Páginas

viernes, 31 de julio de 2009

Proyecto: videoarte

Debo escribir sobre esto. 
En septiembre trabajaré haciendo un videoarte que acompañará las obras de una artista plástica. Debo decir que estoy muy ansiosa por meterme de lleno en el proyecto (esto se lleva "cocinando" desde abril, pero ya definí que para septiembre me dedicaré tiempo completo a sacar adelante la parte del video). 
Una de las razones principales de mi emoción es que hay 100% de libertad creativa, y como ya he dicho antes: esto es la fuente de la motivación en mi caso. Segunda razón: todo el tema me parece mágico, lleno de sensaciones y con muchas aristas para sacarle provecho. Tercero: el ambiente de trabajo promete dejarme grandes enseñanzas. Cuarto: voy a practicar y jugar en los software como cinema 4D y Adobe AE y así obligarme a aprender más. Quinto: me van a pagar. 
Por los momentos debo mantener discreción sobre el proyecto y sobre su autora, pero pronto sabrán de qué se trata. 
Ah y durante este tiempo tengo que escuchar mucha música "mellow" (así fue como me lo describió la artista). Tengo en mente escuchar "sad piano" y melodías que hagan sentir melancolía, anhelo, soledad, y similares. Tengo que sentir esa atmósfera. Si conocen alguna canción, instrumental o no, la escriben en los comentarios. Gracias.
Actualización: acabo de darme cuenta que River Waltz de Alexandre Desplat me entristece mucho.
-Ele.

lunes, 27 de julio de 2009

Estúpido Corolla azul

Justo hoy a mi papá se le ocurrió "arreglar" la corneta al carro (la del lado del piloto que estaba como suelta) pero como siempre, algo tocó ahí que se dañó. No me dijo nada y cuando fui a llevar a mi hermano a su ensayo noté que no había sonido. 
En realidad yo a veces manejo sin música pero es porque me provoca, porque voy en la madrugada por una autopista oscura o similares. Pero saber que quieres escuchar algo y no se puede es bastante molesto.
Luego de dejar a mi hermano me encaminé al Celarg. Ya andaba yo un poco ofuscada por esto del sonido, además que con el completo silencio pude oír los soniditos del carro que luego de 2.700  bsF seguían sonando. 
Iba ya por la Carlota entrando al distribuidor Ciempies cuando un Corolla Azul 2005-2006 QUE IBA POR EL HOMBRILLO comenzó a lanzarme el carro. Ya yo había dejado pasar al taxi (que también iba por el hombrillo) y lo más lógico era que pasara yo ya que me estaba quedado en el medio de los canales que suben por el distribuidor. Además, hay como un cierto código en estos casos de embudo: adelanta uno de la izquierda y luego otro de la derecha o viceversa, la cuestión que es uno y uno. 
Entonces, el o la idiota del Corolla no me daba paso y aceleraba evitando darme espacio para cruzar, pero tampoco aceleraba lo suficiente para pasar. Comencé a tocar la corneta sin parar pero el carro azul continuaba a mi lado cada vez más cerca. Varias veces imaginé incrustándole mi carro a la trompa del suyo y listo, se acabó la tontería, pero sé que esas reacciones impulsivas me saldrían más caro. 
Si tan sólo en ese momento tuviese un malibú, un Chevynova o similar no hubiese dudado en devolverle el acoso. Que molestia con la gente tan arrogante "ah, paso yo porque sí", necesitan una lección.
Duré como un minuto y medio pitándole al carro, hasta que otro carro me dio paso para que me metiera en el canal izquierdo aunque yo necesitaba ir al canal derecho. Tuve que hacerlo porque ya no podía seguir en el medio de los dos canales, ahora era yo la que interrumpía el flujo de carros y en cualquier momento podría chocar. 
Más adelante una camioneta estaba parada en el medio de la vía, el canal izquierdo estaba congestionado y yo debía ir a mi derecha. Al cruzar volví a dejar pasar el taxi y allí estaba de nuevo el idiota acelerando para no dejarme pasar por segunda vez, aceleré pero él o ella ya estaba más pegado del taxi y volvió a pasarme. Maldición! mis manos temblaban de molestia. Otro carro más pasó y luego aceleré a ver si lo alcanzaba, en ese momento sólo me provocaba perseguir a ese Corolla y dejarlo botado atrás de mí en cualquier semáforo (estos son los sentimientos que cada quien tiene cuando algún troglodita lo molesta). Mas me metí a la izquierda donde se formó un tráfico. Y yo ahí sin música y con una tremenda arrechera, tuve que calarme la lenta y congestionada cola del Banco del libro hasta la plaza Altamira. 
Me molestan las personas así, la gente que carece de sentido común es lo peor que existe en las carreteras del país. En realidad no me importa el motivo de su poco razocinio. Sólo sé que me hizo pasar un mal rato. Tal vez con la música la cuestión se hubiese suavizado un poco.
Otro día más en las vías de Caracas.
-Ele.

domingo, 26 de julio de 2009

Diseños que he hecho.

Algunos trabajos de diseño que he tenido de que hacer de un momento para otro (Sí, esos que me hacen estresarme en ocasiones). Estos son los últimos que he realizado. 
LOGOS:
Hechos en 3 horas:
Kusthalik (no son los logos finales, son entregas rechazadas)
Volantes, afiches, similares:
(La boda. Aún en reforma)
Hay algunos más pero aún no puedo mostrarlos.
Nota: no estudio diseño, así que acepto cualquier comentario que me ayude a mejorar. Gracias.
-Ele.

viernes, 24 de julio de 2009

Un bronceado portugués.

