que todo sobre: los hombres. Era interesante ir leyendo las anécdotas de cuanto fracaso encontraba en una reunión, bar, etc. Además que uno, como espectadora, sabía que en todas esas líneas aún había el nombre de algún tipo que fue importante pero que ella estaba tratando de olvidar. Y eso se asemejaba en algo a lo que yo escribía acá.

Con Nina me acostumbré al spanglish bien usado, al igual que las groserías y "las listas"/confesiones. Lo único que era un pain in the ass es su combinación de colores (pues leer con el fondo negro es lo más cansante del mundo). Pero era sólo cuestión de acostumbrarse.

Aún la leo, cuando se digna a publicar algo -i know you're busy being an actress my dear- espero que pronto salga de su trance de enamorada y diva para que se coloque a escribir... mentira, sólo juego. La periodicidad de los blogs corresponde al nivel de tiempo libre, así que sin presiones (been there, done that).

Por cierto, el blog de ella también está muy bien escrito (ortográficamente hablando), otra cualidad que lo hizo un must en mis horas de lectura.

El de Myself

A mi me cuesta mucho el anonimato, por lo menos en lo que a escribir se refiere, creo que tendría que llegar a un límite para comenzar a publicar bajo un seudónimo.

Este no es el caso del blog que encontré por esa época y que era básicamente de corte sexual, sensual, provocador y lleno de anécdotas amorosas.

Es el blog de un tal "Myself" llamado Historias...

Allí él, y a veces en colaboración de sus "amigos", coloca sus anécdotas y poesías. Pero que la cuestión no suene tan "romanticona", a veces el blog se encendía y más de una mujer le escribía en un estado orgásmico provocado por sus letras.

Por un tiempo pensé que esto era parte de un experimento, quizás eran un grupo de mujeres (o una sola) probándose algo o un grupo de tipos jodedores. Las historias me parecían tan rebuscadas o poco creíbles, que dibujaban la ciudad como si fuese una película hollywoodense.

Luego entiendes que qué más da si son verdad o ficción, son anécdotas que son agradables para leer y listo. Un punto positivo es que el blog tenía (y tiene) buena música, el punto negativo es que debes dejar de escuchar la tuya pues no hay forma de ponerle pausa a su fondo musical.

Actualmente no leo mucho el blog, paso de vez en cuando y he perdido el hilo de las miles de mujeres que han estado en la cama de Myself, un caraqueño o demasiado hermoso o con una labia impresionante.

--

De blogger hay muchos más que sigo actualmente. He leído los más "populares" como el de Gerard, La perfecta, Live from my mind, La cagada, el de Francisco Granados, etc. Pero acá en mi blog en la barra lateral (gris) están todos los que visito constantemente (accidentalmente separados por géneros).

Me agrada ver que hay gente que se ha motivado a escribir y me gusta mucho leer blogs nuevos (para refrescar los autores y sus personajes). Así que si tienen un blog pueden dejarlo en los comentarios que sin duda lo revisaré.

Eso sí, me cuesta mucho leer textos con errores ortográficos y de redacción. Si son pocos los dejo pasar, pues pueden afectar cosas como el sueño, el despiste, etc. al momento de escribir, pero si es un blog lleno de errores o con un diseño realmente molesto -mis límites de tolerancia son algo vastos-... no duraré mucho tiempo ahí (suena #ultradiva, pero es un gusto personal ;D)

Introducing Wordpress

La gente de blogger no fue suficiente, luego de pasearme de link en link, llegué a tocar otros espacios que hasta el día de hoy siguen apareciendo en mi historial de lecturas necesarias.

El WP de Gabriel Núñez

Long story short: no sé cómo llegué un día a Con Ida y Vuelta pero desde que vi la forma explícita, sarcástica, cómica y reflexiva que el autor le impregnaba a sus textos se convirtió en link de visita obligada.

Luego de unos meses y sin planearlo es que conocí al sujeto que lleva en la mente tanto análisis mezclado con anécdotas varias y un poco de gotas bizarras.

Si bien la escritura elegante de Toto me hacía reír, acá pasaba lo mismo pero por la crudeza en que Gabriel exponía sus temas.

También me atrajo por su implacable forma de tocar materias como la manipulación, la estafa, etc. Lo cual no había leído antes en mi menú diario de blogs. Pero ojo, siempre con el humor negro por delante y un tono de sinceridad que a algunos puede llegarle a parecer molesto o innecesario.

La parte estética era amigable y la gramática estaba excelentemente bien cubierta. De verdad que leer un blog donde al autor difícilmente se le escapa una coma o un punto es una experiencia agradable.

Ya los que visitan mi blog deben estar acostumbrado a ver su nombre en algunas publicaciones pues hemos decidido hacer proyectos juntos para que ustedes, queridos lectores, disfruten por varios minutos.

Me gusta pensar que somos como la limonada, yo soy el agua y él es el limón.

Ok, basta. Next.

Seguidores & comments

Para concluir este extenso post (quería que no lo fuera, pero parece imposible que escriba poco) también el #blogday es para quienes me siguen y comentan. Cada bloguero tiene su estilo de interactuar con su público, hay quienes no suelen responder los comentarios y sólo usan este espacio en la web para hacer catarsis o informar de sus productos, vivencias, etc.

A mi me gusta el feedback en mis escritos. Hacen que el post tome un papel menos privado y me hace entender que hay otros que leen lo que escribo. Por eso trato de responderlos todos.

Al comienzo dudé si poner o no la sección de comentarios pues el meollo del asunto con mi blog es que en mis ataques egocéntricos necesito leerme y saber qué pensaba en determinada fecha. Sí, es un cliché escuchar eso de "mi blog lo escribo para mí"; ya a estas alturas es imposible que deje de lado al lector, pero esencialmente el blog sí está hecho para que dentro de unos años (si es que Blogger no desaparece y se lleva mis textos) pueda repasar mis vivencias y recordar los detalles.

Al final dejé los comentarios y han sido una buena forma de entablar conversaciones con quienes siguen mis líneas. Ya siento que conozco a varios que comentan acá y más aún cuando suelo revisar sus blogs (de tenerlos).

En fin ¡Feliz día a todos los que ejercitan su cerebro!


Recuerden, yo los leo -Suena demasiado George Orwell, lo sé, esa es la idea-.

-Ele

Ahora que lo pienso bien

No sé por qué exactamente, asumo que debe ser por mi forma de ser, pero cuando me siento muy a gusto en una situación, por un momento detengo el giro de las cosas y comienzo a preguntarle qué tan genuinas son.

Justo ahí siento un frío que corre por mis venas y remueve el calor, la sonrisa de idiota. Es allí cuando me quedo perdida en el techo de mi cuarto, con el ceño fruncido, imaginando lo peor de cada caso, teniendo pensamientos lascivos y figurando la manera más efectiva de salir de la situación sin alguna herida.

Es como quien disfruta muchísimo una bebida y de vez en cuando se detiene a preguntarse el por qué y el qué de su adicción.

Es más allá de existencialismo, lo que siento en estos momentos se asemeja a un mero instinto de sobreviviencia.

Es mirar un cuadro detenidamente y escudriñar cada centímetro preguntándote "¿por qué?" y pensando en un posible "que tal si".

No sé por qué, incluso, las personas a quienes les cedo el paso y les tengo confianza por un momento me hacen parar y replantearme la situación. Me hacen entrar en este estado de alerta.

Lo peor es sentir lo de ahora: que un soundtrack de morricone te envuelve mientras acostada en la cama haces conjeturas (quizás erróneas o acertadas) sobre las situaciones. Esto me inquieta y saco las opciones que vienen así en galletitas como las de Alicia. Te sientes como una idiota por creer en los demás, luego confías; después te sientes como asfixiada en esta situación y posteriormente imaginas algo que te hiera. Qué sucede después, ves el símbolo gigante de "advertencia" y el cerebro maquina una salida viable, radical, etc.

Hay picos de adrenalina que se solapan con bajones de "tranquilidad" y "confianza".

