Páginas

miércoles, 24 de junio de 2009

Loop

Tal cual un loop, lo que he hecho en la mañana ha sido una constante y cíclica repetición de acciones.
Abro Safari y Firefox, chequeo skype y hablo con unos amigos, me meto en Gmail (con safari) y en Facebook (con firefox). Luego, como nada me interesa y no hay nada nuevo, me meto en Blogacine, ya me leí varios artículos y respondí los que quise, cierro Blogacine. Hay un receso en la conversación en Skype.
Abro Vimeo.com, mi lugar preferido para ver videos, veo lo que hay. Abro mi cuenta de notas de la universidad, los profesores aún no han colocado las nuevas. Vuelvo a mi cuenta de Gmail, nada que hacer, entonces, cierro Safari. 
Me meto en el mail del salón, nada nuevo. Entonces, cierro Firefox. 
Espero. Me aburro, vuelvo a abrir Safari y Firefox, me meto en el Gmail y Facebook, respectivamente, vuelvo a chequear el skype, retomo la conversación. 
Abro mi escritorio de blogger leo las actualizaciones, nadie ha actualizado, que molestia. Me aburro de Facebook, vuelvo a entrar en Blogacine, nada nuevo. Me meto en los blogs que sigo, releo algunos, ya hay varias entradas que me las sé de memoria. Cierro Firefox y cierro Safari.
Basta! ¿qué es esto? ¿en qué me estoy convirtiendo? creo que el problema de todo esto es visitar el menú de marcadores favoritos. Borraré eso. No dejaré un menú. Así navegaré libre por la red. 
Mañana es el final de sociología, quizás por esto ando así.
-Ele.

martes, 23 de junio de 2009

Se sintió bien estar de vuelta

El domingo mi carro me echó una de esas bromas pesadas como por ejemplo: son las 12 am y de regreso a mi casa una pieza metálica rebota en el camino y voilá ya no sirven los frenos.. Bueno, gracias a este acontecimiento no tuve carro estos dos días. Hoy debía ir a la universidad a presentar un parcial y como Hitchcock estaba en el taller tomé un taxi para llegar rápido. No sabia que la gracia me costaría 50bsf (de donde vivo hasta Boleíta sólo cobraban 35 hace un mes). En fin, presenté y ya no había nada que hacer en la universidad. Obviamente decidí regresarme en metro. Me dieron la cola hasta la entrada de la estación  "Los dos Caminos".
Ah.. El Metro. Me dio una emoción entrar, creo que me hacía tanta falta vivir cosas como: una señora regordeta con unas mayas color crema que de lejos parecía que andaba sin pantalones; sentir el vapor que se acumula en la entrada de la estación; la bajada rápida por las escaleras para agarrar justo ese vagón que se va, y ya, se fue sin ti porque el que iba adelante bajando a sus anchas la escalera sólo le importaba el tren contrario. La espera impaciente del próximo tren. Las personas y su diversidad. El clásico y primitivo sonido de percusión cuando se acercan dos lucecitas hacia ti. El viento caliente que te vuela el cabello cuando el vagón pasa a toda velocidad frente a uno. 
Allá arriba en la autopista uno no ve a la señora que te respira al lado con la nariz tupida (mientras me preguntaba si tenía algún virus contagioso); a la muchacha con cara de actriz que lleva un niño en el pecho y otro más grande agarrado de la mano. El joven delgado de pelo largo y camisa negra que mueve sus pies al ritmo de una canción de Rammstein. La señora con pantalones de jean apretándole la cintura y haciéndose la loca para colearse. Tuve que volver a practicar mis técnicas anticoleo con las miradas de "señora haga la cola", que puedo decir que aún funcionan.
Definitivamente ni cuando la luz del semáforo cambia a verde, se siente tanta presión como cuando se abren aquellas puertas del tren y comienzan todos a moverse como una marea incontrolable. Tengo que ser sincera, muy pocas veces me disgustó vivir estos momentos, siempre me "tripeaba" estos fenómenos casi sociológicos. 
Luego ya allí dentro, con el aire "frío", digamos fresco, que por suerte tenía el vagón, ocurrió una de las cosas que más he extrañado en estos meses: observar y acto siguiente dejar que alguna historia o algún pensamiento inconexo se desarrollara en mi mente. Hoy fueron las manos. 
Me quedé observando las manos de todos y nuevamente me dieron esas ganas de tocar las cosas como si se tratara de una exposición de rarezas en un museo. De verdad mirar como las manos de las personas rozaban el metal del pasamanos o hasta de la ventanilla del aire "acondicionado" me hicieron pensar en cosas que me gustaría filmar, así fuesen inconexas o totalmente coherentes. Me dieron unas ganas de filmar como un joven tomaba el tubo tan dulcemente, o como un señor apretaba el plástico marrón de las agarraderas. 
Sonreí. De eso se trataba mis idas y venidas en el metro. Era yo y el entorno que me deleitaba con tonterías o cosas más serias. Tengo en mi recuerdo por lo menos mil historias propias de cosas que vi en ese tren lleno de humanos. Y esto, este calor, este sentirme cercana a otra persona me hace sentir alegre, de verdad, es como una risa contagiosa. 
Claro que estuve chillando por 3 años para que me dieran un carro pero he aprendido que allá en la autopista uno no ve más que choques, robos o alguna loca peripecia, tal vez aún no le he agarrado el gustico. Sin embargo, no me quejo, trato de encontrarle alguna cuestión llamativa y apasionante, creo que disfruto las colas (Si no fuese por la maldición de pisar el freno).
En fin, al menos sólo por hoy y por unas horas: se sintió bien estar de bien vuelta.
¿Qué pasó con el carro? Ya en la tarde estaba perfecto y listo para llevarme al Celarg. De nuevo a la autopista.
-Ele.