Es lo que resulta de pasar 12 horas con niños pequeños. Niños que creen aún en los dragones, que el castillo más alto es aquella tosca montaña de "arena mágica", que pasan tan rápido del llanto a la risa, en fin: arena mágica en los pies, un perfecto bronceado portugués y una gran sonrisa es la divina resaca de hoy. 
Ayer estaba triste, un poco deprimida, con un dolor en la espalda terrible, pero hoy, luego de mi dosis intensiva de "inocencia" infantil estoy bien. No sé si es alegría lo que siento, pero tengo estampada en la cara una profunda sonrisa, unas ganas de gritar y saltar, de llorar pero con emoción.
Para los deprimidos: olvídense de alguna pastilla, de alguna terapia. Estén en contacto con niños, diviértanse con ellos, enséñenles algunas filosofías (jeje pero primero hay que explicarle qué es eso) y verán que al final sentirán una ola de emoción que aliviará la depresión. 
Hoy estaba muy cansada (y adolorida) para ir a ser guía de campamento pero tuve que hacerlo puesto que me había comprometido. Mas luego de todo lo que viví, escribo: valió muchísimo la pena, lo repetiría mil veces. Lo que más me gusta de los niños es ese reto mental que te proponen: cómo enseñarle a esos minis humanos todas las cosas que tu haz aprendido, ver lo interesante en cómo se forman los hilos sociales (eso me mata) y ver cómo solucionar esos problemas que, a escala, son los mismos que sufre la sociedad.
Ser guía es definitivamente uno de los trabajos más gratificantes del mundo.
Bronceado portugués: expresión que se utiliza en Venezuela para llamar al bronceado disparejo en brazos, piernas, muñeca, etc. Producido por el uso de camisas, relojes o similares mientras pega el sol. Un típico ejemplo: el antebrazo rojo por el sol mientras que los hombros y la mitad superior del brazo está pálido. 
 
-Ele.

Gotas de optimismo.

Una noche desperté
pensé, suspiré, lloré
sabiendo, te esperé 
cuando despertaste, te hablé
te prometí que sin flaquear lucharé
pero al borde me encontré
de abandonarte me detuve
y con lágrimas que contuve
un abrazo te entregué.
De lo negativo me olvidé
de lo positivo me aferré
lo imposible lo omití
y con esto yo viví.
Tus ojos me lo dijeron
era fácil ver el perdón
y de lo que no entendía la razón
se ocupaba el corazón. 
Pocos días han pasado
pero sostengo mi promesa
y aunque sea una proeza
mi palabra yo te he dado.
Por eso hoy te escribo lo que siento
quizás con remordimiento
pero lo juro, lo estoy entregando todo
mátame si miento.
sólo basta escribir
que en este ir y venir 
nunca olvido despertar, pensar y luchar
recordando lo importante de amar
Son por todas estas razones:
y para no repetirte lo mismo
que tomo a diario 
mis gotas de optimismo.
-Ele.

Mis "queridas" nocivas redes sociales.

"La cosa iba buenísima" como diría una amiga cuando echa sus cuentos amorosos. En mi caso "la cosa" - término totalmente ambiguo e inexacto - va ahí, tratando de mejorar, evitando decaer, pero va bien - al menos va -. Entonces, en mi vida todo iba "Chévere cambúr".
Hasta hace dos horas.
Andaba yo de turista por FB, y empecé a ver fotos de amigas, una foto me llevó a la otra, mi curiosidad por ver hasta dónde llegaría viendo fotos hizo que me topara con él
No! Coño, No!- exclamé -. Me conozco, la cosa no pararía allí, ahora es que me pondría a investigar más y especular, de las fotos que encontraba, cómo es su personalidad, imaginarme como una historia detrás de este desconocido sujeto, hasta ver cómo era más joven (sí, hasta fotos de pequeño encontré. Las típicas "oldies"). Que agridulce sensación. Es como un juego, es imaginar cómo es una persona a la cual nunca haz visto en persona, que conoces por referencias y que por alguna razón siempre aparece. Nótese que ninguna persona de las que se conectaban con este sujeto (incluso gente que desconozco) tenían el FB privado, entonces un álbum me llevaba a otro y así.
Pasó una hora cuando paré. Ya basta! - me dije -. Y listo, cerré la ventana. Al menos aplaudo mi voluntad de cerrar las pestañas que había abierto sin que me temblara el pulso. 
Pero ahora, justo ahora, siento que hice algo erróneo, volví a tener contacto con esto. Justo cuando hace unos días me senté seriamente conmigo misma y decidí poner todo mi empeño en mejorar la relación con mi novio, en dejar la negatividad como estandarte de mi noviazgo. Justo ahora vienes a aparecer en una estúpida foto en una estúpida red social para recordarme que existes. 
Sí, lo sé el problema no es eso, el problema soy yo. Pero qué hago? siempre he sido así, soy alguien muy curiosa con la suerte (buena o mala) que las cosas se me aparecen causalmente allí y se van hilando solas mientras escarbo un poco. 
Quisiera que me aplicaran algo así como en "eternal sunshine of the spotless mind" y olvidarlo todo. Mierda!
-Ele.

jueves, 23 de julio de 2009

Por ahora.

He probado al rededor de 5 o 6 temas o apariencias para el blog. "Por ahora" mantendré ésta. Es simple. Sin tanto adorno. Quieren ver los otros? Aquí están:  

jueves, 16 de julio de 2009

Voy a llorar.