Y todo esto sin mediar palabra con alguien, allí acostada en una almohada que por un momento representó un abrazo amigable y ahora es una daga en la espalda.

En fin, ahora que lo pienso bien: no me gusta esta sensación.



-Ele.

lunes, 30 de agosto de 2010

¿Son sólo amigos?


La gente suele hace un sonido extraño, una especie de "sí, claro" cuando alguien dice: "fulanito y menganita son amigos". Pareciera que el código de amistad entre un hombre y una mujer se reduce a la cercanía entre un pene y una vagina. Nadie cree que ambos miembros puedan estar juntos por ahí sin querer "tocarse".

Las cosas se complican un poco más cuando se le añaden las siguientes afirmaciones:
- Son amigos, ella tiene novio (y él está soltero). Lo que significa que quizás el novio de la chama vea al otro como una amenaza (ya que esto de "amistad" no parece ser posible). La cuestión puede ser un poco más dramática: él tiene novia, ella está soltera. La novia del chico pensará que de alguna forma se lo estarán quitando.
- Son amigos, ninguno tiene pareja. Esto despertará las dudas más comunes del porqué están juntos, la gente se hará preguntas sobre un posible ocultamiento de la verdad, tendrán un pequeño morbo por descubrir qué hay allí o llegarán a la conclusión que alguno de los dos es gay y por eso es que no han terminado siendo novios.

Como estas afirmaciones hay miles y cada una con su explicación del proceso o consecuencia y por supuesto, cada una provocará un "gusanillo" diferente en quienes tienen dichas dudas.

No siempre la amistad es el paso previo al noviazgo, hay personas que han llegado a una relación de pareja sin pasar por go y hay otras que se quedan allí, seguras, recibiendo sus premios (o inseguras por dar algún paso: sea para avanzar o retroceder).

Hay de todo en este strawberry field.

La pregunta es, tienes a estos dos personajes: un hombre y una mujer y eres el espectador de su historia. Los has escuchado hablar y reír días y noches seguidas; los has visto salir y compartir en lugares como cines o cafés; has descubierto que cada uno conoce la vida y el pasado del otro, que tienen gustos similares y comparten casi las mismas proyecciones; los has cachado solos en una escenografía y al rededor de la gente.En fin, llevan ya la mitad de un año y no ha pasado ese "algo"...

Entonces, siendo tú el espectador de la historia ¿pensarías que el guionista le tiene pautado un final juntos?
¿Qué pasaría si al final son sólo amigos?
Quizás es posible.
O quizás no...
-Ele.

Rebel [primeras imágenes]

Hace 4 días que ya puedo usar la cámara, he grabado varios videos y tomado varias fotos. Confieso que nunca había practicado la fotografía de la forma en como varios de mis amigos la hacen, algo profesional, me explico. Pero creo que también me está gustando (aunque no cambio el valor que tienen las imágenes en movimiento para mi).

Tener una cámara donde puedas colocarle objetivos y hacer el foco manual es un arma de doble filo pues para tener siempre a un sujeto enfocado, por más que éste se mueva, hay que poseer la experticia y la práctica suficiente. Así que estoy trabajando en eso.

También es muy divertido poder jugar con los "settings" o "ajustes" de la cámara, cambiar el ISO (hacer más o menos sensible) la velocidad del obturador, el balance de blanco, etc. Me encanta la función de "multiples disparos" y ya en estos días jugaré a hacer algo con esto. Como reformateé la imac no tengo Photoshop así que ninguna de estas fotos está retocada.

Aún no he subido mi primer video a vimeo porque quiero subir algo más que un simple test, quiero subir aunque sean 2 o 3 minutos de algo sustancioso para mi. Trabajo en eso también (necesitaré la ayuda de varios extras, así que cuando empiecen las clases -en pocos días- andaré por la univ con Lola. Sí, así he decidido colocarle justo ahora mientras escribo esto.)

Así que voilà, mis primeras fotos. He decidido subir un videillo también pero como tardará más, entonces lo anexo luego.


Gabriel Núñez [Conidayvuelta.wordpress]





Tomada por Gabriel Núñez 



la libreta púrpura & compañia
mi viejo busto (parece cara cortada esto)


Faltan subir una de mi mamá y el video. Lo debo por ahora.

-Ele.

domingo, 29 de agosto de 2010

Placer (muy) culposo.

He acá el objeto del deseo... es todo lo que me provoca en estos momentos.
Sólo una probadita, una cucharadita para saborear delicadamente y con cada papila gustativa de mi lengua... como si de un beso se tratara.

Pero por ahora está muy prohibido.

Fuck.
Esta es una foto del año pasado cuando comer nutella no era más que un placer y la culpa venía luego de acabarse el frasco. La mano pecaminosa que sostiene la nutella es la de Oriana y el malvado proveedor de tal exquisito alimento: su novio.
-Ele.

sábado, 28 de agosto de 2010

Almost perfect.

Siendo yo tan difícil de complacer me sorprende cuánto lo logras.
Y a veces también me sorprende el nivel de tu idiotez.

Creo que eres eso, casi perfecto.

-Ele.

viernes, 27 de agosto de 2010

Sobre cuando ¿atropellé? a un ciclista.

Una raya más para Hitchcock, el carro que cayó en mis manos.

Lo siento Hitch :(

Eran las 9 de la noche de un culminante 31 de julio del presente año.

El carro estaba lleno de gente cual plan vacacional: mi hermano con mi madre atrás y de copiloto Gabriel (conidayvuelta). Menos mal que mi papá se quedó en casa porque sino esto hubiese sido el show de #lossanchez + invitado especial, en vivo.

Salíamos de hacer unas compras y yo me disponía a llevar a mi familia a casa para luego a devolver a Gabriel a la suya.

El camino de regreso iba en perfecta normalidad: unos cuantos huecos terribles, de esos donde Hitchcock (sí, así se llama mi automóvil) pide piedad y redención; un semáforo que no servía y otro que me comí. Acelerar, cruzar, desacelerar.

En el camino hablamos de temas varios.

El último tema, que quizás anunciaba lo próximo a vivir, era la reacción de una de mis amigas cuando en una caravana de carros atropellaron a un perrito: lloró por todo el camino pues ella es una pet lover. Gabriel hacía sus chistes ácidos sobre el tema.

Mientras mis pasajeros divagaban sobre la idea yo decidí tomar una ruta diferente para subir a mi casa. Me explico, hay varias formas de llegar a mi edificio y a mi se me ocurrió la brillante idea de meterme por una de las rutas menos usuales, no sé por qué, quizás estaba más distraída de lo común.

Cuando llego al cruce veo de lado a lado y no hay carros (ni motos) en la costa así que decido cruzar.

Vaya sorpresa: cuando estoy acelerando progresivamente (que conste que iba lento) y dirigiendo mi carro hacia la subida, mis reflejos se percatan de un muchacho en bicicleta que cual kamikaze se avecina bajando (sin frenos o sin saber usarlos) hacia el frente de Hitchcock, sin luces y sin protección. Mientras su amigo se va por el otro lado.

Cadenas de acciones/(mis)pensamientos en esas fracciones de segundos:

Acción: muchacho (hipnotizado/zombie) en bicleta que se dirige al lado del copiloto para su choque. No acelero.
Pensamiento: ¿Pero qué coño?

Acción: Niño que se estrella contra el carro. Sigo viendo con asombro, grito: "el retrovisor". Gabriel se tapa la cara como si el chico hubiese entrado por el parabrisas.
Pensamiento: ¡A la mierda! No puede ser.

Acción: muchacho vuela y cae herido en la acera mientras el frente de su bicicleta está doblada por el golpe. Me quedo en el carro por un segundo. Escucho que mi mamá dice algo pero (como siempre) no entiendo. Gabriel se queda quieto (luego me explica que le estaba haciendo "la lectura" al pana).
Pensamiento: Ok, qué coño acaba de pasar... no hay retrovisor ¿el niño estará bién? ¿por qué iba en sentido contrario? Elena, te juro que no lo vi. 