sábado, 20 de junio de 2009

Paz

Estos días aunque fueron totalmente exhaustivos con el montón de actividades universitarias puedo decir que han sido pacíficos para mi. Luego de hablarlo todo con mi novio (contarle que algo extraño estaba pasando con otra persona) un peso bastante denso se ha ido de mi mente. 
Creo que decirle a mi novio que un viernes fui hasta la casa de otra persona sin saber exactamente porqué, que pensaba tal o cual cosa de este extraño, que sentía que me distraía de mi relación... simplemente comunicarle con sinceridad todo, le quitó ese sentido de confusión a la situación.
Por fin mi novio sintió que esto ameritaba su atención y me agradó la forma en que llevó el tema. Total 9 años de amistad y 4 (y piquito) de noviazgo no pasan en vano. 
Si quien lee estas líneas está o llega a pasar una situación de confusión les recomiendo que no hay nada mejor que conversarlo tranquilamente con la pareja.  En la comunicación está la clave de la convivencia y esto, aunque suene a frase cliché de algún librito de autoayuda, es totalmente cierto.
Espero que todo se mantenga así de relajante, que no es lo mismo que tranquilo :D
-Ele.

lunes, 15 de junio de 2009

Técnica Tilt Shift

Desde que soy pequeña me han entusiasmado las técnicas cinematográficas y fotográficas en cuanto a que son capaces de plasmar la creatividad. De pequeña alucinaba con el stop-motion. Fue en el antiguo Discovery Kids que aprendí a hacerlo, me sorprendió el abanico de posibilidades para jugar con la cámara.
Bueno, hoy me han mandado un vídeo con una técnica que no conocía. Descubrí el Tilt-Shift. Esta es una técnica que busca hacer parecer imágenes reales como si fuesen miniaturas en maquetas. El efecto es bastante interesante. No escribo más. Dejaré que lo vean:
En el enlace directo del video encontrarán más detalles del cómo se hace.
-Ele.