Es el diseño. es terminar el logo, es hacer el tríptico. es inventarse algo para ganar un concurso. es terminar la edición. es sacarle los papeles al carro. es buscar el carro en el taller. es ser asistente de dirección de un corto precipitado. es despertarse todos los putos días antes de las 9am. es aprenderse un largo cancionero. es empezar a ser guía de campamento por un mes. es trabajar como un niño tailandés. es querer leer más, ver más, hacer más. es ver a mi novio con energías. es pensar en ocasiones en el qué pasaría si. es pensar a ratos en quien ya no quiero pensar. es querer desaparecer por un día: sin hablar con nadie, sin recibir llamadas, sin estar en la casa. En algún momento debo parar, en algún momento voy a llorar o voy a explotar.  
-Ele.

miércoles, 15 de julio de 2009

Hoy. (video)

Luego de dedicar dos horas para mí, y por fin ver alguna buena película, grabé un video. Ya que no tengo cámara, con esto es con lo que me conformo.
NOTA: no sé que pasó con los cuadros por segundo del video, yo lo subí con alta calidad, pero parece que aún youtube no lo ha cargado bien. 
-- He estado probando estilos y templates para el blog. Pero de verdad ninguno me parece cómodo o totalmente atractivo. Además, creo que hoy he recordado lo suficiente sobre el lenguaje html, tal vez personalice esto yo misma. --
-Ele.

martes, 14 de julio de 2009

Día 9 (cortometraje en 8 días)

Sí, en realidad no es el día 9, ya han pasado dos meses desde que el taller terminó pero hoy en la tarde me propuse editar uno de los cortos (el que me tocó). Primera vez que editaba sin sonido y que me tocaba hacer la mezcla del audio desde cero. 
Me gustó hacer la ambientación sonora de las escenas (tampoco había hecho foley antes). Se suponía que en la cuestión del sonido debía contactar al profesor para que me explicara, pero yo sé que sería más provechoso si yo misma lo hacía. 
Es parte de mi forma de ser. Me gusta retarme en estas cosas, hacer estos "desafíos", jeje aunque no fue tan complicado (lo único fue que como la iluminación era tan pobre, a veces fue difícil sincronizar los movimientos de los labios con la voz). Terminé a las 11 pm y hablé con el director del corto (Henry Cuicas) para saber qué música sugiere en ciertas escenas. 
Luego de incorporarle la música, termino con algunos arreglos finales al sonido, más la corrección de color y por último unos créditos hechos en after effects (para practicar). Cuando esté listo lo muestro. 
Esta semana está tan llena de actividades, que creo que hacer esto hoy fue una especie de momentum vitae. Podría pasar toda mi vida editando y filmando/grabando. Si tan sólo tuviese una cámara... que molestia que se daño la vieja.
-Ele.

Anuncios parroquiales.

Ya que tengo photoshop de nuevo (y estoy consiguiendo Illustrator) haré algunos cambios en la imagen del blog (que se quedó así, horrible :D). Así que es posible que en estos días las cosas anden muy cambiantes por aquí.
Otra cosa. Como verás ya estoy de vacaciones, por lo tanto la frecuencia de publicaciones o entradas será mayor (no sé si se ha notado). Entonces, a quien le guste leerme tendrá mucho material, que es justo lo que me encanta de los blogs que sigo. 
Sin embargo, y en directa contradicción con lo de arriba, tendré un fuerte trabajo del 20 de julio al 21 de agosto. Lo cual podrá resultar en unas pocas entradas. No lo sé, sólo lo advierto. 
En fin, este blog está hecho para mí y por mí pero me agrada compartirlo contigo. Así que gracias por tu visita! (desde hoy he destinado una aplicación para que puedas dejar algún mensaje, si lo deseas)
Saludos.
-Ele.

Conversación

ESC.1. INT. Feria C.Comercial. Día.
ELLA ESPERA SENTADA EN UNA MESA CON DOS SILLAS. PICA SU COMIDA LENTAMENTE PARA HACER TIEMPO. ÉL LLEGA CON UNA BANDEJA CON DOS PLATOS Y UNA BEBIDA.

Él: Listo Bebita, compré en "todo por kilo". 

Ella: Pero traes dos platos, tienes hambre ¿no? 

Él: Es que habían muchas cosas, no sabía qué comer y elegí lo que se veía mejor ¿Cómo hiciste para buscar la ensalada? 

Ella: apenas te fuiste estuvo listo mi pedido... 

Él: ah! lo sabía. 

Ella: Sí, te llamé varias veces para que te regresaras y cuidaras la mesa pero nada, no respondías. 

Él: Y ¿cómo hiciste? mi amor. 

Ella: le dije a la muchacha de atrás que me cuidara la mesa un momento. Al comienzo me dijo que no, pero la convencí. 

Él: que bien. Bueno, buen provecho. 

Ella: Sí...Buen provecho igual. 

Él: este cerdo esta buenísimo.

Ella: sí? que bien. 

Él: por qué pones esa cara de asco? 

Ella: ¿qué es lo que estás comiendo? 

Él: aquí ensalada de atún con algo de pasta... 

Ella: y éste otro? 

Él: acá hay pollo, el cerdo éste, que está buenísimo, puré y plátano. 

Ella: pobres enzimas, tu cuerpo no sabrá que procesar primero. 

Él (riendo): pero es que todo se veía buenísimo. Uy! menos mal que llegué y no había nadie, pude agarrar lo que quise. 

Ella: que bien, Bebo. 

Él: si vale. Qué tal tu ensalada? 

Ella: está normal, no como la de Migas que está por mi casa pero sabe bien. Cuánto te costó lo tuyo? 

Él: 60. Beba. 

Ella: Bebo tienes una cochinada en el labio. 

Él: coño mi amor es pollo, no es una cochinada. 

Ella: bueno, eso. 

Él: y cómo te fue ayer? 

Ella: bien, me acosté a las 3 de la mañana. 

Él: pero por los diseños? 

Ella: no, fue por leer blogs. 

Él: ah ok, entonces no me importa. 

Ella: cómo que no te importa? 

Él: es decir, no te justifico el cansancio entonces. 

Ella: ¿De qué hablas? no te estoy dando una excusa. Te estoy diciendo qué hice en la noche, no es eso lo que me preguntaste? 

Él: coño, deberías haberte acostado temprano, así no estarías tan apática hoy, me estoy cansando de verte así. Acuestate temprano. 

Ella: no puedo, esas horas de la noche las uso para divertirme, me gusta leer los blogs. 