Abro los seguros del carro. Gabriel se baja, yo también. Gabriel asiste al muchacho que trata de levantarse (sí, el niño estaba vivo) el amigo de ese niño lo ayuda y hay uno que otro peatón curioso de mi zona (recuerden, son como las 9pm y en Caracas esa sólo apta para peatones arriesgados).

Yo me bajo a recoger la bicicleta y a colocarla en la acera. Toda la rueda delantera de la bici estaba doblada. En el proceso diviso que mi parachoque del lado derecho está roto, la luz antiniebla también, los faros no se partieron pero quedaron sueltos y: no hay retrovisor, está a unos cuantos metros todo destruido. Pero repito: el niño está vivo.

El amigo del muchacho le pregunta que qué le había sucedido, él responde que no sabía, que vio las luces y no frenó ni nada. Quizás su cerebro asumió lo peor: que Hitchcock sería el auto de "la pelona" (la muerte, es decir: yo) y que había venido a buscarlo. No niño, Hitch no es el carro de la muerte, más bien es un carro que se lanza a la muerte de vez en cuando y le gusta estar en estado comatoso para descansar.

El chico también confiesa que la bici no era suya sino de su hermano y que él lo matará. No niño, no te mató un carro, dudo mucho que tu hermano lo haga.

Yo no detallé mucho la cara ni el cuerpo del muchacho, según Gabriel él tenía su hombro derecho rasgado, el codo roto, la rodilla herida y se sobaba la cabeza (también tenía unos DC shoes -Gabriel y sus detalles-). Pero estaba vivo, hablaba con coherencia y estaba más asustado por la suerte que le vendría al confrontar a su hermano que por su situación.

Nos quedamos varios minutos con él, hasta que vimos que estaba estable. Como a ninguno nos convenía tener contacto posterior quedo sobreentendido que: tú te llevas tu golpe y tu biciclerta torcida y yo me llevo mi carro abollado, sin luz y sin retrovisor. Ojo, si el niño hubiese quedado tendido en el piso, la historia hubiese sido muy diferente, no dejaría bajo ningún concepto a un herido de gravedad y me escaparía. Mi conciencia nunca me dejaría dormir en paz.

También confieso estar un poco molesta por ver a mi carro sin retrovisor, es una de las cosas que más detesto, tanto que me cuido de los motorizados en Caracas y lo vengo a perder con un ciclista en medio de una subida solitaria, a las 9 y algo de la noche de un sábado.

Cuando ya la situación nos llevaba a despedirnos, pues no había más nada que hacer, decidimos irnos. Mi mamá comenzó a decir que ella ya lo había imaginado muerto y que el niño "volvió a nacer" (ya saben de dónde vienen mis rasgos dramáticos). Gabriel por su parte me contaba la anécdota de una situación similar que le ocurrió y que explicaba el porqué no se bajó a ayudar en el primer momento (sino todo lo contrario, él buscó los seguros del carro).

No sé que cuento habrá maquinado el niño en su casa, yo agradezco que mi mamá haya estado de testigo porque seguro le digo que atropellé a un ciclista y se desmaya en el acto. No recuerdo ya lo que decía mi hermano. Sé que todos estábamos menos tensos porque supimos que el muchacho estaba vivo.

Luego de eso vinieron mis risas (quizás nerviosas) de incredulidad por cómo había quedado el carro y también por cómo Gabriel me contaba su versión de estos mismos hechos. Él pensó que yo grité "el parabrisas" y por eso se cubrió la cara, porque pensó que este ciclista venía directo al asiento delantero del carro.

Luego de dejar a mi familia, fui a cenar. En el camino repasábamos cual agente de C.S.I el acontecimiento buscando explicaciones. Gabriel no vio a los chamos bajando en bicicleta (recordemos que estábamos todos hablando en el carro) yo los vi cuando estaban muy cerca, mejor dicho mi reflejo los vio. Pensé que el chico que se estrelló tomaría la ruta de su amigo (ir por el canal de bajada y no por donde yo iba). Fue como si ellos y nosotros aparecimos por generación espontánea justo en ese momento.

Y yo me preguntaba incesantemente: ¿por qué carrizo tomé esa ruta? Si hubiese tomado la de siempre hubiese salido mucho más arriba del punto del accidente. Incluso hoy en día cuando cruzo para subir a mi casa me vienen esos flashes explicativos.

Lo positivo es que crucé lentamente sin acelerar, pues repito: no vi a nadie, si hubiese visto algo de bajada o subida lo dejo pasar (o acelero rápido).

De haber ido más rápido quizás tendría que haber cambiado el nombre de mi blog a Elena en la cárcel, lo cual es totalmente terrible.

Fotos tomadas por Gabriel Núñez un día después (luego de bajar el ávila)

#drama. Por cierto con esa luz es que me corté el dedo ese día.
Pueden notar lo sucio que estaba mi carro, y sin "orejita" se ve más dramática la escena.
Un día mi papá usó el carro y se le ocurrió colocar el faro de luz blanca hacia arriba, ahora mi carro tiene estrabismo e ilumina el camino de una forma extraña. Gracias. 

En fin, allí aún está Hitchcock sin retrovisor porque no he encontrado uno que se le ajuste (ya que por su modelo no son fáciles de conseguir). Al comienzo fue difícil manejar así, pero ya me acostumbré. Lo bueno: lavé el carro (aunque no lo crean, eso me tenía también algo estresada).

P.D.
A veces me pregunto si ponerle Hitchcock a mi carro habrá sido una buena idea.

-Ele.

One night stand [corto]

Encontrado en el tumblr de quesomanchego y luego en el de yellowbrickroad
Es un corto sencillo pero divertido. Espero JAMÁS me ocurra esto, y de ocurrirme le dedicaría un gran post.



-Ele.

¡Obviamente era GAY!

Niñas, estamos ante una situación alarmante... mejor olviden lo de "niñas" porque hay muchas por ahí que tienen su pareja, arrejunte, resuelve, amiguito, etecé.

"Mujeres solteras sin compromiso que no se dignan a agarrar a la primera mierda que se le atraviese en el camino" (así.. mejor) estamos ante un fenómeno muy frustrante, me explico:

Al divisar a un hombre que medio se vea decente, que tenga sensibilidad artística, cinéfila, que quiera ir a París para comer crème brûlée, que conozca de música o escriba unas cuantas frases bien hiladas en un blog (acompañadas de unas fotos con mucha actitud) deben releer mejor su perfil, detallar mejor sus fotos, observar mejor las entrelíneas y... voilà, se darán cuenta en pocos instantes que el espécimen que al menos detuvo tu mirada por un momento, pues, sí, obviamente era gay. Y si no: está ocupado en otras idioteces.

Queridos gays, no los odio, no soy homofóbica ni mucho menos, de hecho ni tengo que dar explicaciones del porqué no lo soy.

En fin, mi única queja o mi única alerta es que nosotras, las niñas, nos estamos quedando sin buenos ejemplares. Repito: sí los hay pero están ocupados en otras idioteces.

Y me pregunto ¿Qué tenemos las mujeres que no les gustamos? ¿Qué hicimos mal?

La situación es difícil, créanlo. O te enamoras de un tipo que evalúas y concluyes que vale la pena pero resulta que no le interesas completamente o vas y te quedas sorprendida con otro que resultó dedicarle su poesía a un Dionisio o a un Hércules.

¡Ah! o bueno, tienes la opción de bajar los escalones al submundo y agarrar "cualquierverga" que se te atraviese. Pero no, yo aún no quiero bajar al sótano. Me gusta la terraza, veamos hasta cuándo.

En fin, otro más al vagón de "te equivocaste mamita".
Chicos, enjoy your meal.

Seguiremos informando.

-Ele.

jueves, 26 de agosto de 2010

Empezar de nuevo.

Como siempre una cosa cotidiana, un acontecimiento común de mi vida se convierte en un evento de contraste, que me deja en los labios un sabor a moraleja (algo agridulce).

Mi Imac sufrió un colapso el sábado y entró en coma. Prendía pero se quedaba en la pantalla azul. Ya dos días antes me advirtió que algo andaba fallando en el disco de arranque, pero yo no tomé cartas en el asunto pues pensé que sería algo temporal, una de sus comunes loqueras y cambios de humor (que me hacen dudar si es sólo una máquina que me obedece).