miércoles, 10 de junio de 2009

Vidrios abajo

A las 7:40 a.m. me encontraba subiendo por el puente donde está el "Sol de Caracas" llamado popularmente como "la bola" de Soto. En esa subida veo un motorizado hablando por telefono, nada inusual, sólo que estaba bastante propenso a ser chocado por algún carro despistado.
Continúo mi vía hacia la universidad. Ya iba por el museo del transporte (frente al Parque del Este, que ahora se llama Parque Miranda) cuando comenzó la usual cola por el semáforo que está al final de la vía. Aprovecho las colas para distraerme con el ambiente. 
Mientras estoy en eso, observo por el retrovisor que aquél motorizado que vi en el puente ahora está dos carros detrás de mí. Sus labios pronuncian un agitado "dámelo, dámelo!" mientras sus manos se introducen en la ventana del conductor. Acto siguiente el motorizado toma el Blackberry de la conductora y comienza la marcha. 
Yo, sosteniendo el volante, dudaba si hacer o no hacer algo. Atravieso el carro? toco corneta? qué hago? Los segundos pasaron y el motorizado continúo su zigzagueante viaje a través de los carros en cola.
Desde ese momento me entró una indignación, una furia y unas ganas de llorar. Continue todo mi viaje reflexionando sobre las condiciones tan poco armoniosas de esta sociedad. Cómo es posible que uno no pueda tener su vidrio abajo y hablar por SU teléfono. Porque tiene que verse esto mismo como la explicación de la causa del robo? 
30 minutos luego ya estaba estacionando en mi universidad. Continuaba como impactada por lo rápido del robo, lo tonto (el ni siquiera mostraba un arma) etc. 
Caminando hacia el edificio de la universidad, frente a ésta, en los puestos de comida veo LA MISMA MOTO, subo la mirada y allí está: el ladrón secándose la boca con una servilleta. Acababa de comerse unas ricas empanadas y ya estaba por partir.  Quedé fría ante tal encuentro. Un compañero del motorizado le da una palmadas en el brazo mientras le dice "te vas a ganar unos 'buenos' realitos". Estaba atónita, allí estaba aquél que provocó tantas molestias e indignaciones. El sujeto tomó su moto, la encendió y partió. No detallé su cara, y que mal que no lo hice.
No sé si estuvo mal no hacer algo. Cuál hubiese sido la mejor actitud? eso me gustaría saberlo.
Pero en fin, estas cosas son las que me hacen querer irme de aquí y vivir en una sociedad medianamente armoniosa, donde si a uno le provoca sacar su reloj, celular y bajar los vidrios no tenga que tener un cuadro de paranoia.
-Ele

Mañana lo haré

No aguanto más! 
No soporto más este sentimiento que me divide y me amarga la existencia. Me levanto y pienso: qué haré? Me acuesto y me reprocho: no resolviste, no hablaste. Que molestia.
Mañana lo haré, lo juro. Esto ha llegado muy lejos: hoy por pensar en esta persona que conocí hace unos meses no le respondía los mensajes a mi novio y he sentido en estos días que no puedo decirle "te amo", no me sale con sentimiento, es una especie de apatía.  Parece una tontería y tal vez me esté ahogando en un vaso de agua, pero en coherencia con lo que pienso voy a actuar ya, antes de que haya algún daño. 
Volveré a hablar con mi novio sobre lo que me esta pasado con esta persona que me distrae de él y con la situación en general de nuestra relación. Lo que me parte el alma es que él estos días (y para ponerme las cosas más difíciles) me dice que está súper enamorado. Que cruel es la vida. Justo ahora me dice que me ama más que nunca. No sé en qué parará todo, no tengo un objetivo más allá que decirle: mira, algo está pasando y es esto...
Él ha sido mi amigo desde hace ya 8 años y mi novio por casi 4 años y algo, por lo tanto en justicia a todo lo que nos conocemos, ya es hora de hablar. 
Que terrible es estar en esta encrucijada auto-impuesta. Que triste es ver que tu "felicidad" era tan fuerte como una torre de arena. Lo sé, uno mismo tiene la capacidad-libertad de cambiarlo todo, mas a veces al combo éste le hace falta el valor y la fuerza para afrontar los cambios.
Hoy me siento con un vértigo horrible. A veces la libertad, ciertamente, provoca náuseas.
-Ele.