Él: coño se nota, pero equis ya lo dije, no me importa esa excusa. 

Ella: esta bien. Tu punto, mi punto. 

Él: ahora resuelves las cosas así. 

Ella: y tú ahora me dices estas cosas, más lo del viernes. 

Él: lo del viernes? ah, lo de tus amigos? 

Ella: Tranquilo, no te diré nada ni de lo que hice ayer ni te hablaré de mis amigos ni de la fiesta, de nada. 
Tranquilo. 

Él: esta bien, como tú digas. 

Ella: perfecto. 

Él: chévere ¿Me amas? 

Ella: come. 

Él: quita esa cara. 

Ella: come. 

Ella: a qué hora hay que estar allá? 

Él: a las 4:00. (ve el reloj) aún hay tiempo. 

Ella: Sí. 

TRANSCURREN 10 MINUTOS EN SILENCIO. 

Él: la salsa dulce me encanta. Nunca había probado una vaina tan buena ¿de pana no quieres? 

Ella: no. Yo ya estoy casi llena. 

Él: yo también me estoy llenando. 

Ella: sería rarísimo si no lo hicieras, todo ese peo, más una malta, joder. 

Él: jeje, que problema contigo Bebita. 

Ella: bueno no hay problema, sólo que te vas a morir más rápido. Voy a ser viuda antes. Que fino ¿no?

Él: no linda, no vas a ser viuda. 

Ella: esta bien... Creo que ya no puedo más. 

Él: jeje, si ya no queda casi nada. 

Ella: por eso, no hay espacio para el postre. 

Él: ok. 

ÉL TERMINA DE COMER, ELLA TAMBIÉN. AMBOS ESTAN SENTADOS FRENTE A FRENTE. ELLA MIRA LA VENTANA, ÉL ESTIRA SU CUERPO. 

Él: Uy! estuvo buenísimo vale, que rico comer así. Me encanta comer. Es delicioso. Oye que suerte tuve, de pana, en que no había nadie. Así pude ver cada plato, olerlo, pensar sí era el que más me gustaba. 

Ella (observando el aereopuerto): Sí, que suerte de verdad. 

SE VEN A LA CARA POR UNOS MINUTOS. NINGUNO HABLA. 

Ella: dónde dejo la bandeja? 

Él: me imagino que por allá debe haber una basura. 

Ella: Ok, entonces vamos. 

Él: esta bien, así descansamos en el carro. 

Ella: Sí, además nunca he estacionado en el Corp Banca, tengo que ver cómo es eso. Ey! Yo llevo mi bandeja, tranquilo. 

Él: ok. Vámonos. 

 FIN DEL ALMUERZO.

lunes, 13 de julio de 2009

Agenda: proyecciones pre-Viart.

Mañana, martes 14/07/09, en la Universidad Santa María sede la Florencia se estarán proyectando una serie de cortometrajes españoles. Horario: 6pm-9pm. El evento explica lo siguiente:
"Siguiendo con las proyecciones del Pre-Viart, esta vez la cita será en la Universidad Santa María. Se proyectará una selección de los mejores cortometrajes vascos del 2008 de la gente de "Kimuak". Para más información respecto al contenido de esta muestra, pueden ingresar a http://www.kimuak.com/es/"
No sé si podré ir ya que tengo unas reuniones en el Celarg, pero trataré. De igual forma, si no tienen nada que hacer mañana, esta es una buena opción para tomar en cuenta.
-Ele.

El valor de una buena conversación (parte 2)

En el post anterior me faltó hablar un poco más de la pieza clave en una excelente conversación: el/la compañero/a.  
Pienso que conseguir a una persona que tenga la habilidad de hablar y escuchar por horas no es tan fácil. En especial cuando los temas que se hablan requieren una cierta meditación, entendimiento, etc. Además, no todos somos compatibles para tener "buenas" (o profundas) conversaciones. 
Por ejemplo, tengo amigos y amigas con las cuales puedo pasar horas hablando y escuchando. Pero al tratar temas diferentes al cotidiano ya no hay tanta profundidad, es decir, se agota la conversación. No considero como algo malo este "punto muerto". Esto lo que me demuestra es que para cada cosa hay personas que se adaptan mejor. Es decir, que para algunas personas que tengan su ideal de "buena conversación" yo no estaría entre las personas idóneas y viceversa. 
La cuestión del compañero está en cada uno. A estas alturas cada quién conoce a las pocas personas con las cuales sentarse por horas a hablar y hablar.
Los accesorios-adornos de una buena conversación.
Si bien la conversación es lo primordial, el escenario donde se desarrolle puede mejorarla o empeorarla. Hay quienes prefieren que el alcohol acompañe la charla, a otros les gusta hacerlo en la playa, a otros en un café, lo más extraño que escuché fue conversar en el baño, jeje.  
Personalmente los lugares fríos son mis favoritos para esta actividad. Un lugar montañoso, con una vista a una cordillera, una copa de vino (opcional) un té caliente (obligatorio), unas sillas cómodas, un cielo estrellado, un frío tolerable, y así. Otra forma de tener una charla es un paseo: caminando por la orilla de la playa o recorriendo algún lugar, pero eso sí, debe haber frío jeje. Creo que estas preferencias vienen de cuando era pequeña y era en sitios así donde charlaba con mi papá. 
En fin, en cuestión de amigos para charlar y de lugares perfectos para ello, cada uno decide.
-Ele.