Luego de entender que simplemente había dejado de funcionar decidí llevarla a una Istore de la ciudad para aprovechar y hacerle un extreme makeover. De esta forma, usaría su coma temporal para que le instalaran el nuevo OS, le agregaran más RAM y de paso vieran qué le sucedió.

La cuestión parecía sencilla pero se complicó cuando me explican que los datos no podrían salvarse. Fue un duro golpe porque en estos escasos metros de plástico, aluminio, etc. hay cosas tan valiosas e importantes que reformatearla sin poder salvar mi data sería como quedar amnésica de por vida.

Al final otra chica que trabaja allí (cuyo nombre curiosamente es Esperanza) me explica que sí, que sí se podrán salvar mis datos pero que deberé pagar cada hora que duren pasándose a un disco externo (lección de vida: tener siempre un disco externo de respaldo). Y así fue, le di luz verde para que procediera a repararla y salvar mi información.

La Imac duró dos días allá en la tienda mientras le cambiaban todo y quedaba "como nueva". El miércoles la busqué y la regresé a la casa. Al prenderla vi lo cambiada que estaba: el escritorio vacío con una sola carpeta llamada "respaldo"; el dock (que antes solía tener un montón de programas útiles y de mi uso cotidiano) vacío, sólo con los elementos por defecto del nuevo Sistema Operativo, mis "notas adhesivas" extintas, el navegador sin los marcadores favoritos y sin las listas infinitas de webs interesantes que iba encontrando en el camino.

Claro, mi información estaba allí aunque mucha de ella no se puede usar porque aún no tengo los programas que le funcionan. No hay ni Photoshop. Perdí el programa que usaba para grabarme diariamente y los proyectos quedaron ahí con un formato que la Imac ya no reconoce (tan amigos que eran la Imac y el Imovie).

Todo está en cero.

Hay que comenzar de nuevo, ir rellenando las barras de favoritos con mis links más usados, buscando los programas comunes que solían habitar en mi dock, reconectando carpetas, rehaciendo playlist muy finos que perdí, etc. Pero en algo que es ahora mucho mejor.

Y es ahí cuando veo el reflejo de esto en mi vida y me digo "Elena, estamos comenzando de nuevo, desde cero"



-Ele.

martes, 24 de agosto de 2010

Queridas hormonas.

Es hora de colocarles un puntillo que las retenga... o me volverán loca.

Deben entender que estamos atravesando una etapa difícil y las felicito por su desempeño llevado en todos estos meses (exceptuando algunos episodios), hasta ahora.

Sin embargo, debo dirigirme a ustedes con severidad pues no están contribuyendo a mantener la calma y cordura en estos momentos tan extraños y bizarros del mes.

Les explico lo siguiente: hay una diferencia entre el placer duradero y el temporal. Qué estamos buscando todos acá: el duradero; a dónde se están yendo ustedes (lindas ovejitas descarriadas): al temporal.

Debido a este conflicto de intereses que está comenzando a surgir, deberé hacer un plan de contingencia para evitar molestas metidas de pata. Es que cada vez que ustedes deshacen, yo soy quien paga los platos rotos.

Sé que estamos lidiando con que no tenemos chocolates para sustituir placeres. Ya haremos una visita a un lugar para solucionar ese problema, tranquilas.
Sé que vivimos en un mes abarrotado de emociones, no es su culpa que el 2010 viniera así.
Sé que extrañan los abrazos, cosas tiernas, cosas sexies, etc. Pero no es que se acabaron ni nada de eso, dejen el drama.

Yo sé que andan medio alborotadas pero a ver, chiquillas, acá arriba pensamos que, por ejemplo, los besos deben venir cargados de emociones, que sino son simplemente mordiscos y juntaderas de carne con más carne. Acá nos gustan las mariposas y la emoción, ustedes, con su actitud están matando todo esto, pues lo temporal se salta todo aquél momento de verdadero y extendido disfrute (de ese que nos gusta a todos). En fin, es mero rollo reduccionista. Acá arriba no nos place el "ratón moral" así que antes de que suceda alguno, debemos evitarlo.

Sé que esgrimen la excusa que estamos solitarias y podemos hacer cuanta cosa queramos, que somos libres, etc. Sí, somos libres. Sí, hacemos lo que nos viene en gana; pero una cosa es eso y otra querer pisotear la magia de las situaciones, luego nos arrepentiremos y seremos infelices, porque como hemos visto con terceros, la cosa se convierte en un triste ciclo (y levante la mano quien quiere andar con un tipo y sentir absolutamente nada...¿Nadie? ¿Ninguna? Eso, pensé).

Así que mantengamos todo en orden. Esperemos a que las cosas se den, no hay prisa ni hay que llegar a una meta. Sé que están tentadas por todo lo que se mueve, que están curiosas por probar, aprender, "experimentar", pero creo que ya los "fails" de los demás nos demuestran que los tiros no van por ahí.

Les prometo que pronto juguetearan y harán sus respectivos "desastres" pero sin que eso implique que deba venir yo a recoger y enderezar las cosas o a figurar la salida de tal situación incómoda, quedando como una idiota ante mí misma (cabe destacar).

Así que la orden es: calmaos, divertiros con otras cosas.

Les prometo que si se portan bien y evitan que me meta en situaciones molestas, les daré un gran premio el 30 de noviembre. Y por favor, relájense más en esos días, no queremos desistir de las rutinas de ejercicios sólo porque andan jodiendo al señor humor, cambiándolo de lugar de trabajo.

(Soy humana, sí, y estas cosas sensoriales pasan, qué le vamos a hacer; tampoco son malas pero hay que mantenerlas en línea por un momento, y este es el momento :P)

Con cariño,
El cerebro de Elena.

Una cosa más...

Tengo un amigo BASTANTE extraño :)
ya.
-Ele.

Papel tapiz


Así estaban mis paredes: algo desgastadas y sucias de tanto tiempo que pasaron rodeándome. Demasiada lluvia, demasiado sol y demasiado polvo soportaron; traté de arreglarlas pero nunca lucieron bien. Un día apareció este papel tapiz, era un pequeño trocito. Una muestra de esas que de repente aparecen y agarras gratis  "para probar". Sin miedo coloqué en la pared ese cuadrito, que parecía de un material diferente, más resistente quizás.

No se veía mal, lucía bastante bien para estar rodeado de tanto desastre. Me agradó. De hecho descubrí que todo aquello que el papel recubrió, se arregló de fondo; las grietas de las paredes desaparecieron, el sucio, todo lo que estaba debajo de ese pequeño trozo.

No sé si es que me enfoqué mucho en sólo ver ese espacio de mi entorno que ahora era diferente y me gustaba ni sé qué fue lo que pasó en el trayecto. Pero hoy, cuando decidí mirar a mi alrededor me di cuenta que (casi) todo estaba forrado con ese tapiz.

Ahora quedan pocos vestigios de esas paredes desgastadas. Son pequeños espacios que se dejan entrever y que traen recuerdos si me concentro mucho en ellos. Sin embargo, no me provoca remover esta nueva "piel" que tiene mi entorno pues se ajusta muy bien a mi y bueno, tampoco sé cómo quitarla.

Confieso que a veces me digo a mi misma que hay que tener cuidado con lo que se cuela de esta manera, no sé aún si este bonito tapiz vendrá con efectos secundarios y me producirá claustrofobia. Parece que no.

Este sentimiento de alerta es el que hizo darme cuenta que hoy mis paredes ya no estan resquebrajadas y sucias sino que están forradas (creo que es más que eso, es como si estuviesen fusionadas)  de un agradable e interesante papel tapiz.

no es la foto que buscaba, no encuentro la que quiero :( pero igual funciona
-Ele.