viernes, 5 de junio de 2009

Indicios de locura

Es la 1:30 p.m. de un viernes. No estoy en la universidad, no estoy en mi casa, no estoy en algún cine o teatro ni en la casa de mi novio. Estoy estacionada frente a un edificio, uno de mis favoritos en Caracas, donde casualmente o causalmente -ya ni sé- vive alguien que desde que conocí mi vida cambió sin poder retroceder. En realidad no lo conocí literalmente ni él a mi, digamos que supe de su existencia, eso es, conocí que existía.
No sé en cuál piso vive - pero creo intuirlo - y mucho menos sé qué carrizo hago ahí estacionada como una imbécil viendo las ventanas que están frente a la entrada. Me pregunto si algún día se asomará. Qué hago si pasa? No sé, pero sigo viendo una ventana. Jaja, tal vez ni viva allí.
Debo decir que no me considero enamorada, aunque quien lea esto puede pensar que sí, pues no lo conozco en persona  y tampoco me imagino a este ser como mi pareja. Pese a esto, es alguien que me parece misterioso, emocionante, muy inteligente, artístico, no sé! tiene algo, tiene algo que me enganchó y que hace que no lo olvide, que hasta averigüe y vaya a su edificio, esto esta mal.
Y es que no saben el conflicto que me aplasta cuando el volante de mi carro se mueve en dirección hacia su casa. Es como una tentación, cuando salgo de la universidad y es temprano lo primero que pienso es: YA SABES A DONDE IRÁS. Y luego un NO! que me hace evitar la tontería de echarme un viaje hasta allá sólo para estacionarme por 3 minutos allí como una turista perdida.
La primera vez que fui a ese edificio no fue en carro -aún no tenía-, fue a pié. Camine bastantes cuadras para llegar allá, eran las 6:00 P.M. Estaba cansada y con una extraña euforia.
Mi cabeza: "¿Pero qué haces Elena?! ¿Qué coño haces aquí un lunes parada en frente de un edificio viendo hacia las ventanas como la propia idiota, qué te pasa?! Estas loca, vete ya! anda, mujer, deja la tontería. Se hace tarde para andar por aquí con todo oscuro - que fastidio la inseguridad caraqueña" Pero eran dos Elenas, la que me decía basta ya y la que se quedaba viendo las ventanas, esperando un no sé qué.  
Me prometí que esa sería la primera y última que hacía algo de este tipo. Nunca en mi vida había hecho esto. Pero fracasé, he fracasado por lo menos tres veces más y hoy fue uno de esos fallos a mi promesa.
Él me atormenta y lo más hilarante es que ni lo sabe, y no fue algo temporal como pensaba, ya he pasado varios meses y nada, no puedo arrancármelo de la mente. 
Bueno, debo ser justa, el único momento cuando no pienso en él es cuando estoy con mi novio. Claro esto no es mucho, sólo veo a mi novio 4 veces al mes por algunas horas, pero son mis momentos de paz. Es cuando digo que no es tan en serio esta cosa que siento. Mas si llegase a pensar en este hombre mientras estoy con mi novio, pues allí mi crisis si sería total. Sería hora de hacer algo extremo.
Sin embargo, estas últimas semanas "el tormento" mental estaba bastante disminuido y ya me sentía tranquila, es decir, pensaba poco o casi nada en el caballero, hasta le comenté a unas amigas que por fin todo estaba "normal" (pero nunca como era antes). Creo que sólo fue un receso que mi mente se tomó para no enloquecer pero de un momento a otro volví a verlo y zas! otra vez! Lo peor es que no lo puedo evitar... prueba de esto: hoy, yo como una estúpida estacionada frente al edificio mientras unos taxistas me veían como sospechosa. Y es que esto es para sospechar. Sospecho que tengo indicios de locura (y sonrío con alegría).
P.D. ¿Que qué pienso sobre él? En cómo sería tener una conversación con este caballero, en ver películas y comentarlas, compartir datos y conocimientos de cine, discutir sobre múltiples temas. Cuestiones de este estilo :D
-Ele.

5 minutos.