domingo, 12 de julio de 2009

El valor de una buena conversación

Hace un año en el salón surgió un tema muy entretenido "¿cuáles eran las mejores cosas de la vida? ¿Qué es lo que te hace más feliz?". Las respuestas más comunes fueron: comer, dormir, ir al baño, tener sexo,  un fin de semana en la playa, ver a la familia, viajar, etc. Sin embargo una respuesta casi común fue: tener una buena conversación. Yo me incluyo en este renglón.
Si bien dormir es DIVINO (aunque últimamente no lo practico mucho), hay algo más placentero que las meras actividades fisiológicas. Una buena e intensa conversación puede sobreponerse al sueño, al hambre y similares. 
Ahora, el significado concreto de "buena conversación" varía dependiendo de las personas (y personalidades).  Para mí, una buena conversación comienza y se define por:
1. Dos (o más) personas que tengan una posición sobre uno o varios temas. Que conozcan los argumentos de su posición y estén dispuestas a debatirlas o a complementarlas (por lo tanto no deben ser siempre posiciones contrarias, se vale estar del mismo lado).
2. Tener algún nivel de empatía con la persona con quien se discute. Además de poseer ganas de desvelarse. -No sé porqué, pero en mi caso las mejores conversaciones ocurren tarde-noche-.
3. Necesidad de alcanzar una conclusión más allá de los limites iniciales. Es decir, explorar el tema buscando sacarle alguna arista escondida que los lleve a un nuevo espacio, algo que sin ambos conocimientos no hubiese sido tan fácil llegar. 
4. Predisposición a analizar los argumentos del otro. Nada más enriquecedor que darse un tiempo para pensar sobre lo que esta diciendo el amigo.
5. Reír. Llorar. Emocionarse. Sentir algo coño! No son sólo dos personas moviendo la boca y escupiendo palabras, son dos seres humanos usando su mente, allí hay que sentir algo. 
6. Sentir aquella "magia" cuando se ha llegado a un punto en común (ya sea que estén de acuerdo en que ambos están en desacuerdo).
7. Aquél silencio momentáneo seguido de una satisfacción inmensa.
8. El momento del agradecimiento. Si la charla ha sido excepcionalmente buena a uno siempre se le salen las gracias. Por lo tanto esas palabras de gratitud responden tanto a la conversación en sí, como a la satisfacción personal, pseudo orgásmica, que cada quien experimenta luego de conversar.
Me es difícil reducir un fenómeno tan importante como el de la comunicación a 8 míseros pasos (que ahora me suenan como tips de revista jeje) pero para mí esto fue, a un muy grosso modo, el concepto que tengo sobre una buena conversación -que es lo mejor del mundo, por mucho-.
Claro, una buena conversación ocurre en ciertos momentos con ciertas personas. No es algo que se dé todos los días, y creo que he allí lo mágico del asunto.
-Ele.

Being sexy

Tacones altos, blue jean ajustado en las curvas, una camisa holgada pero provocativa. 
Unos zarcillos extravagantes, maquillaje natural, labios rosas, un rubio cabello recogido "torpemente", nada de liso, son los rizos lo que mejor le queda.
Emana un perfume dúlce y sutil. Tiene manos suaves y delicadas. 
Una gruesa pulsera adorna su muñeca.
Carga una cartera más grandes que sus brazos, igual de inútil, ya que dentro sólo lleva 4 cosas realmente importantes. 
Tiene un caminar lento, llamativo, rítmico e insinuante. 
Se sienta en la silla de un café, cruza las piernas.
La ven, y cómo no hacerlo - se preguntan -.
Se hace la que no se da cuenta. Mira a los presentes. Se fija en él.
Se muerde el labio inferior, sonríe "ingenuamente". Lo atrapó.
Saca el celular. Culmina su café. Escribe algo y guarda el teléfono.
Paga la cuenta. Regresa su mirada a él y le guiña el ojo.
Él se acerca, ella se aleja. Él se extraña. Ella sonríe y se va.
Ella llega a su casa. 
Se le rompen los tacones, se le rasgan sus ropas. 
Su cabello se seca y cae en mechas. 
Comienza a sudar, su maquillaje se corre. 
Las manos se les arrugan. Unos vellos aparecen en su rostro. 
Comienza a engordar. Su cartera se deshilacha, sus zarcillos se pudren. 
Sus labios se resquebrajan. Sus ojos se convierten en dos glóbulos vidriosos. Sus uñas se añejan. Los huesos se rompen. 
El olor es fétido. 
Esta muerta, siempre lo ha estado. 
*Jeje, de verdad no sé que carrizo es esto, pero lo es.
-Ele.

jueves, 9 de julio de 2009

Adiós 3ero.