...y así llegó la Rebel (con sus respectivos #fails)

Si alguien tuviese que redactar mi historia de lo que llevo de vida, hoy sería uno de esos días claves. Así como la vez en que entré al colegio, cuando cobré mi primer cheque, cuando abrí mi blog, cuando tuve mi primer novio y por qué no: el día de mi primer orgasmo. Hoy es casi una fecha patria en el mundo de Elena, un día de fiestas patronales improvisadas y espontáneas.

La historia en breves líneas en la siguiente (y ojo, ya todos sabemos que no es la herramienta lo que hace al artista... acá sólo se trata de la historia de la herramienta que llegó a mis manos):


El origen

Todo comenzó en los primeros meses del 2009 cuando yo buscaba una buena cámara para grabar ese montón de ideas de cortos y videoclips (de canciones que me gustaban). Comencé a descubrir esto de los adaptadores de lentes y entendí que son los éstos (entre otros factores) los que te permiten crear profundidad de campo, mejor calidad de imagen, etc.

Entonces pensé en comprar un adaptador (twoneil -para el que le interese-), una minidv y un lente. El tiempo pasó y esa opción la fui desechando. En septiembre del año pasado sale la canon 7D y me enamoré de ella, era justamente lo que necesitaba: cubría tanto video como fotofija y el precio no estaba mal.

Creo que estaba adicta a ella, estaba en vimeo por horas y horas viendo cosas grabadas con esta cámara y entendía todas las posibilidades que me ofrecía (también por esa época conocí a varios jóvenes como yo que luego de ahorrar un poco ya la tenían y les encantaba).

Sin embargo, por tantos problemas que hay en el país para adquirir dólares libremente, ir a EUA y comprarla, tuve que desistir por los momentos.

Mi espera no fue en vano pues Canon saca la T2i (prima hermana de la 7D) y ya el precio podía pagarse (sólo tenía que ahorrar un poco más). Es como encontrarse al hombre casi perfecto pero sólo hay que hacer un pequeño sacrificio para conquistarlo.

La "pieza" clave

La pieza clave de todo esto fue una artista plástica llamada Maria Elena Álvarez a quien le hice un video de sus obras de arte (y es tía de una buena amiga de la univ.). Ella fue quien me puso en contacto con su amiga (que suele traerle materiales para sus obras). Así que la convenció de que era buena idea que me trajera la cámara, y así fue. La compramos por internet a finales de julio y yo sólo debía esperar un mes y algo más para verla en mis manos.

El riesgo

Ya que la amiga de Maria Elena no estaba cobrando por su "servicio" (pues ella no es una de esas personas DHL que se la pasan viajando trayéndole de todo a todos) entonces había un cierto riesgo en la "operación". Ella, la amiga de la artista a quien llamaré Lola, me indicó que se haría responsable de mi cámara hasta donde pudiera, pero que si se presentaba algún problema en las aduanas o algo así ya la situación se le salía de las manos (para quienes no estén familiarizados con la situación: a veces en los areopuertos acá las "autoridades" pueden que te decomisen o te despojen de tus cosas, no siempre pero suele pasar... gracias Murphy por no intervenir).

Es decir, habría el riesgo que la cámara no llegara a mis manos y tampoco un reembolso. Sin embargo, Lola se veía seria y me dio seguridad diciendo que no era de esas personas que se debajan quitar las cosas. Entonces acepté los términos del trato, total, lo peor que podría pasarme era perder ese dinero, que igual con la mortal inflación de este país se habría desaparecido en unos cuantos meses. 

Sin cuenta regresiva

Lola dijo que regresaría al país por aquello del 20 y algo de agosto pero que quizás pagaba algo más y se quedaba hasta principios de septiembre.

Conociendo mi tendencia a hacer de todo una cuenta regresiva (y luego de que ocurre comienzo con las cuentas progresivas - "hace tantos días de"-) decidí pensar y hacerle creer a mi mente que la cámara llegaría en septiembre un día indeterminado.

Claro, ya cuando entramos en los 20 y algo del mes una pequeña alerta se activó y me recordó "hey, hey.. por estas fechas es que debería llegar la cámara" pensamiento que tapeaba diciendo "no sabemos si siquiera llegará".

"Aló... ¿Elenita?"

Hoy, mientras estaba entre dormida y despierta llegó la llamada de un número que no tengo registrado en mi teléfono. Muy pocas veces atiendoese tipo de llamadas (a veces pienso que quizás he perdido llamadas importantes por ignorarlas). Sin embargo, el número ya me era conocido y atendí.

"Aló" "¿Elenita?" "estás durmiendo" fueron las cuatro primeras palabras de María Elena que me dilataron las pupilas, y ya en un segundo me coincidió todo: la fecha, la llamada, la hora, la persona. Así que cuando escuché la palabra "cámara" grité de la emoción así cual miss que se gana el certamen o cual madre-desesperada-que-encuentra-a-su-hijo-en-televisión.

De una vez me levanté y me vestí para ir. Del tirón se me quitó el sueño que tenía y era como si me hubiese inyectado una seria dosis de Red Bull.

Luego de un rato llegué a casa de mi amiga y su tía. Mi papá se quedó en el carro esperándome mientras yo subía a recoger mi cámara.

María Elena y mi amiga Sofía estaban casi igual o más emocionadas que yo. Subí las escaleras como si "Santa" o "el niño jesús" me hubiese dejado un regalo (en otra casa, pero bueno, qué se le puede pedir a un niño o a un gordito con ropa roja).

Allí estaba en el mueble, en su caja, esperando por mí. Por un momento me sentí en aquellas navidades de los 90's (como en 1996) donde la emoción se contagiaba y todo el mundo sonreía. Más que por el regalo en sí es por haber cumplido un deseo de largo tiempo.

Sí, es materialista la escena, pero qué quieren que escriba, es un momento que depende de un objeto (aunque para mi su valor no es cuánto cuesta o qué marca es, para mi vale lo que ya puedo hacer con él).

La probé brevemente, fue un disfrute momentáneo... pero saber que ya era mía me alegó el día. Como dijo Conidayvuelta: "como cuando te besan y sientes mariposas #buenoasí". Sí, así (casi igual).

Me encantó el sentimiento de lograr algo que quería desde hace tiempo: una cámara.

Fotos del momento: (tomadas por La libreta púrpura)


 nótese la cara de "recién levantada" y mi "sonrío como idiota" (sonrisa excesiva)

"hello there"
Y así, fueron felices para siempre..

No tan rápido. Acá vienen los par de "fails" del momento, porque como siempre Murphy no puede dejar de aparecer en mi vida (es el antagonista por vocación).

Llegó la cámara, se fue la Mac

No sé si es que la antimateria se producirá cuando tenga en mi cuarto las dos piezas. Quizás se produzca otro big bang por mi culpa, pero es que tanta coincidencia no parece eso: sólo coincidencia.

El sábado la niña que escribe estas líneas se despertó como de costumbre e hizo su ritual mañanero de prender la imac y leer, hablar, escribir y ver videos. De un momento a otro el Sistema Operativo (OS) colapsó y sólo me dejó usar msn. Luego nada (ni se apagaba) por lo que tuve que hacer un "apagado violento" y creo que fue tan violento que la dejé en knock out. Pobre mac. Luego de eso prendía pero no arrancaba el sistema. Me mostraba una triste y solitaria pantalla azul (así como el ring of fire del xbox).

Ya sé que hay varias formas de solucionar eso (pues Gabriel me dijo las que encontró) pero decidí que ya que había pasado este episodio podría aprovechar y llevarla a hacerle el upgrade de OS (pues tenía el tiger) y colocarle más ram. Es decir, aprovechar su estado comatoso para hacerle un extreme makeover.

La ironía fue la llegada de la cámara, pues no imaginaría nunca que mi Imac (que jamás se dañó en todo este tiempo que vivió conmigo) se fastidiaría en una semana como esta.

Sí, es como por fin encontrar esa pieza perdida del rompecabeza y cuando la colocas en su sitio, echas un vistazo y ahora falta otra, de tu boca no saldrá más que un suspiro grosero.

Lo positivo es que esto es temporal (espero). Ahora uso una mini laptop cortesía de Ronald quien amablemente me la prestó para otros fines y que juro no la había usado hasta el sábado que me vi en la obligación de (cómo va a ser eso de cortar la comunicación con el mundo, no señor).