1 minuto más tarde saqué el carro del estacionamiento del centro comercial. 1 minuto perdí decidiendo por cuál camino ir. 1 minuto paré el carro porque no encontraba el celular que sonaba en la cartera. 1 Minuto pasó mientras leía el mensaje de mi mamá exclamando que ya era muy tarde. Llegué 1 minuto más tarde a la autopista y hacía 5 minutos que acababan de estrellarse dos carros contra las defensas en la vía que me tocaba transitar, había sangre y vidrios por doquier, unas motos paradas, unos camioneros auxiliando a la gente, una cola repentina, mucha gente curiosa... y 5 minutos que quién sabe si me habrán salvado la vida. Estas cosas pasan todo el tiempo. Esto me pasó el viernes pasado y se me había olvidado comentarlo aquí.
-Ele.

Agenda: Cine

Si no sabes a dónde ir esta semana o te interesa el trabajo de algunos directores como Buñuel, Scorsese, Bergman...etc les dejo aquí esta info. Yo iré a la del lunes, miércoles y jueves, eso es seguro. :D
"CONFORMISMO Y BLASFEMIA"
Muestra que agrupa a obras de Luis Buñuel, Joseph Losey, Martin Scorsese, Mel Brook, Ingmar Bergman y los Monty Python. PROGRAMACIÓN º Domingo 07-06-2009: 5:00 y 7:00 pm PERROS DE PAJA (Straw Dogs, Inglaterra, 1971, 113 min.) Dirección: Sam Peckinpah, con Dustin Hoffman. Tras instalarse en Gran Bretaña huyendo de la violenta Norteamérica, el astrofísico David Sumner (Dustin Hoffman), un hombre que siempre evita las confrontaciones, se ve obligado a usar la violencia para defender a su mujer y su hogar. Obra clave en la filmografía de Peckinpah, "Perros de paja" es un estudio sobre la violencia del ser humano basado en la novela "The Siege of Trencher's Farm", de Gordon M. Williams. º Lunes 08-06-2009: 5:00 y 7:00 pm 1984 (Inglaterra, 1984, 123 min.) Dirección: Michael Radford, con John Hurt y Richard Burton. Segunda adaptación de la célebre novela de George Orwell publicada en 1948 en la cual se imaginó el año 1984 como un mundo totalitario vigilado por “El Gran Hermano”. Winston Smith (John Hurt) soporta una abyecta existencia bajo la continua vigilancia de las autoridades en la Oceanía totalitaria. No obstante, su vida se convierte en una pesadilla cuando prueba el amor prohibido y comete el crimen de pensar libremente. Enviado al siniestro “Ministerio del Amor”, se encuentra a merced de O’Brien (Richard Burton, en su última interpretación), un cruel oficial decidido a dominar sus pensamientos... y a quebrantar su voluntad.  º Martes 09-06-2009: 5:00 y 7:00 pm EL SIRVIENTE (The Servant, Inglaterra, 1963, 115 min.) Dirección: Joseph Losey, con Dirk Bogarde, James Fox y Sarah Miles. Con guión de Harold Pinter, adaptación de la novela de Robin Maugham. Un intrigante y maquinador mayordomo consigue, gradualmente, dominar la vida del señor al que sirve. Ambos pertenecen a distintas clases sociales, pero aprovechándose de sus debilidades sexuales, el sirviente será capaz de manejar a su amo a voluntad. Un tenso y adulto drama psicológico que obtuvo excelentes críticas. º Miércoles 10-06-2009: 5:00 y 7:00 pm LA VÍA LÁCTEA (La Voie Lactée, Francia, 1969, 95 min.) Dirección: Luis Buñuel. Dos peregrinos que atraviesan Francia y España a través del Camino de Santiago se encuentran con una serie de personajes y situaciones que discuten sobre las herejías. Como muchas de las películas de Buñuel, trata de temas como el catolicismo, comunismo y surrealismo. Utilizando el surrealismo y la narrativa no lineal, Buñuel relata la historia de la herejía cristiana a partir de la época de los romanos. A pesar de que se burla del catolicismo, algunos católicos consideran que es una significativa película. Esta ambigüedad respecto a la ideología de Buñuel puede provenir de su formación católica y de las diversas maneras en las que la Virgen se representa a lo largo de la película. º Jueves 11-06-2009: 5:00 y 7:00 pm EL SENTIDO DE LA VIDA (Monty Python’s The Meaning of Life, Inglaterra, 1983, 103 min.) Dirección: Ferry Jones, con John Cleese, Michael Palin, Terry Gilliam. Es la cuarta película filmada por el grupo de comedia inglés Monty Python, conformado por Terry Jones, Terry Gilliam, Eric Idle, John Cleese, Michael Palin y Graham Chapman. La cinta, que muestra el humor corrosivo de los Python, ya un sello de marca, es una serie de sketches que pretenden, de una manera satírica, mostrar las diferentes etapas de la vida y llegar a la conclusión sobre el sentido de la misma. El nacimiento, la educación, la contingencia, la edad madura, la enfermedad y la muerte son temas que son tratados de manera irreverente por los Python, en un tono de comedia musical surrealista. Recibió el Premio Especial del Jurado en Cannes y a pesar de su éxito de público y de crítica marcó el final del grupo. 