Ayer, miércoles 8, terminé las clases del 3er año de Comunicación Social que, en términos de semestres, sería el 6to. El 3er. año me fue igual de bien que los dos anteriores. Eximí todas las materias y tuve buenas presentaciones finales. Sin embargo, este año no fue nada como lo imaginé, las materias audiovisuales no dieron la talla, los profesores faltaron mucho, hubo demasiada mediocridad tanto en las evaluaciones como en los contenidos. Sentí que la alta matrícula que se paga en esta universidad no fue retribuída. Mas debo hacer justicia a algunos profesores que sobresalieron entre tanto desorden: Ramón Cardozo (también profesor de la Metropolitana, que impartió la materia de instituciones Jurídicas y Políticas). Pensé que sería la materia más aburrida, pero fue extremadamente provechosa para entender conceptos tan extensos y profundos como "política". Además fue el profesor que se ganó el respeto de todo el salón. El otro profesor que tuvo un desempeño muy bueno fue Guillermo Guzmán, quien impartió Historia de Venezuela. Su pedagogía fue bastante efectiva, no se trataba de enseñar fechas con hechos de forma estéril sino de analizar profundamente la esencia de cada acontecimiento, las analogías en el tiempo, el análisis del culto a Bolívar, etc.
Las cosas son como son, por eso también debo decir que personas como Rodrigo Nuñez (Publicidad & Mercadeo), Ricardo Henriquez (Mundo Moderno) y Juan Carlos García (TV) pudieron dar mucho más, explotar la materia, pero por varias cuestiones no se concretó el máximo potencial. Sin embargo sé que ellos en la vida real, es decir, en el campo de su profesión, son verdaderamente brillantes. 
El profesor de Mercadeo (Electiva) fue bastante bueno, impartió la materia de una forma efectiva e interesante. Los profesores de Orientación y Desarrollo Personal (ODP) también fueron buenos. El caso de economía fue bastante triste: no tuvimos profesor por casi 3 meses y el que contrataron tiene ya una profesión bastante ocupada por lo tanto faltó mucho y los conocimientos no fueron profundizados (Más aprendí en Blogacine de economía que en las clases de la universidad).
Ahora, el caso que tengo que señalar es el de la profesora de Sociología, Paola Bautista. Creo que es porque esta materia me es tan interesante que quedé totalmente decepcionada. 
Me explico: No es que ella no manejara los conocimientos y/o supiese transmitirlos ni que tampoco asistía (de hecho fue una que siempre asistió); sino que no se salía de los límites de las lecturas. 
Nunca pudo decir qué había más allá de un concepto sociológico, siempre se remitía a decir "eso no es importante porque no está en la lectura" y TODO lo que explicaba eran con las MISMAS palabras que Lucas Marín, Mattelart, etc. Los exámenes eran igual de limitantes: no se vale un análisis propio sino "lo que se discutió en clase"  (y qué era lo que se "discutió" en clase? bueno, las palabras textuales de los autores). 
Detesté la forma en como se desperdiciaba la materia, por ello me desmotivé y ya al final poco me importaba la sociología (lo cual me molesta aún más). 
Considero que quien se esté entrenando para esta carrera debe aprender a pensar y no sólo repetir como loros. Para mí no hay lugar para "explique el concepto de cultura" y que la respuesta tenga que ser lo que escribe Mattelart o "qué críticas se le hacen a Ramonet" y deban ser exactamente que ella explicó en clase. Discúlpenme pero eso no es estimular el pensamiento. 
En fin, ya se cerró el capítulo "3er. año". Ahora viene el 4to. Año en el cual todos tendremos que hacer pasantías y degustar un poco aquél mundo del cual pronto seremos parte. En estos momentos es cuando me da la cronofobia jeje.
-Ele.

martes, 7 de julio de 2009

One woman show

Así soy. Así seré. Pronto explicaré esto. 
Mañana es mi último día de universidad y la presentación final de mercadeo más la presentación final del producto en publicidad & mercadeo (materias diferentes). Como verán ando atiborrada -palabra más rara - de tareas. Siempre siendo la One Woman Show. Gracias.
-Ele.

domingo, 5 de julio de 2009

"El cliente siempre tiene la razón"