Segundo #MEGAEPICFAIL

Esto que viene a continuación no tiene otro nombre que un verdadero fail (o fracazo, para los que aún no conozcan el significado de esa palabra).


Cuando María Elena me dijo que podrían traerme las cosas de EEUU yo comencé a buscar mi wish list en la web. Entré en amazon y pasé varias horas viendo qué necesitaba (mínimos requerimientos por aquello del espacio y facilidad para traer).

Pasé un rato largo deliberando qué lente me compraría, vi videos, comparé, casi hago una asamblea mental. Al final encontré el que más se ajustó a mi.

También pasé un largo rato comparando microfonías, pero al final como no podía traer tantas cosas entonces fue un objeto desechado. Además de pasar largos y tendidos minutos buscando y rebuscando la mejor opción de compra de la T2i.

Para todo me tomé un tiempo considerable, para todo menos para lo más importante: las tarjetas de memorias. Y es que uno no puede comprarse una cámara sin cinta o una DSLR sin memorias. Para que lo entiendan mejor: es hacer una hamburguesa pasando horas eligiendo los vegetales, el pan, hasta el ajonjolí de la cuestión (es para hacerlo más cliché, no es que me guste el ajonjolí en esa forma), es hacerlo todo concienzudamente, y cuando llega el momento de elegir la carne agarres lo que te recomienda el indigente ciego del camino, exacto, justo así.

Para comprar las memorias sí me tomé un tiempo pero en la dirección incorrecta, comencé a buscar las mejores "compactflash card" de Sandisk (las más rápidas, etc) pues eran las que había visto recomendadas en amazon (y en algunos foros que leí) pequeño detalle: a las T2i o 550D NO LE SIRVEN LAS COMPACT FLASH, son muy grandes para su pequeño slot.

Uno se pregunta cómo va a ser, en los foros leí que funcionaban perfecto y amazon dijo que esas se "compraban juntas" con frecuencia. Bueno, en los foros no me di cuenta que le funcionaban perfecto a las 7D y parecía que no caí en cuenta que lo mío sería la otra, la prima hermana.

Así que pueden imaginar la siguiente escena del fail:

Todos los miles de manuales, instructivos "to go", bolsitas y demás envoltorios ahí cerca en la cama del cuarto.
El bombillo del cargador de baterías cambia de naranja cambia a verde anunciando que la batería ya está lista para usarse.
Elena está sentada en el puff de su cuarto tomando la cámara e insertándole la pila.
Elena prende la cámara y chequea que hasta ahora todo va en orden. Sigue sonriéndo como idiota.
Se levanta a tomar lo último: las memorias.
La niña confiada no abre una sino las dos tarjetas de memoria de 8gb y tiene la brillante idea de, antes de siquiera probarlas, escribirle su nombre detrás de cada cuadrito de plástico. Así que allí estaban las dos lindas memorias de Sandisk rayadas con "Elena Sánchez 1" y "Elena Sánchez 2". Repito, sin aún probarlas.
Así como todo en esta época: si la pieza es la correcta encajará suavemente y sin presión. Todo hace un click armónico en estos tiempos. Todo entra suave y elegantemente.
Eso mismo esperaba Elena con estas memorias.

Dejemos ya la tercera persona y volvamos:

Tomé una y abrí el slot o la ranura donde se inserta la tarjeta de memoria. Gran sorpresa, el ancho de la ranura es mucho más pequeño que la tarjeta gigante. Por un momento lucí como una niñita tratando de insertar un triángulo en donde va el círculo diciendo "no entiendo, mamá".

Mi cara al comienzo fue la típica de "jeje, ya va, esto debe ser un error" y comencé a reír (porque ya basta de llorar).

Sí, como cuando tu doctor te dice repetidamente "será una niña", pintas todo el cuarto de rosa, mandas a todo el mundo a comprar globos con "it's a girl", hasta le compran un mini tutú y cuando nace, el bebé viene con un clítoris (mucho) más grande de lo que debía. Entonces, el globo debió decir siempre "it's a boy".

Este globo tuvo que haber dicho SD, SDXC clase 6 o cualquiera de ese estilo y nunca haber dicho "compacflash". Pero bueno, lección aprendida, tampoco es grave, puedo vender estas memorias o intercambiarlas (cosa que no puedes - ¿o debes? - hacer con un humano).Si quieren saber más sobre qué memoria le sirve a la T2i métanse en: http://canon.cameratips.com/t2i/canon-rebel-t2i-memory-card

Ya veré cómo resuelvo este fallo de comunicación entre mi cerebro frío y calculador y la gruppie que iba detrás de esa cámara.

Total, total...

Al final pues ya tengo una pieza clave de mi desarrollo audiovisual (si es que iré a desarrollarme, eso no lo sé aún, quizás me degenere y termine en el mundo de la indigencia).

Tan pronto complete el rompecabezas comenzaré a grabar así sean pruebas que subiré a mi blog, y creo que incursionaré de vez en cuando en la fotografía fija (que no he probado seriamente) veré qué tal me va.

Así que hoy 23/08/2010 tuve mi primera cámara. De verdad que agosto & 2010 están muy acontecidos.

-Ele.

viernes, 20 de agosto de 2010

Pensamientos inconexos de una estúpida noche de verano.

Querida ironía, no sé cómo decírtelo, estoy fuera de control:

Sé que eres tú la que merodea mis vacaciones.

Sí, y es que ahora estoy "libre" pero esta libertad me sabe a mierda. Me sabe a soledad frapé (pero bastante frapé) mezclada con compañía de a ratos, con ambiguedades que me rasgan la garganta. Odio beber estas cosas pero tengo sed.

Es celebrar el "por fin soy libre" y luego darme cuenta que no tengo con quien compartir mi libertad.

Aquí es cuando digo ¿para eso quería estar libre? para andar como una masoquista añorando mi esclavitud.

Y YO SÉ que hay personas con quien compartir, vamos, no es que estoy sola cual naufrago, hay varios wilson(as) que con agrado pueden hacerme compañías. Pero me refiero a otra compañía, a una más permanente.

Y es que me da una rabia que ya tengo el tiempo libre, el carro, los ánimos (en algún punto del día) y ya a esta hora termino así, en un vaivén de emociones obstinantes, escuchando solos de piano y con el maquillaje corrido. Como ahogándome por voluntad propia en un vaso de algún líquido (porque el agua es clara y esto es gris).

Es darte cuenta que estás comenzando a sentir algo tibio en la sangre cuando piensas que eres un témpano. Pero es el miedo a dejar que se derrita esa barrera con la persona incorrecta.

Es ver el nombre de una persona en el frente y reverso de cada página en un libro infinito. Qué es lo peor del asunto: no sabes de qué trata el maldito libro. En cambio hay otros que conoces muy bien pero que está prohibido abrir.

¡MALDITA SEA LAS PROHIBICIONES! Estoy hasta el borde de ellas.

Me siento atrapada en una pintura de Dalí... pero en una pintura que se le ven los restos de óleo fresco recién trazados por Van Gogh filmados por Buñuel.

Estoy ya harta de manejar con el maquillaje corrido pasando de las risas al llanto como si esto fuese una montaña rusa. Harta de todo esto.

Hoy manejaba sin rumbo y me sentía tan identificada con esa acción, no sé a donde voy, pero sé que voy. Me imagino que estoy pagando el alto precio de la "libertad". La rutina era más cómoda y previsible: haces A y ocurre B; si sales temprano, vas a su casa; si tu estás libre, se ven. Eso ya no e-x-i-s-t-e.

Lo peor: dividirse en dos y tener que empujarte a ti misma lejos del teléfono porque sabes que si lo llegas a tocar vas a caer en una tentación con una consecuencia tan dañina que, una vez más, te vas a arrepentir y vas a terminar como ahora: llorando. Es que ese parece el final alterno de todo en esta época: Si mi día inicia bien, en algún punto se tambalea y comienza a llegar esa turba de pensamientos que me vuelven pedazos todo. Entonces, paso el resto del día reconstruyéndome para que al siguiente día otra vez la misma muchedumbre entre a desarreglar.