jueves, 4 de junio de 2009

Imposible,

De verdad no he podido estudiar. Estoy totalmente desconcentrada. Lo peor es que cada vez que veo mi ventana el sol está más cerca del oeste, que presión tan fastidiosa. Es un ciclo: hay que leer y no lo hago, se hace más tarde, hay más presión. Pienso más en que tengo que leer y me distraigo más con cualquier cosa.
Imposible centrarme en los temas sobre los sistemas políticos y los gobiernos, temas que considero apasionantes, pero que hoy, por alguna razón, no puedo mantener la atención sobre ellos. 
"ELEEENA! FERNANDO! A COMER!"-grita mi mamá-. Ok, parada obligada. Después de almorzar, estudio.

Ya tendré tiempo

Tengo muchas ganas de escribir en el blog un montón de cosas que han pasado. 
De hecho he clickeado "crear nueva entrada" como mil veces pero siempre llegan las obligaciones universitarias a cerrar la pestaña del blog. Por ejemplo ahora, tengo que estudiar para un Quiz de leyes de mañana y me cuesta tanto concentrarme que ya he perdido horas saboteando el estudio: ya sea terminando los diseños de un logo infantil, leyendo un blog nuevo que descubrí, revisando páginas de festivales, pensando en que no quiero crecer, hasta viendo tonterías en facebook.
Una de mis amigas siempre me llama en estos días para recordarme fervientemente que "ya tendré tiempo" para hacer estas cosas y que me ponga "YA!" a estudiar. 
Trataré. Ahí voy, lista para estudiar. Nos vemos cuando "tenga tiempo".
-Ele.

martes, 2 de junio de 2009

Insisto...

¿Por qué tienen que existir estas personas que luego de conocerlas hay un antes y un después?
Mi día ha estado lleno de preguntas. 
Por fin terminé lo de Japón, no saben el alivio que tengo, sólo que eso me costo el no estudiar hoy para el parcial de mañana. 
-Ele.