--Advertencia. este post es bastante largo, más de lo normal :D--
El jueves ante pasado llegué a mi casa con una sensación de libertad, había terminado ya las clases más fastidiosas del año y había eximido ya algunos finales. Por fin podía acostarme y descansar en la cama sin hacer NADA por una tarde. Sin embargo las cosas no serían así, de hecho nada parecidas. Me llamó uno de mis amigos de clases diciéndome que necesitaba una ayuda con un diseño y que si tenía tiempo para ello. Era algo "sencillisímo" que necesitaba el papá. "Cuánto cobras por una publicidad tonta para el periódico? quiero que tu la diseñes, puedes? Te juro que será demasiado fácil, por fa ele" - me rogó. Uhmm bueno las palabras "sencillas, fáciles, tonta" juntas sonaban como algo rápido y entretenido que hacer. Le dije que no sabía el precio pero que accedía a ayudarlo.
Así empezó mi episodio catastrófico.  
Jueves: La cama se quedó fría, el padre de mi amigo me dio las indicaciones que tendría la publicidad y el concepto que deseaba plasmar. No pude diseñar de inmediato pues tenía que hacer cosas familiares. En la noche llegué y desarrollé un concepto sobre el cual diseñar. La esencia de la publicidad era "la educación financiera ahora está disponible para todos los venezolanos". En base a eso trabajé. Creé un diseño a modo clasificados (de esos que salen en el periódico) de personas comunes y corrientes que de alguna forma necesitaban conocimientos financieros, dentro de estos clasificados un bolígrafo remarcaba algunas palabras, escribía lo que se aprendería en el curso y el costo. Luego una sección con la información necesaria y el espacio para patrocinantes. Terminé en la madrugada cuando ya no podía más (típico en mi). Lo envié. Pensé: listo, esto está muchísimo mejor que el diseño modelo que me envió el señor, ahora a dormir.
El viernes mi amigo me llamó para decirme los cambios que había que hacerle al aviso, pero como estaba manejando, quedamos en que me llamaría en la tarde.
Luego de este día tuve un fin de semana muy ajetreado, muchas actividades y aún no había tenido el tiempo para acostarme en la cama en la tarde y dormir una merecida siesta. 
El domingo fue el día más congestionado de todos. Fue este día cuando el papá de mi amigo, que desde ahora llamaré: el cliente, me llamó para hacer los cambios necesarios al diseño. En 30 minutos de conversación, mientras yo corría de un lado a otro para editar un vídeo inagural en una hora, me dijo que el diseño había quedado muy bien pero había que cambiarlo... todo.
Le dije que a las 8pm tendría listos sus cambios. No tomé en cuenta que la asistencia a un evento inagural de un campamento me tomaría más tiempo del planeado.
Llegué en la noche y comencé a cambiar el aviso lo más rápido posible, modifiqué las medidas (puesto que me dijo que estaban mal las que había tomado), le quité mi concepto de diseño y remodelé todo. Al final quedó un aviso con aire genérico, por lo tanto borré mis iniciales ocultas del diseño. Envié los archivos y esperé la llamada.
El cliente me llamó al cabo de un rato diciéndome que el no sabía de diseño, que esa era mi especialidad, pero que pensaba que tal y cual cosa debía modificarse. Con sus indicaciones en vivo comencé a borrar y reescribir. 
Empecé a ser un sastre y no un diseñador. 
Todo el concepto implícito de "el conocimiento financiero a manos de todos los venezolanos" que contenía mi diseño se eliminó para hacerlo totalmente explícito, es decir:  "el conocimiento financiero a manos de todos los venezolanos" ahora debía ir escrito y no sugerido. Algo que siempre detesto son estas frases prediseñadas que dicen entre líneas: no soy lo suficientemente creativo para hacértelo entender, por lo tanto debo escribirlo.
Reformé la publicidad y le coloqué de fondo a los pequeños avisos una textura de pizarra con otros detalles, al comienzo al cliente no le disgustó la idea. Pero eso sí, todo empezó a ser bajo la aprobación del cliente. Entonces no entendía porqué este hombre necesita un diseñador si lo que él quería era inferir totalmente hasta en la diagramación del texto. 
Talvez él no entienda qué significa el concepto "DISEÑADOR" o tal vez sea yo. Para defender mi visión tuve que hacer lo que siempre hago con personas que comen por lo teórico: inventarme leyes y conceptos (que no sé si existan) sobre la armonía, los colores, etc. Explicar el diseño con las palabras más rebuscadas que encontré, haciendo que todo sonara lo suficiente complejo para su mente pero a la vez lo suficientemente certero. No es que yo sea sofista pero esta fue la única manera que el señor aceptara la diagramación de la cosas. 
Entraba la madrugada del lunes y le envié un último archivo modificado. Estaba exhausta, el fin de semana no había sido nada como lo pensé.
El lunes en la noche volvió el cliente a llamarme, esta vez (y por recomendación de mi amigo) quiso hacerle más cambios. 
"¿MÁS CAMBIOS?" - "Sí, más cambios porque aún no está como quiero que quede" Dijo el cliente. 
Ok, ya aquí mi grado de molestia era un 8. Qué más cambios se le podían hacer a aquella basura genérica publicitaria. Que vergüenza que yo, que siempre me quejo de lo fatales que son los avisos publicitarios, estuviese realizando uno peor. 
Los cambios comenzaron por quitarle el fondo de la pizarra ya que le recomendaron que no quedaba bien, que era mejor un fondo "más llamativo pero no tanto, que sea formal pero informal a la vez". Mi dedo indice rozaba el botón de "off" del teléfono. 
Si este cliente no fuese el padre de un buen amigo pues ya le hubiese dado un ultimátum, total, yo no hago estas cosas por el dinero, lo hago porque me gusta y me ejercita la creatividad, es algo que me da placer. Sin embargo, ya se convirtía en algo totalmente restrictivo y limitante, eso de los cambios encaminados a una pobre publicidad me enfermaban.
Miles de veces se me vino a la mente el pensamiento que tal vez así se sentiría un director de cine cuando el productor ejecutivo le da las órdenes generales del contenido y forma de la película, cuando influye en su creatividad y la coarta. 
Las ultimas reformas que me pidió fueron el tamaño y estilo de la letra. El decía que las veía muy grandes y que si se podían reajustar poniendo unas más pequeñas y el titulo más grande. Tuve que explicarle que las letras estaban en el límite mínimo de lectura pero como en la computadora "USTED LO ESTA VIENDO CON ZOOM, las letras por supuesto que se percibirían más grandes" No me creyó, por lo tanto le mandé a imprimir en una hoja ciertas palabras en tamaño 8, 10, 12 y 14 (que eran las que tenían los avisos) y el cliente dijo "Oye, es cierto, están pequeñas, muy pequeñas de hecho". 
Al final encontré un fondo con las características ambiguas que requería (y aún así tuve que hacerle cambios a la imagen, deformándola, haciéndola más pobre). 
Para resumir la historia, mis avisos cada vez más se parecieron al modelo soso y vulgar que este cliente me envió para darme una "referencia". Que pena que de mis manos haya salido un trabajo tan pobre en creatividad.
Lo único que me reconfortó ese lunes es que luego de realizar este bodrio de "diseño" me tocó hacer los diseños de una obra de teatro que se presentará en el Celarg donde mi libertad creativa es lo necesario. Antes de dormir, me deleité creando el librillo para la obra y en estos días culminaré el afiche y el volante. 
-- Conclusión -- 
Lo más cómico es que el martes este cliente me llama pidiéndome que le envíe los diseños en el formato .jpg (foto) porque la cadena Capriles no podría abrir un archivo .pdf (que triste). Luego el miércoles, cuando estaba en casa de mi amigo su padre, en persona, me dijo que había sucedido otro error con el diseño y que las medidas ESTABAN ERRÓNEAS. "Bueno, esas son las que usted me dijo que reformara", le dije. "Lo sé, ya están viendo qué hacer" - contestó.
"El cliente siempre tiene la razón" jeje esto lo pongo muy en duda.
---
De verdad fue un episodio bastante estresante. Creo que tengo que aprender a llevar estas situaciones de una mejor forma, y decir NO. Pobre de los diseñadores que tengan que responder a clientes tan testarudos.
Ah y para quien quiera saber si me pagaron, y haya llegado hasta acá en la lectura, pues no, no me han pagado pero poco me importa, de verdad el aviso quedó tan horrible que ni me interesa. Lo que me mandaron fue un mail "invitándome" a un curso de dicha empresa sobre economía por sólo 3000 bsF, sí ajá.
-Ele.

sábado, 4 de julio de 2009

De nuevo.