No duermo bien, me acuesto tarde y despierto temprano (pensando ¡siempre pensando!)

No tengo elementos que me calmen: ni un puto chocolate ni una buena película ni un agradable abrazo. Nada que complace mis sentidos. Ya no extraño ni los besos ni el sexo. Lo primero perdió su emoción y sin lo primero no viene lo segundo.

Es una ironía todo, ahora que lo pienso.

Es no tener la esclavitud del trabajo y consumirse peor que antes. Es poder compartir con alguien pero no existe ese alguien. Es ser valiente con todos menos con quien se necesita. Es querer pintar la situación en blanco o negro pero estar totalmente manchado de gris. Me siento igual ya sea acá encerrada en mi cuarto, que en una mesa con 20 personas, que en un carro con un copiloto fantasma, que en un mirador, que en donde sea. Es así porque yo ESTOY así, encerrada en una idea.

No se si es depresión, un sucio juego mental, los residuos de un sueño que me movió, autodestrucción o llamar la atención cual idiota infantil. Quizás es todo junto, quizás ni me acerqué a la causa.

Quizás sí, quizás no. Tal vez. Creo que. Supongamos.
Dudas y más dudas que me hunden.

Estoy tan obstinada esta noche que he escrito 6 post y ninguno me satisface. Ni siquiera este, ninguno explica bien lo que me pasa pero ya estoy cansada así que dejaré esto como está. Espero que cuando repase estas líneas en algunos meses las cosas tengan el suficiente sentido. Y mientras no coja el teléfono y le escriba algunas sandeces, mejor aún. Dejaré que la caja de luces me entretenga y consumiré su basura esta noche.

Ah y gracias ironía por hacer que el cielo se vea jodidamente espectacular en cada atardecer desde mi mirador favorito.

-Ele.

miércoles, 18 de agosto de 2010

¡No moriré gordita! Ep.1 "Niña ¡Suelta ese chocolate!" [webserie]






si haces click a la imagen se verá en grande :) (btw, éste es mi fondo de pantalla hoy)
"Ella no quiere vivir gorda, él la matará si lo hace"

Luego del episodio vivido una mañana en mi cama, inicia la temporada de "¡No moriré gordita!". De esta forma comenzó, sin duda y sin piedad, la rutina de entrenamiento para rebajar todos esos kilos de más.

El video.

El video a continuación fue la idea "que tal sí.." que me propuso Conidayvuelta justo un día antes de empezar la rutina de ejercicio (la única rutina, debo decir, que no me molesta para nada).

Mientras cenábamos (yo comía la primera y última arepa del mes) él propuso grabar mi "evolución" (cual pokemón) en esto de rebajar. Él dijo: "se me ocurrió que qué tal si grabamos la subida al ávila y..." bueno, esto es el resultado: un semi reality de mi sufriendo cual precious mientras intento llegar a mi peso ideal.



Las siguientes líneas complementan lo que verás, así que léelas si deseas mientras se carga el video.

Hmmm, pensando rebajar...

Sí o bueno, eso espero/quiero/deseo...

"Ha llegado la hora" de sustituir los dolores de indigestión por ese dolor agradable en las piernas (luego de hacer ejercicio). Además que ya es necesario cambiar este estilo de vida que llevo. Tengo 21 y aún sigo con los dañinos hábitos de los 10.

En esta "empresa" no voy sola, como ya dije, me acompaña Gabriel Núñez quien en ocasiones saca a relucir su chapa de identificación donde se lee "entrenador 'quieres que te patee?'" y en otras es el documentador de mi "evolución". He una muestra gráfica hecha por mi:

¿Intimidante no? Eso pensé.

Él es quien me acompañará a matar esta grasa encapsulada y es quien tiene experiencia en eso de lanzarse la bajada del Ávila en plena noche, sin linterna disponible y con lluvia incluida. Más que a Tarzán, se asemeja a Rambo (pero no con la terrible dicción de Stallone).

Descrita la naturaleza de mi acompañante, procedemos a contar brevemente las aventuras de quien escribe estas líneas.

La meta.

El día que me horroricé y dije "BASTA, esto tiene que acabar YA!" pesaba 94.8 Kg. Como ven, way too much para alguien que mide entre 1.66 a 1.68 (nunca he sabido con exactitud cuál es mi altura).

Mi peso ideal desde que recuerdo, ha sido los míticos y legendarios: 65-67kg. En esa meta he estado toda mi jodida vida (excepto, claro, cuando pesaba eso. Pero para ese entonces era más pequeña así que no era ningún peso ideal).

Sí, la meta es ruda, son como 30 kg menos pero lo difícil no quita lo posible. No tengo problemas hormonales ni nada, mi único problema siempre fue la poca voluntad y la extrema flojera, además de un paladar ansioso por sabores como el del chocolate, doritos, chupetas, galletas en exceso, cosas raras importadas que traía mi mamá, toneladas de cereales como Trix, abecitoos, pop corn o cosas tan inverosímiles como pan blanco bimbo sólo con mayonesa (jamás comeré eso de nuevo).

Todas estas cosas las comí, mucho, en mi infancia y mi adolescencia. Gracias a ellas no puedo lucir cómo siempre quise. Shame on me.


"Rebajar" Ya he oído eso antes.

Sí, lo sé. De hecho, un gordito vive diciendo que lo hará, más que una excusa la cuestión se convierte en un tic o en un síndrome de Tourette.

Así que es normal que al ver a una persona obesa comiendo algo indebido, y sienta que otros ojos penetran su culpabilidad, se activa el tic de "ya, ya.. voy a rebajar, ya empezaré".

Máscaras afuera, es mentira. En la mayoría de los casos no lo hacemos hasta que algo superior nos obligue a, o que un día despiertes en tu cama con una sensación tan horrorosa que digas "YA BASTA" y puedas mantener ese sentimiento por más de una semana.

Esta vez siento que la cuestión va en serio. Y no el "serio" de cuando hacía dietas en el colegio ni el "serio" de cuando rebajé un montón de kilos por mi cuenta (porque en ese entonces simplemente no me importaba ya el peso).

Esto es un "en serio" que es sinónimo de: quiero, de una vez por todas, que mi "empaque", "mi forma", "mi estética" corresponda a mi ideal (que a veces se parece al de ser una actriz porno, pero ok no pretendo llegar a eso tampoco, creo).

Yo sólo quiero llegar al probador de cualquier tienda y que el pantalón talla L me quede perfecto (si es M, es Mejor), que me sienta cómoda en traje de baño (y sé que eso ya es mental, que es un complejo blah, blah.. pero yo NO soy de las gorditas que pueden ponerse un bikini y pasearse por la playa... simplemente NO puedo).

La parte que no me gusta de rebajar (y es la que de alguna forma tengo que figurar cómo superar) es eso que si rebajas te haces "atractiva" a los hombres y bueno, mi caracter de desconfianza es tal que eso me agobia. Además que a nadie le gusta ser acosada por un montón de tipos babosos. En fin, tema para divagar en otro post.

Volviendo al cuento: La ruta.

El objetivo era llegar a Sabas nieves para la primera semana, un lugar dentro del Ávila. Una zona con un nivel medio de dificultad, aunque hay unas partes donde la subida se convierte en los peligrosos caminos de Mordor.

Es la primera casita de izquierda a derecha.

Antes solía subir temprano desde el Dist. Altamira, a eso de las 7 am salía del metro y ya a las 8 am estaba en la entrada del lugar. Comenzaba a subir y me quedaba un buen tiempo allá para bajar al mediodía cuando el sol picaba en la piel y el hambre era inaguantable. Sin embargo, este nuevo modo es nocturno pues la subida comienza en la tarde y terminamos bajando en la noche. Todo el trayecto se hace fresco, así que el sol no juega como un factor en contra. 