Ironías

Hoy este espacio lo cedo a una interesante historia, la haré breve, lo prometo.
Esta es la irónica anécdota de una de mis más cercanas amigas. A ella la llamaremos Sutanita.
Sutanita creció rodeada de un ambiente entre turbulento y progresista (vio como su mamá escaló posiciones dentro de una empresa transnacional) mientras su padre descendía en un ambiente autodestructivo. El entorno y sus dificultades hizo de ella una niña más madura, tuvo que afrontar situaciones familiares que recrudecieron su forma de ser; cosas hechas para grandes que lamentable o afortunadamente las tuvo que afrontar de pequeña.
Esa es, básicamente, Sutanita. Pero no es la historia familiar la que deseo relatar aquí sino la de sus aspiraciones laborales. Pienso que ver a su madre trabajar en dicha empresa internacional le inspiró ciertas ganas de seguir sus pasos. Desde que la conozco, Sutanita siempre ha querido, deseado y anhelado pertenecer al equipo laboral de la empresa P&G. La forma ordenada, sistemática y efectiva en como ella lleva las cosas de los estudios, más su pensamiento analítico combinado con una semi-extrovertida forma de ser se parecen a los que poseen los trabajadores de dicha empresa. Es que su mundo, y esto es casi literalmente hablando, gira al rededor de Procter & Gamble. 
Ya entendiendo esto, la anécdota tendrá más sentido.
Unos días atrás la P&G realizó unos foros para que las personas que quisiesen hacer pasantías en la empresa, aplicaran a través de una página web.  Mi amiga aplicó y pasó el primer examen, de hecho nos contó que fue la mayor nota de toda la tanda de personas. Después de dos semanas debía presentar el segundo examen, éste en las instalaciones de P&G  y de sólo 60 minutos. De pasar este examen (un segundo filtro) venía la parte de la entrevista final, de aprobarla pues ya uno estaba dentro. Mientras pasaron las semanas, Sutanita estudió temas lógicos, matemáticos, etc. El examen de 60 minutos era similar a los que se presentan para entrar a las universidades. La alegría de Sutanita era contagiosa. 
Pero es aquí, es estas líneas donde comienza la ironía:
Una joven, a quien llamaré Petra (primer nombre que se me ocurre) - quien es una estudiante de muy buenas notas, que en un momento de la carrera considere como un rival, y ya algún día hablaré de ella.- le preguntó a sutanita cómo era la cuestión de P&G. Petra se había quejado de esta empresa diciendo que absorben demasiado a sus trabajadores, y esto es cierto, pero gracias a las habilidades humanas del cambio pues ella cambió su postura y ahora quería aplicar para entrar a ese mundo absorbente. Sutanita, experta en cuestiones de Procter, le contó. Sin embargo la presencia de Petra descuadró un poco el ambiente. Sin Petra, Sutanita tenía un gran sentimiento de confianza, pero ya cuando Petra anunció que también presentaría la prueba de 60 minutos, comenzó el gusanillo de la autosubestimación en Sutanita.
Llegó el día de la prueba, Sutanita, Petra, y algunos otros compañeros presentaron. Sutanita estaba muy nerviosa antes del examen. Temía que de los pocos puestos vacantes el suyo fuese ocupado por Petra. Le di algunos ánimos. Sutanita presentó. 1 hora después me dijo que el examen estuvo complicado, el resto de personas decían lo mismo. El resultado se sabría en pocos minutos PARÉNTESIS: EL GOBIERNO VENEZOLANO DEBERÍA UTILIZAR ESTE SISTEMA, EN SOLO 20 MIN SE SABE UN RESULTADO. 
La angustia, emoción y miedo duraron 20 minutos. 
Listo, ya se sabe la respuesta: la persona que quedó seleccionada fue... Petra, sí, ella (y otras 2 mujeres más de un total de 25 personas). Mi amiga quedó muy triste, todas sus aspiraciones no pudieron continuar hasta la meta. Ahora debe esperar al año siguiente para aplicar y presentar de nuevo. Es bastante irónico esto. 
Me pregunto por qué a veces estas cosas pasan. Me gustaría saber qué factor actúa en estos momentos donde las dos personas tiene casi las mismas características y las mismas probabilidades ¿Es algo de suerte, de desearlo, de tener aptitudes, de inteligencia, del destino, de qué? Qué es lo que hace que, por ejemplo, Petra quede seleccionada y Sutanita no, o viceversa. 
Esto le pasa, nos pasa, diariamente. ¿Qué es lo que influye en que algunos salgan beneficiado de los otros en condiciones iguales? 
Otro ejemplo, unos carros hacen fila en una gasolinera donde funcionan 3 bombas, sólo 2 están activas. Abren la 3era bomba y el bombero le dice a un carro aleatorio que acaba de llegar a la fila que pase por la bomba 3, luego el resto de carros se colocan detrás de éste. Esta persona aleatoria y que no tenía nada que ver con el bombero -porque me consta - , echó gasolina más rápido que el resto que estaba esperando allí. Entonces, ¿qué factor actuó en esta situación? 
Si alguien me lo pudiese explicar sería fantástico.
-Ele.