Es interesante la cadena de acontecimientos que te llevan a lo que hace tiempo sentía que había culminado. Es curioso como el destino, la aleatoriedad o lo que sea, te regresa a etapas que por lo visto no han sido verdaderamente superadas. Sólo espero que sea algo momentáneo, que sea la hora y el ocio. 
Si no entienden nada, perfecto.
- Ele. 

viernes, 3 de julio de 2009

El vértigo y mi manía

Viendo fotos de gente que se está graduando este año (sí, los típicos álbumes "gradu parte I, II, infinito" jeje) me di cuenta que sólo me falta dos años para terminar este período burbuja el cual inició por allá en el 93.
Es que una cosa es saberlo y otra es sentirlo. Obviamente, sé que en tal fecha me graduaré. La cuestión es que ya se está acercando y por un momento un sentimiento de incertidumbre se apodera de mi. 
¿Qué haré luego de graduarme? De verdad qué haré luego es algo que supuestamente resolví en 4to año en el colegio cuando una mañana diagramé mi posible futuro o al menos las cosas con las que soñaba, sin embargo las cosas no han ido tan exactas como estaba en ese papel. En parte es buenísimo no saber qué hacer porque así se puede hacer de todo, pero tan sólo con imaginarme en julio del 2011 con una toga y un diploma será una experiencia vertiginosa. En especial el día luego a la graduación.  
En general, usualmente soy así, cuando empiezo algo siempre pienso en cómo acabará. El primer día de 1 er año del colegio (7mo.) lo primero que hice fue sentarme y ver a cada unas de las personas e imaginarmelas en la graduación de 5to año. Lo mismo ocurrió cuando entré en el primer año de comunicación. Creo que soy adicta a los finales, aunque me causen una terrible sensación de incertidumbre.
El "y ahora qué" me tiene desde ya preocupada. Creo que eso hace que sienta que todo va demasiado rápido. El curso de los días van totalmente acelerados y cada vez mis fechas memorables cumplen más años de lejanas. Por ejemplo, siempre recuerdo el año 1997, 2000, 2003 y así, pero cada vez estos se alejan más en el tiempo. 
Además de que mi día siempre dura hasta las 12pm. Desde que estaba en básica, y era adicta a la escuela, descubrí que luego de que el reloj marcara las 12 pm las horas pasaban extremadamente rápidas y ya era el siguiente día. Recuerdo que cuando empezaban las vacaciones yo comenzaba mi maña de contar los días para el regreso a clases, jeje. Siempre con esta sensación de vértigo, la misma que me provocan las fotos de personas en actos de graduación.
Creo que tengo algo que llamaré cronofobia, no sé si existe tal término, mas para mi es la única forma de llamar esta situación.
Ven lo que digo? empecé a escribir esto un viernes y ya es sábado. Qué cosas hace la mente del hombre ¿no? 
Que suerte tiene el "flor de tisa" con no pensar porque entonces de seguro tendría una cronofobia bastante aguda :)
-Ele.

jueves, 2 de julio de 2009

Dilema: el artista.

Mientras termino un trabajo de publicidad me pierdo en webs de videos, fotos, composiciones etc. Decidí ver unos videos cuyas criticas eran pésimas, peyorativas hacia el contenido del video y al autor, en pocas palabras, a la mayoría del público no le gustó (creo que era porque no hay linealidad en lo que se muestra).  Lo mismo pasó con composiciones animadas, reels, etc. 
En fin, mi dilema en esto es: el artista para el público o el público para el artista? 
Es un artista quien pasa por inentendido, cuyas obras son aborrecidas por todos? o es un artista cuando el público asiente y venera la obra, es decir, cuando es complacido? cómo juega el publico en estos casos, es definidor o es el definido...? 
Ciertamente hay mucha tela que cortar sobre el concepto de artista, y en estos tiempos hay aún más tela que cortar sobre el concepto "arte", pero en este caso sólo pregunto: cómo queda el público en esto? y en especial en estos tiempos de la sociedad de masas, donde ya las criticas no provienen de una elite cultural, por así decirlo, sino de cualquier niño, joven o alienigena que esté en internet.
-Ele.

Llueve.

Llueve y veo por la ventana las luces en bokeh. Me siento como inquieta, molesta, cansada. Me pregunto lo que usualmente me pregunto: qué estaba haciendo un 1ero de julio del 2004, 1997 o de 2006... no lo sé, no recuerdo. Qué estaré haciendo un 2 de julio del 2015, 2010, 2035... no lo sé pero tal vez no recuerde responderme la pregunta. Si alguna vez me pregunté en el pasado qué hacía hoy, pues: veo como llueve, veo cortos y videos, no tengo ganas de escribir y quiero llorar. Tomo un té que ya no está caliente, me quito los restos de maquillaje y dudo en irme a bañar. Pienso en que lo tengo todo pero estoy vacía. En que no he hecho cine, mi cine, desde hace años, que estoy estancada en tonterías. 
Que soy cobarde. Que escribo y borro, y nunca me atrevo. 
Que me dan ganas de bajar al estacionamiento, prender el carro e irme a la alameda a mojarme pero que no lo haré porque no quiero que mi mamá comience con el show. 
Que serán la 1 a.m. y dentro de 5 horas debo llevar a mi hermano al colegio. Si hago silencio escucho el ronquido de mi padre a lo lejos. 
Que una vez más las cosas con mi novio no van bien. Mi ritmo del último mes nos ha convertido en extraños que raramente se hablan.
Que desde que tengo carro vivo menos y me muevo más.
Estoy creciendo y no lo puedo evitar.
Llueve y escucho el sonido. Desearía despertarme en el 2000 y volver a vivirlo todo. El tiempo me pasa muy rápido. Ah, ya. Basta. 
Me acostaré a escuchar la lluvia en silencio y oscuridad.
-Ele.

miércoles, 1 de julio de 2009

ESCAC

Hoy de verdad no tengo ánimos para escribir, de hecho sólo quiero leer y ver. Y entre tantas horas de buscar y encontrar, observé este comercial de la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña que me llegó, obviamente es un comercial y esta hecho para vender, pero creo que esto me pasa diariamente. Nota: es gracioso ver los planos prediseñados para las acciones.. Así como si fuese un catálogo de planos.

No sé exactamente por qué pero esta escuela me atrapó.