Anécdotas (breves, lo juro)

Semana 1

Como era de esperarse la primera semana fue la más difícil pues hacía ya mucho tiempo que no subía la montaña ni hacía dieta.
La experiencia de esa semana fue interesante porque fue la primera vez que bajé el Ávila en la noche (y era bastante tarde, no había ni gente subiendo o bajando). Lo que sí habían eran bichos raros, uno con par de "leds" verdes en su caparazón. El terreno estaba un poco resbaloso y hubo varios intentos de caídas. La soledad de la montaña por un momento me hizo pensar que quizás nos habíamos ido a una puerta dimensional. Nah, unos pasos más y ya escuchamos los tiros... perdón, los autos que pasaban por las calles de Caracas.

Lo no tan divertido fue que mis nuevos zapatos "para escalar" (Adidas, elegidos por Núñez) me quedaban excesivamente justos (sí, yo los pedí así), entonces en la bajada, la presión de mi pie con la punta interna del zapato dejaron dos lindas uñas muertas. QEPD a las uñas de mis dedos gordos que hasta el sol de hoy permanecen moradas cual cuerpo ahogado. No pondré fotos de eso, pero busquen en google "dead nail" y tendrán una idea de lo que pasó.

En fin, no me salí de las comidas sanas, lo que significa que no comí snacks e hice caso omiso a unas ganas repentinas de comer frituras. 

El registro visual de esta semana es el video.

Semana 2

2kg. menos.

Esta vez subimos un poco más temprano y menos mal que fue así porque al entrenador Núñez se le quedó la linterna (aunque se nos hizo de noche ya llegando al final del camino).

Esta vez mi calzado sería unas botas Merrel que mis padres me compraron en el 2002 para una "excursión" que haría. Este sería mi segundo uso en 8 años pero bueno, las botas tienen fama de resistencia así que esta vez nada podía salir mal. 

GRAN SORPRESA la que ocurrió en plena bajada de la montaña: Gabriel comentaba que él tenía unas Merrel y que son súper resistentes, que se le puede dañar la tela pero que la suela jamás, y ¡zas! siento que algo ocurre en mi pie. 

Sí, era la suela que se despegó de un tirón. Riendo le pregunté "¿Qué decías sobre la resistencia de las suelas?". Luego de reír un rato, y de su incredulidad, determinamos que el NO uso de estos zapatos (los usé dos veces: aquella en el 2002 y ese día en el 2010) hizo que la pega se secara. Lo mismo ocurrió con la otra bota. Así que nada, tuve otro shoe malfunction.

Foto de esto:

Linda suela despegada. Al menos mis uñas quedaron intactas.

Esta vez determiné la zona de la montaña que es el trayecto que más me cuesta. 

Me dio risa ver un grupo de gays que estaban en la zona de las barras buceándose a cuando hombre sin camisa hubiese haciendo paralelas o cristos. 

Continué la "dieta", tratando de lidiar con las ansias de indigestarme con chocolate. 

Nota mental: Debo comprar ropa deportiva, es terrible subir con cosas playeras (es lo único que encuentro "fresco" para ponerme).

Nota mental 2: debo caminar 3 veces a la semana para acelerar el proceso.

Registro visual de la semana 2:

¿ven el dolor en mi cara? Precious sufre como yo.

Semana 3

Peso: 90kg. [4.8 kg. menos] 

Es la semana que va en curso y que inició con la 3era subida. Esta vez usé las mismas botas sólo que arregladas por mi padre (dudé que funcionaría pero la suela se mantuvo firme en la bajada). 

No conseguí una buena ropa deportiva (tampoco es que busqué mucho, fue una búsqueda improvisada de una hora). Lo que sí conseguí fue una grosería de franela que costaba 420bsf y que no me ofrecía algo especial como micro partículas bla, bla, que evitan el sudor ¿420 por un pedazo de tela? Nah.

Esta vez la subida se me hizo algo corta, igual me cansé pero siento que no duró tanto el trayecto.

Lo curioso es que ya uno va reconociendo las caras que frecuentan el sitio a esa hora. 

Hay un montón de gays en el Ávila. Confirmado. So, now you know.

Bajamos luego del atardecer pero esta vez Gabriel no olvidó las linternas #win :). Mi ipod murió en el camino #fail :(.

Con lo que respecta a la dieta pues aún no me he salido. Es extraño, van 3 semanas y no he comido chupetas, chocolates, frituras, etc. Lo que sí es que me dio una adicción al yogurt (que debo parar) y al chicle (que también debo parar). De paso que mi día se ha convertido en un ciclo de 3 comidas. Espero la mañana para desayunar, la tarde para almorzar y la noche para cenar. Cuándo parará mi ansiedad (cuando salga de mi cuarto, lo sé).

Aún no he hecho ejercicio en la semana, sigue siendo un must. 

Esta semana la grabamos en video (que sería el 2do episodio de esta serie). 

----
So..

There you go, la historia casi completa de esto. Ahora, a ver el video.

Qué dicen ¿rebajaré o no?

-Ele.

¿pero qué coñ..? No lo supero.

Me metí inocentemente en Mercadolibre (el ebay en español) y tipeé (como de costumbre) "imac". Ok, he aquí un resultado que me hace decir MALDITA SEA ESTA ECONOMÍA. Pueden por favor explicar cómo una joven universitaria puede comprarse un equipo en este precio sin caer en la prostitución o el jibareo. La aberración hecha imagen (click para verla en grande):


Entonces... me dices que una Imac vale 39000 bsf que serían unos 10 mil $ al cambio oficial y unos 4 mil $ al pararelo. Lo peor es que hay gente que pregunta "mi pana ¿es nueva la computadora?"... me provoca responderles "no vale, cómo vas a creer, es usada, si fuese nueva te cuesta 60 millones".

Bien. Sabes qué señor vendedor, como dirían muchas personas, "anda a cagar" (pero ojalá y estés estreñido de varias semanas... y que digas "hola hemorroides"). Así.

-Ele.

Abrazos

Acción de rodear al otro entre las extremidades superiores por un período de tiempo, aplicando X fuerza y con Z intensidad.

Dependiendo de la intensidad, tiempo y zonas cubiertas: se usa como saludo, para dar afecto, para proteger, para intimar, para juguetear, etc.

No todo el mundo da buenos abrazos. Hay gente que simplemente te rodea con los brazos y ya. O quizás uno no "se abre" o no disfruta de ellos por alguna razón extra.

Para mi los mejores son los "cálidos", que provocan una calma increíble y una sonrisa involuntaria. Donde te sientes a gusto con la otra persona y de vez en cuando puedes cerrar los ojos. Sí, son algo cursi estos abrazos pero no siempre deben ser románticos para ser cálidos, nada que ver, tampoco es la intensión sexual los que los domina sino más bien la de "aquí estoy", la de presencia.

Y sí, yo soy una adicta a los abrazos. A esos buenos y completos abrazos. Desde hace ya varias semanas que no existen para mi y hoy me he levantado con ganas inmensas de uno, pero creo que sería tal mi emoción al recibirlo que una que otra lágrima escaparía. De verdad me hacen falta y aunque mi mamá, papá, hermano, almohada, extraño con un cartel de "free hug", etc. me abracen, no es la misma cuestión. Por eso digo, hay gente que sabe cómo hacerlo, la cosa es que ya yo con "esa gente" no tengo contacto.

Sensorialmente hablando, esta es la peor etapa de mi vida: cero abrazos, cero chocolates. Moriré.


Bonus: Estaba en Google buscando imágenes del signo "prohibido" y me viene a salir en la primera página esta imagen:


Ok ¡Google me asusta! y de paso, decidí hacer ese signo yo misma, jum.

-Ele.

martes, 17 de agosto de 2010

Ajá, ya estoy de vacaciones ¿y ahora qué? (video)

Sí, luego de varios meses puedo decir que Elena en Vacaciones es algo literal. Es por eso que hice este video, es casi una fecha patria, una fiesta patronal, you named it. Heme aquí, libre y con la posibilidad de hacer lo que quiera (que seguramente termine haciendo lo de siempre, pero bueh). Yo de vacaciones, voilà:



-Ele.

Imágenes que hicieron mi noche de hoy.



-Ele